Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comNigeria afronta su sexto mundial con el objetivo de superar la valla de los octavos de final en un reto que no se torna impensado: Argentina, Croacia e Islandia, sus rivales en fase de grupos, no afrontan un presente brillante. ¿Las 'Súper Águilas' podrán estar a la altura del cariño que despiertan fuera de la cancha?

    Alonso Cantuarias | @alonso_cantu
    Redactor

Desde que hicieran su debut en las Copas del Mundo en 1994, Nigeria ha sido una selección que despierta simpatía. Ya sea  por la celebración inolvidable de Rasheed Yekini (anotó el primer gol de las Súper Águilas en los mundiales en el 3-0 ante Bulgaria), por el talento y la admiración que despertó Nwankwo Kanu, el peinado de Taribo West o más recientemente por la camiseta que utilizarán en Rusia 2018 (la indumentaria se agotó en apenas tres minutos luego de anunciarse a la venta), el cuadro nigeriano da qué hablar durante los certámenes en los que participa, aunque lo anecdótico supere a lo futbolístico.

Que el verde no sea sinónimo de falta de madurez

En su sexto mundial, el seleccionado nigeriano dirigido por el alemán Gernot Rohr tiene un colectivo interesante aunque sin una figura que acapare los reflectores, como sí lo tienen Egipto (Mohamed Salah) o Senegal (Sadio Mané), por citar dos ejemplos africanos.  Pero lejos de ser una situación que siembre dudas, lo que Nigeria exhibió para llegar a Rusia es para considerarlo.

Sembrado en un grupo que compartió con Argelia, Camerún y Zambia, campeona de la Copa de África en 2012, las Súper Águilas se clasificaron de forma categórica para el Mundial a falta de una jornada. Ya en sus partidos de preparación, el rendimiento del equipo ha ofrecido grandes jornadas como la remontada de 4-2 sobre Argentina o el 1-0 sobre Polonia, pero también resultados preocupantes como la derrota de 0-2 frente a Serbia o el empate 1-1 frente a la República Democrática del Congo.

Plantel definido y ensayos al gusto

 

Con Moses Simon, delantero del Gent de Bélgica, como única baja de consideración, Gernot Rohr ultima detalles en su 4-2-3-1 para hacer frente a Croacia, Islandia y Argentina. En el arco, el titular por el momento es Francis Uzoho (Deportivo La Coruna, España) quien desplazó a Ikechukwu Ezenwa (Enyimba FC, Nigeria).

En la defensa, la línea de cuatro defensores está compuesta por Abdullahi Shehu (Bursaspor, Turquía), William Ekong Troost (Bursaspor, Turquía), Leon Balogun (Brighton & Hove Albion, Inglaterra) y  Brian Idowu (Amkar Perm, Rusia). Estos cuatro jugadores se hicieron presentes ante Inglaterra en el último amistoso en el que cayeron por 2-1 frente a Inglaterra. Otras opciones que manera Rohr en esta línea son  Chidozie Awaziem (Nantes, Francia), Tyronne Ebuehi (ADO Den Haag, Holanda), Elderson Echiejiole (Cercle Brugge, Bélgica)y Kenneth Omeruo (Kasimpasa, Turquía).

En la primera línea de volantes Ogenyi Onazi (Trabzonspor, Turquía), Joel Obi (Torino, Italia) y Wilfred Ndidi (Leicester City, Inglaterra) se disputan dos puestos sin que exista una  preferencia clara. Caso contrario ocurre con el enlace del equipo. Aquí, la experiencia y roce internacional de John Obi Mikel (Tianjin Ted, China) son indiscutibles.

 

Finalmente, el ataque de las Súper Águilas tiene como extremos a Alex Iwobi (Arsenal, Inglaterra) y Victor Moses (Chelsea, Inglaterra) y como nueve neto a Odion Ighalo (Changchun Yatai, China). Las principales alternativas que surgen son Ahmed Musa (CSKA Moscú, Rusia) y Kelechi Iheanacho (Leicester City, Inglaterra), jugadores nada despreciables y que refuerzan la línea más poderosa del equipo africano.

En busca de la consolidación

Nigeria tiene como punto fuerte la fase ofensiva. El equipo de Gernot Rohr busca recuperar la pelota en la mitad de campo adversaria y verticaliza su juego. La pausa la da John Obi Mikel y en Rusia buscará aprovechar el momento dubitativo de sus adversarios para marcar la diferencia. Justamente, el hecho que Argentina no encuentre un funcionamiento colectivo óptimo, y que Croacia e Islandia no consoliden sus propuestas dentro de sus diferentes estilos de juego, son las principales razones para hacer creer que Nigeria puede dar la sorpresa en su grupo y acceder a los octavos de final, instancia en la que llegaron en tres oportunidades y que buscan superar.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy