Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras largas ausencias -unas más que otras- tres selecciones del norte de África retornarán a una Copa del Mundo en la que esperan cumplir objetivos similares. Egipto, Marruecos y Túnez, que no parten como favoritos para clasificar siquiera a octavos, pero apuntan a dar la sorpresa en algunos de sus partidos para hacerse protagonistas.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

No queda duda que las eliminatorias a Rusia 2018 estuvieron marcadas por el sufrimiento que pasaron algunas selecciones para concretar su primera clasificación o de cortar sus ausencias en el máximo certamen del fútbol. Egipto, Marruecos y Túnez no fueron la excepción, pero pudieron ponerle punto final al marcado predominio de las selecciones africanas subsaharianas en las eliminatorias de dicho continente. Este tridente de selecciones sacó pasajes para Rusia donde la suerte los colocó en grupos complicados que -a primera impresión- no les da muchas chances de pasar a la segunda ronda.

Viejo y querido

Aunque parezca raro las tres selecciones del norte de África llegan a Rusia con muchos jugadores que militan en clubes del 'Viejo Continente'. Este factor podría ser determinante en la resolución de los encuentros pues en momentos complicados son los jugadores con más 'galones' los que asumen las responsabilidades. Si bien en este aspecto Túnez se encuentra en un peldaño más abajo que sus otros dos acompañantes no se puede dejar de lado el nivel que sus enlistados les darán a los partidos que disputen durante la fiesta del fútbol. En el equipo tunecino resalta la presencia de Yohan Benalouane del Leicester de Inglaterra; Ellyes Skhiri y Bassem Srarfi del Montpellier y Nice respectivamente.

En Egipto la situación es considerablemente mejor pues tiene mayor cantidad de elementos en ligas de primer nivel, éstos gracias a su excelente nivel tienen mayor protagonismo en sus ligas siendo el más resaltante -de lejos- Mohamed Salah del Liverpool. Con menos presencia en su equipo que en su selección aparece Mohamed El Nenny del Arsenal. El grupo de jugadores más resaltantes lo completan Ahmed El-Mohamady del Aston Villa y Ahmed Hegazy del West Bromwich.

 

Marruecos, por su parte tiene en Mehdi Benati -habitual titular en la defensa de la Juventus- como su principal estandarte en la línea defensiva. Acharf Hakimi del Real Madrid y Karim El Ahmadi del Feyenoord son otros llamados a asumir el protagonismo en la selección marroquí. Un detalle importante en esta situación es la inhabilitación del TAS a Munir El Haddadi para que dispute el mundial defendiendo los colores de Marruecos por haber disputado partidos con la selección de España.

Desafíos parecidos

El sorteo colocó al tridente del norte de África en grupos bastante complicados si el propósito es acceder a los octavos de final. En su retorno a un Mundial tras 28 años de ausencia, a Egipto le tocó compartir grupo con la escuadra local, Rusia; Uruguay y Arabia Saudita. Por lo visto hasta ahora es probable que Uruguay se adueñe del primer lugar y clasifique. Por lo tanto Egipto debería luchar el segundo cupo a octavos ante el elenco ruso en la segunda fecha. Dicho partido enfrentará dos procesos: el de Stanislav Cherchésov -al frente del cuadro europeo desde el 2016- y el de Héctor Cúper -en el banquillo 'faraón' desde el 2015-.

La situación de Marruecos y Túnez no es tan optimista como la de los egipcios pues quedaron emparejados en grupos más complicados y con rivales de mayor tradición mundialista. En el grupo B, el combinado marroquí debutará ante Irán que es dirigida por el portugués Carlos Queiroz desde el 2011 y que fue de las priemeros participantes en inscribir su nombre en Rusia 2018. En la segunda jornada enfrentará a Portugal que llega a la Copa del Mundo como actual monarca europeo tras ganar la Eurocopa del 2016 y ganando el grupo de las eliminatorias europeas.

 

Su participación en la primera fase terminará frente a una España que arrasó en su grupo de eliminatoria relegando a una selección histórica como Italia y que llega al certamen como uno de los favoritos para alzarse con el trofeo. No cabe dudas que las chances de clasificar de los pupilos de Hervé Renard son bastante escasas y lo más lógico sería que defina al tercer y cuarto lugar ante Irán.

Túnez debutará en el grupo G ante una Inglaterra que espera lavarse la cara y dejar atrás su pobrísima participación en Brasil 2014, mundial en el que fue eliminada en la primera fase tras terminar última en su grupo. Los inventores del fútbol llegan a la másxima fiesta del balompié tras hacer una eliminatoria casi perfecta en la que ganaron 8 partidos y empataron dos. Su segundo enfrentamiento será ante Bélgica que clasificó con números casi iguales a los de Inglaterra -9 victorias 1 empate- y que dispone de un plantel de primer nivel con jugadores en los principales equipos de las ligas más competitivas del mundo. Por último, en un partido que debería definir al último de la serie, rivalizará con Panamá, selección que concretará su primera participación en un Mundial.

El panorama para los cuadros norteafricanos no es alentador pero no por eso se les puede dar por descontados. Sorpresas en los mundiales hubieron y seguirán habiendo, quién sabe y una de estas selecciones ingresa a este siempre recordado grupo.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy