Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras el estrepitoso fracaso en Brasil 2014, España afronta una nueva Copa del Mundo con aires renovados y hambre de triunfo. Julen Lopetegui ha conseguido en menos de 4 años reestructurar a la ‘Furia Roja’ y en Rusia se alzan como favoritos.

{autor_juandiego_gilardi}

El 18 de junio de 2014 a los 43’ del primer tiempo se escribió el certificado de defunción de la España de Vicente del Bosque. Aquel equipo que dominó con puño de hierro Europa y el mundo entre 2008 y 2012 cayó de rodillas ante Chile y certificó su eliminación del Mundial con el segundo gol de los sureños a cargo de Charles Aranguiz.

Apenas 5 días antes, Holanda, dirigida por Louis van Gaal, había dado la sorpresa ante el mundo entero y la revancha de la final de 2010 golpeó 5 veces al vigente campeón y lo mandó a la lona. Resultado sorpresivo para algunos, pero no para aquellos que venían siguiendo los pormenores del cuadro hispano desde aquel 4-0 en la final de la Eurocopa 2012. Vicente del Bosque había buscado proteger y premiar a aquellos que llevaron a los ibéricos a lo más alto y eso le termino jugando en contra. Iker Casillas, Xavi Hernández, Xabi Alonso, David Villa y Fernando Torres parecían más glorias del pasado que futbolistas profesionales en las canchas brasileñas. Con una insípida goleada por 3-0 ante Australia, se despidió el famoso ‘Bigotón’.

El ambiente

En ese estado agarró la selección Julen Lopetegui. Y en menos de 4 años ha logrado una revolución impresionante. Tras la salida de la vieja guardia, el técnico español rescató a aquellos futbolistas que todavía podían jugar en la élite y le dio protagonismo a los olvidados: Isco, Thiago Alcantara, David de Gea, Dani Carvajal, entre otros. Su equipo cuajó una Eurocopa 2016 decente y desde aquella derrota ante Italia, no han vuelto a mirar atrás.

 

Lopetegui ha dejado claro que busca momentos y no recuerdos. A Álvaro Morata lo ha borrado tras un pésimo 2018 y ha convocado a dos delanteros con poca experiencia internacional pero que fueron protagonistas esta temporada: Iago Aspas y Rodrigo. A esa sangre fresca -que no joven-  le ha sumado la jerarquía que le pueden dar Sergio Ramos, Gerard Piqué y Andrés Iniesta. Además, le ha otorgado protagonismo a uno de los futbolistas españoles olvidados con mayor talento: David Silva.

Así, pragmático y atrevido, Lopetegui ha construido un claro candidato a levantar el trofeo en Moscú. Su equipo ya no solo es aquel de toque y toque que había dibujado Del Bosque, también cuenta con transiciones muy veloces y futbolistas capaces de desequilibrar en ataque. El grupo, más allá de Portugal, no debería presentar mayor problema. El camino está casi despejado hasta cuartos de final donde, hipotéticamente, se encontraría con Argentina. Y ya se conoce lo que pasó la última vez que se cruzaron.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: AP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy