Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comInglaterra vive momentos de euforia a nivel de selecciones luego de consagrarse en los mundiales Sub-17 y Sub-20. ¿La fiebre juvenil alcanzará también al combinado absoluto?

Adrián Cabrejo | @adriancabp
Editor

No es común que un país gane en un mismo año los dos mundiales a nivel juvenil. Inglaterra lo consiguió en 2017 y se convirtió en la primera selección en alcanzar esa marca. Con el equipo dirigido por Gareth Southgate a puertas de una nueva Copa del Mundo, la pregunta es si el fútbol inglés podrá mantener esa racha ahora a nivel absoluto.

Fiebre que no alcanza

El trabajo formativo que realizan los clubes ingleses se encuentra entre los mejores del mundo. Por eso no sorprende que Inglaterra sea el monarca de las dos categorías juveniles más importantes. El problema se encuentra cuando los futbolistas tienen que dar el salto desde los torneos juveniles hacia el profesionalismo.

Si bien la FA intenta año tras año mejorar la competitividad de sus torneos de reserva, estos resultan ser soporíferos y frenan el crecimiento de algunos jugadores que no tienen espacio en la Premier League por la cantidad de futbolistas importantes que llegan a los principales clubes.

 

Por eso cada día más jóvenes ingleses buscan oportunidades en el exterior. Un gran ejemplo es Jadon Sancho, mediocampista londinense de 18 años que abandonó la cantera del Manchester City para enrolarse al primer equipo del Borussia Dortmund.

Plantel insípido

Por el presente de los seleccionados juveniles de Inglaterra es indudable que serán candidatos en el Mundial del 2022, pero resulta complicado creer que tendrán alguna oportunidad en Rusia. El equipo de Southgate no cuenta con arqueros que atajen en clubes élite. Jack Butland, Jordan Pickford y Nick Pope atajan en el Stoke City, Everton y Burnely.

En defensa y en el centro del campo encontramos las mismas carencias, con algunos pocos nombres que resaltan como Gary Cahill del Chelsea y John Stones del Manchester City. Donde sí pueden marcar diferencias es en ataque con jugadores como Raheem Sterling del Manchester City y Harry Kane del Tottenham.

Yo no sé mañana

 

Inglaterra todavía tiene que transitar un largo camino para ser considerada como una candidata al título del Mundial. En su plantel se encuentran algunos nombres interesantes, pero su nómina no muestra un plantel lo suficientemente competitivo como para pelear en las instancias más decisivas. Si bien tienen artillería suficiente para hacer daño en ataque, la pregunta es quién les pone pelotas a esos delanteros.

Por ahora Inglaterra debe caminar con lo que tiene hasta que se produzca el recambio generacional que le abra el camino a los Jadon Sancho, Fikayo Tomori, Dominic Calvert-Lewin, Dominic Solanke, entre otros.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy