Composición fotográfica: Víctor Sierra / DeChalaca.comCon dos nuevas anotaciones del inspirado Byshovets, la URSS venció sin mayores sobresaltos por 2-0 a El Salvador. El equipo de Gavriil Kachalin aseguró su clasificación a cuartos de final con prometedoras perspectivas.
Gianni Rivera | @gianni_rc
Redactor

Bajo una lluvia atípica para estas épocas, las selecciones de la Unión Soviética y El Salvador dieron inicio a la tercera fecha de la fase de grupos. El majestuoso Estadio Azteca esta vez manifestó baja asistencia de público, con los mexicanos a la espera del decisivo partido de su selección ante Bélgica. Por eso, la mayoría de los presentes en las tribunas correspondía a los afanosos hinchas guanacos que soñaban con regresar a su país al menos, si no con una victoria de su equipo, aunque fuera con un gol. Pero la historia no fue tan generosa con ellos.

A pesar de su necesidad de asegurar el primer lugar del grupo, el elenco soviético salió al campo con mucha tranquilidad y ejecutó con seguridad su plan de juego basado en el ataque directo -en especial por las bandas- y la asfixiante presión colectiva para apoderarse rápidamente del esférico. La 'Selecta’ no modificó en absoluto su estrategia inicial en el torneo: orden defensivo a ultranza y el contragolpe cómo arma principal para el ataque. 

Así, a medida en que transcurrían los minutos, el ataque europeo se volvía más fuerte, con un encendido Vitali Khmelnitsky en generación de estragos en el sector defendido por el lateral derecho guanaco Roberto Rivas, y  Anatoly Byshovets como hombre conductor y, al mismo tiempo, desequilibrante. Las jugadas de peligro en el arco salvadoreño se hacían cada vez más constantes, pero el sacrificado meta Raúl Magaña empezaba a deslumbrar por sus vitales atajadas. La jugada más clara en el primer tiempo fue un desborde del mismo Khmlnitsky que terminó con un centro preciso al punta Anatoly Puzach, desviado espectacularmente por el guardameta salvadoreño.

Flamenco Cabezas intentó desbordar algunas veces, pero fue fácilmete repelido por la zaga soviética. (Foto: Pinterest) 

A pesar de las opciones nítidas de gol para los soviéticos, la resistencia centroamericana se mantenía firme. Y si bien El Salvador no tenía fuerza en ataque, cumplía con su objetivo inicial: mantener la valla en cero. Pero como en todos sus encuentros, esa voluntad de lucha y agresividad defensiva de los cuscatlecos se vio doblegada en el complemento. No pasaron ni 10’ para que el potente Byshovets anotará el primero de la tarde: tras habilitación al espacio del '14' Vladimir Muntyan, el goleador soviético superó a una desordenada zaga salvadoreña y emprendió una veloz corrida que culminó con una soberbia definición de zurda.

Con la ventaja en el marcador y un acertado cambio del estratega Gavriil Kachalin -envió a Gennadi Yevryuzhkhin para ganar profundidad por el carril derecho-, la escuadra euroasiática afianzó su dominio en lo que restaba del partido y se la pasó prácticamente jugando en campo rival. Sin la posesión del balón y carentes de argumentos ofensivos más allá de la inspiración de Mauricio ‘Pipo’  Rodríguez, Salvador Flamenco Cabezas y Jaime Portillo, los guanacos apelaron a los remates desde lejísimos para intentar asustar la valla soviética, pero fueron intentos en vano.

En realidad, el partido finalizó a falta de 16', cuando Byshovets -de nuevo gracias a una gran habilitación de Muntyan- se abrió paso en el área centroamericana y venció al felino’Magaña con un rasante derechazo que por poco el golero no desvió. A partir de esta anotación, la URSS no disminuyó su ritmo, pues seguía presionando y atacando con agresividad por los carriles exteriores, aunque ya nada movería el marcador.

La celebración del gol que abrió la victoria de los soviéticos, nuevamente obra de Byshovets. (Foto: Pinterest) 

De esa manera, la máquina soviética obtuvo una cómoda victoria que no le da la clasificación a cuartos de final, sino también lo ubica como el primero del Grupo A a la espera del resultado entre México y Bélgica. Sin mucho espectáculo pero con dos jugadores distintos como Muntyan y Byshovets que se encargan de aportar la dosis de calidad y fútbol a su propuesta colectiva, el gigante tras la cortina de hierro espera tranquilo a su rival en la siguiente fase. Los salvadoreños, por su parte, se despiden de México sin goles ni puntos; sin embargo, se mostraron como un conjunto combativo y aguerrido que, lamentablemente, fue incapaz de complementar su capacidad defensiva con mayores ideas en ataque.

Los Goles

Composición fotográfica: Víctor Sierra / DeChalaca.com
Fotos: Pinterest


Leer más...

La ficha del URSS 2 - El Salvador 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy