Composición fotográfica: Víctor Sierra / DeChalaca.comAlemania Federal obtuvo un laborioso triunfo de 2-1 sobre la atrevida selección de Marruecos. Aunque el juego fue de absoluto dominio de la 'Mannschaft', los norafricanos asustaron al ponerse en ventaja y luego salvaron su portería con relativa eficiencia.
Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

Desde el silbatazo inicial lo esperado se cumplió. Alemania Federal mostró un juego bien estructurado y eficiente en la producción de ataques y en el manejo de la volante frente a Marruecos, que soportó sobre la base de capacidad física el ritmo del partido y terminó por desvanecerse en el primer tiempo. Porque aunque la 'Mannschaft' tuvo un traspié en la última Eurocopa -cuando acabó eliminada en la fase de grupos- era previsible un cómodo triunfo antes los 'Leones del Atlas' que no solo son debutantes en mundiales sino que no han clasificado a la Copa Africana de Naciones de este año.

Pero imponer los supuestos significó a los teutones más de un padecimiento, lo que acaso explica la emotividad con que celebraron el triunfo, graficada en el fuerte abrazo entre Gerd Müller y Uwe Seeler al finalizar el encuentro. De hecho, si alguien observaba solo los primeros 15 minutos de juego y luego averiguaba el resultado final, le parecería extraño el 2-1. Wolfgang Overath se apropió del mediocampo: tomaba el balón antes del círculo central y ejecutaba los principales ataques alemanes, con precisos pases en búsqueda de Sigi Held y del dúo Seeler - Müller. Había una superioridad muy marcada.

Así, cuando todo parecía que el primer gol llegaría rápido para los dirigidos por Helmut Schön, un descuido en la banda defendida por Klaus Fichtel permitió a los marroquíes explotar su velocidad. Desde la izquierda, un centro de Mahjoub Ghazouani que no implicaba riesgos produjo un grueso error defensivo: Willi Schulz quiso pasársela a su arquero Sepp Maier con la cabeza, pero más bien dejó habilitado a Jarir Houmane para que este sorprendiera a todo el estadio Guanajuato.

Overath se interna al área marroquí. El volante fue todoterreno y conductor del triunfo de su equipo. (Foto: Pinterest) 

Igual, la anotación no modificó el trámite. Overath siguió al mando de la situación y fabricó la ocasión más evidente, pues dejó sin marca y en el borde del área chica a Müller, quien remató a quemarropa: con vistosa reacción, el golero Allal ben Kassou despejó el balón, y así se consolidó el asombroso triunfo parcial de Marruecos. Pero tras el descanso, la velocidad y la fuerza creativa de los africanos descendió. Los alemanes, con una gran entrada de Held por el borde del área, encontraron libre a Müller para asistir a Seeler, quien cayéndose logró vencer a Ben Kassou.

Fue entonces cuando a los marroquíes empezó a pesarles el cartel de primer equipo africano en el torneo en más de tres décadas. Sus débiles arremetidas comenzaron a involucionar a aumentos de sus desaciertos defensivos, que casi permitieron que Müller llegara rápidamente al segundo: un remate del 'Bombardero' chocó en el palo. En la siguiente, a falta de 10 minutos, el goleador del Bayern Münich concretó la voltereta.

Lo cierto es que entre Overath como mariscal todoterreno y Ben Kassou rechazando hasta cinco clarísimas ocasiones en contra de su arco se consumó un resultado lógico. Pero lo más importante de la tarde en León es que lo visto fortalece las posibilidades de Perú de clasificar a cuartos de final, pues solo derrotando a Marruecos en la siguiente jornada lo conseguiría, rival que dejó de ser incógnita y cuyas notorias debilidades pudieron ser vistas por el plantel peruano desde las tribunas del 'Nou Camp'.

Los Goles

Composición fotográfica: Víctor Sierra / DeChalaca.com
Fotos: Pinterest


Leer más...

La ficha del Alemania Federal 2 - Marruecos 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy