Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com 

¿Qué sería de Brasil sin el amague, la magia, la donosura de Garrincha por la banda derecha? ¿Cómo sustituiría el 'Scratch' al mejor socio de Pelé, al arquetipo de sus desbordes y alimentador principal del '10'? Gran incógnita que en el Perú había comenzado a despejarse desde los -violentos- amistosos del año pasado, pero que al mundo entero solo le quedó claro después del 4-1 del miércoles 3 sobre Checoslovaquia.

La respuesta tiene nombre largo como el de todo brasileño: Jair Ventura Filho (Rio de Janeiro, 25 de diciembre de 1944). Para simplificarla dígale Jairzinho, y sepa usted que viene por cortesía del propio Botafogo que parió a 'Mané'. Allí brilla y metido en el área, pero como en el 'Scratch' tiene que dejarle el lugar a Pelé, hace como Tostao o Rivelino y se le acomoda al lado a 'O Rei'. No por la derecha, como iba Garrincha; sino más a la izquierda y a veces para incluso terminar resolviendo más que el astro del Santos. Así pasó ante los checoslovacos, en un partido que Brasil tuvo cuesta arriba pero en el que se demoró para encontrar la ruta del gol. Hasta que la ventaja clara permitió que el apodado 'Furacão' se despachara a sus anchas.

En el primer gol, lo que hizo fue maravilloso. Rompió la línea del offside de los europeos y quedó frente a frente del golero Ivo Viktor, ante cuya salida le sombreó el balón para luego dormirla de pecho y mandarla a guardar. Luego, sentenció la goleada con un sensacional emprendimiento individual, tras sortear a tres rivales y cruzar el esférico desde el borde del área. Desde el comienzo, el campeón de 1958 y 1962 da la hora, y las agujas por ahora apuntan al número '7'.

Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy