Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUniversitario vuelve a la Libertadores y se enfrenta a Oriente Petrolero. Parece un deja vu, pues los cremas -con limitaciones parecidas a la de 2003- se enfrentan al cuadro dirigido por Néstor Clausen, quien vuelve al club tras 15 años y que, paradójicamente, fue cesado luego del primer enfrentamiento ante la 'U'.

 

Rodrigo Álvarez | @RodAlvarezV
Redactor

Existen buenos y malos recuerdos de 2003, un año generalmente extraño para la hinchada merengue, porque después de la obtención del Apertura 2002 -y la clasificación a la Copa Libertadores- el equipo se reforzó como pudo con miras al torneo continental, pero no trascendió como se esperó.

En 2018 vuelve a verse las caras ante un viejo y conocido rival, ante el que le tiene un saldo favorable en el certamen. Además, en otra situación similar, tendrá en frente al mismo entrenador de esa vez, un excampeón del mundo que dejó riendas sueltas y vuelve por el desquite.

De ida a sacar petróleo

Después de afrontar un 2002 muy duro, a la 'U' le tocaba la Copa Libertadores. Con las salidas de Ángel Cappa, José del Solar, Roberto 'Nuno' Molina, Oscar Ibáñez, Santiago Acasiete, Martín Vilallonga, entre otros, Universitario ponía todas sus balas a lo que le quedó de su plantel. Fue el debut Racing en Lima que acabó 1-1. Y posteriormente le ganó 2-0 a Oriente Petrolero, aquel partido -también disputado en el Monumental- es recordado por forzar el despido de Néstor Clausen como DT por malos resultados, y quien este año vuelve a toparse con los cremas buscando -seguramente- la revancha personal.

Paul Cominges tuvo un partido aceptable ante Oriente Petrolero. Sin embargo, pasaría a ser el villano semanas después. (Foto: revista El Gráfico Perú)

Jorge Artigas, de lo más destacado en cuanto a refuerzos extranjeros esa temporada, convirtió el 1-0 a los 30’ vía penal, mientras que el ‘Chino’ Jorge Huamán selló la victoria a los 65’ con un soberbio disparo de derecha. Así, Universitario se alcanzó lo más alto de la tabla tras el triunfo de Racing por 2-1 sobre Nacional de Montevideo.

El elenco albiverde llegó con un cartel importante desde el altiplano: clasificó como subcampeón por encima de The Strongest y solo superado por Bolívar, que tenía en sus filas al goleador Joaquín Botero. Aquella campaña pudo ser histórica para ambos, pues Universitario vivía una crisis institucional, mientras que los refineros adoptaron la postura de un candidato.

El experimentado guardameta Leonardo Fernández vivía su segunda temporada en el equipo cruceño, además de los defensas Lorgio Álvarez, Ronald Arana y Raldés. La mitad de chancha estaba poblada por Raúl Justiniano, Gerardo Reinoso y Rubén Melgar entre los destacados, además de ser de los pocos equipos que contaba con un europeo en sus filas como Cédric Anselin, volante francés. Arriba nada más y nada menos que Juan Carlos Arce y el actual DT de San Lorenzo de Almagro, Claudio ‘Pampa’ Biaggio, eran los atacantes.

Se dio una vueltita

 

  

 

Al cierre de la primera rueda, la ‘U’ tenía 4 puntos de 9 y Oriente no había sumado unidades. El equipo crema iba con la obligación de sumar para asegurar un lugar en la siguiente ronda, pero obtuvo solo empates que lo dejaron fuera de competencia. El elenco refinero -ya sin Clausen y con Antonio Gottardi en el banquillo- no tenía nada que perder, así que fue juez de los cremas en un 2-2 muy recordado para ambos, ya que fue el único punto que sumó el equipo boliviano en toda la Libertadores y dejó prácticamente sin chances a Universitario, quien dependería de otros resultados para seguir avanzando de ronda.

El 1-0 llegó por medio de Roger Suárez -en aparente posición adelantada-, pero se manifestó la visita con el golazo de Paul Cominges, quien pasaría de héroe a villano. Jean Ferrari y Claudio Biaggio también aparecieron en el marcador para establecer el 2-2.

En el último minuto del partido se suscitó una mano de Martín Hoyos en el área, tras un pivoteo del joven Hernán Rengifo. Cominges tomó la responsabilidad del penal, se puso frente al 'Gato' Fernández, disparó de derecha y la pelota se perdió por muy poco. Fin de la historia para la ‘U’. La Libertadores terminó el 16 de abril para Universitario. Poco después sería despedido Ricardo ‘Tato’ Ortiz, quien como jugador fue ídolo del Defensor Sporting y llegó de manera urgente a asumir la DT de un equipo bastante golpeado en lo económico, institucional y hasta futbolístico.

Néstor Clausen vuelve a Oriente Petrolero y sabe que el encuentro ante Universitario es muy especial. (Foto: Deporte Total Bolivia) 

De ese año, esos partidos y esa Libertadores existen muchas historias, que tal vez vuelvan a ser vinculadas, como el retorno tras 15 años de Néstor Clausen a la dirección técnica de Oriente Petrolero, tras una salida por malos resultados y una derrota en Lima que recordará al pisar nuevamente el Monumental; a su vez, pasará por la mente de los hinchas cremas ese penal de Paul Cominges y la pregunta del qué habría pasado si lo convertía.

Está claro que pudo ser una campaña histórica por todo lo que vivió la ‘U’ previo a esa participación, pero se quedó atrás. Solo queda mirar adelante, tal vez comparar las situaciones de la ‘U’ versión 2003 y versión 2018, por la salida de sus referentes, por el debut forzados de los chicos, y por una Copa Libertadores que puede ser histórica para los de Ate, dado que es otro partido, y en consecuencia otra historia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AP, Deporte Total Bolivia


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy