Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl duelo que se jugará hoy entre Alianza Lima y Boca Juniors presenta un especial antecedente: el equipo íntimo ya le ganó a los xeneizes en el Estadio Nacional en un amistoso disputado en el verano de 1960.
Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

En 1960 se disputó la primera edición de la Copa Libertadores, torneo en el que equipos de distintos países podían medir fuerzas de manera oficial y recibir trofeos por ello. Antes de que se cree dicho campeonato, por lo tanto, y considerando la reducida comunicación y acceso a la información del resto del continente, la única manera de competir de manera internacional y de compararse con equipos de afuera era haciendo giras y jugando amistosos que tenían un valor mayor al que tienen hoy en día.

Beni...tes pero

Fue precisamente en 1960, pero antes del inicio de la Libertadores, que Alianza Lima y Boca se enfrentaron en el Estadio Nacional en un partido que si bien no era oficial, había generado mucha expectativa. Para aquella noche del sábado 12 de marzo jugaría Víctor Benites, reciente fichaje del cuadro xeneize y proveniente de los íntimos. Óscar Gómez Sánchez, quien también jugó en los dos equipos, habló en la previa. Alianza, además, había intentado reforzarse con el portero de Sporting Cristal Rafael Asca, pero sus pretensiones económicas fueron muy altas.
Alianza Lima formó con Adolfo Riquelme en el arco; el capitán Guillermo Delgado como back central, en los lados los jugadores rimenses José Allén y Alberto del Solar; en la volante estaba Juan de la Vega y el quinteto de ataque lo conformaban Félix Castillo, Guillermo Barbadillo, Fernando Oleachea, Vides Mosquera y Ricardo Quiñonez. En la banca, esperaba su oportunidad nadie menos que Valeriano López.

Félix Castillo cambia banderines con Antonio Ubaldo Rattín. Fueron los capitanes del Alianza Lima - Boca Juniors. (Recorte: diario La Crónica) 

Boca, que venía de ganarle en sus amistosos 2-0 a Sao Paulo y 1-0 a Tigre e Independiente, formó con Roma, Benites, Heredia, Davoine, Rattin, Isella, Rodríguez, Sasía, Mansilla, Lugo, Garaval. El equipo era dirigido por Carlos Sosa y venía bastante bien: había cerrado de manera correcta el torneo de 1959 y ganado todos sus partidos de preparación.

Ambiente de grandes

A las 21:30, con 13 mil espectadores y arbitraje de Friedrich Mayer, se dio inició al partido. El trámite era parejo en sus primeros minutos y el primer tanto llegó para Alianza a través de Oleachea, quien ejecutó bien un penal bien sancionado al minuto 12. El empate xeneize, sin embargo, cayó rápido: fue José Sasía el que a los 20’ puso el 1-1 con golpe de cabeza.

Después del tanto de la igualdad el cuadro blanquiazul se soltó y comenzó a atacar y a vulnerar la defensa rival con suma facilidad. Así llegaron los dos goles de Mosquera al 33 y al 35’, uno de ellos producto de un espectacular remate de tijera que venció al arquero Roma. Con un 3-1 totalmente justificado terminó el primer tiempo.

Fernando Olaechea marca de penal para Alianza Lima. (Recorte: diario La Crónica) 

Ya para el complemento, la tónica se mantuvo y el dominio aliancista se acrecentó. E equipo peruano pudo incluso aumentar la cuenta, pero se le anuló injustamente un gol de cabeza a Valeriano López, que había ingresado minutos antes por Oleachea.

El resultado se quedó así y los íntimos celebraron el triunfo, seguramente mucho más de lo que se celebraría un amistoso hoy en día. Si bien nada garantiza que esto pueda repetirse cuando la situación se vuelve a presentar 58 años después, el antecedente, por lo menos, ya existe.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy