Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comColo-Colo hizo respetar su localía y venció sin pasar mayores apuros por 2-0 al Bolívar con un doblete del experimentado Esteban Paredes. Con este resultado, el conjunto albo tiene las chances intactas de avanzar a octavos de final.

Bruno Chirinos | @BrunoChirinos2
Redactor

ALBOS AL ATAQUE. Los primeros quince minutos del encuentro fueron de dominio total del Colo-Colo: siempre bajo la conducción del juego por medio de Jorge Valdivia, el conjunto albo tomó el protagonismo del partido y tuvo al Bolívar replegado en su cancha. Los locales atacaban con ocho hombres, puesto que sus laterales Matías Zaldivia y Gonzalo Fierro se proyectaban bastante en ataque. El golero Romel Quiñónez terminó por ser pieza clave para mantener el 0-0, puesto que sus compañeros entraron un tanto dormidos al partido.

BAJADA DEL ACERELADOR. Conforme pasaron los minutos, Colo-Colo empezó a mostrar mucha menos sorpresa en ataque, puesto que sus salidas eran lentas y las transiciones para ir hacia adelante se tornaron predecibles para el Bolívar, que si bien empezó a recuperar más el balón con Leonel Justiniano y Erwin Saavedra como jugadores principales en esa labor, no logró contraatacar de la mejor manera. La primera línea de volantes del equipo albo –conformada por Jorge Valdivia y Carlos Carmona– dejaba muchos espacios para que el cuadro boliviano se aproxime al arco de Agustín Orión, pero no tuvieron la precisión suficiente en el último cuarto de cancha para el último pase.

PAREDES INTERMINABLES. El partido parecía que se iría con el marcador igualado 0-0 al descanso, pues ambos equipos no mostraban un fútbol rápido y los jugadores que eran los llamados a desequilibrar por las bandas en Colo-Colo no parecían ser la solución para llegar al arco defendido por Quiñónez. Fue a los 30’ que un buen pase largo de Carlos Carmona llegó a los pies de Gonzalo Fierro, quien en primera se la dio a Esteban Paredes para que defina el 1-0 ante la salida del golero boliviano. Minutos después, si bien el trámite continuaba siendo el mismo, un error en del defensor Pablo Pedraza permitió que nuevamente Paredes anotase su segundo gol del encuentro. Sorpresa en el Monumental, puesto que el partido estaba muy equilibrado.

 

AL RITMO COLOCOLINO. La segunda mitad, si bien tuvo varios cambios en ambos equipos como el ingreso de Pedro Azogue en la segunda mitad por Erwin Saavedra en la visita y de Octavio Rivero por Jorge Valdivia en el cuadro chileno, se tornó un poco lento y un tanto aburrido, porque Colo-Colo no volvió a tener el ritmo de los primeros minutos del primer tiempo. Por su parte, el conjunto boliviano no tuvo mayores chances en la segunda mitad y tuvo en ningún pasaje del segundo tiempo mayor posesión de la pelota. Los dirigidos por Héctor Tapia no fueron lo suficientemente ambiciosos como para buscar el tercer gol, mientras que la visita no encontró en sus cambios una manera de siquiera acercarse al arco del golero Orión y al menos descontar.

UN GOLEADOR INOXIDABLE. Esteban Paredes -quien terminó por ser el capo del encuentro- además de darle la opción de luchar por un cupo a octavos de final en caso de vencer al Atlético Nacional en la última jornada, logró un récord con los dos tantos anotados: se convirtió en el máximo goleador histórico chileno en Copa Libertadores, pues llegó a las 22 anotaciones, por lo que desplazó a Francisco Valdés ídolo del Colo-Colo que tenía 20 dianas en esta competición.

Fotos: Prensa Colo-Colo


Leer más...

La ficha del Colo-Colo 2 - Bolívar 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy