Foto: ConmebolEn el Metropolitano de Barranquilla, Guaraní hacía su partido y se llevaba un buen resultado, pero una expulsión irresponsable de su delantero Pablo Velázquez cambió las cosas y permitió a Junior ganar 1-0. Por la ventaja mínima y lo visto en el trámite, la llave se mantiene abierta.

Kenny Nagahama | @Kenny_Nagahama
Redactor

JUNIOR, NO CHIQUILLO. Tras superar a Olimpia en la fase 2 sin muchos inconvenientes, Junior partía como favorito frente a un Guaraní que venía de superar a un rival muy accesible. De esta forma, el 'Tiburón' salió con todo a la caza, y en los pies de Teófilo Gutiérrez tuvo la más clara, pero esta jugada -al igual que otras dos más- fue bien resuelta por el portero Víctor Centurión, uno de los puntos más altos de Guaraní.

ESTABA ESPERANDO. Pasada la media hora de juego, el 'Aborigen' comenzó a salir un poco más silenciosamente, hasta que sobre los 38' la primera proyección del lateral derecho Robert Rojas terminó en un fuerte disparo de Gabriel Esparza que resolvió correctamente Sebastián Viera. Esta jugada sería el primer indicio de que el cuadro visitante no se quedaría atrás todo el partido. Inclusive, minutos después, hubo una mano de Rafael Pérez tras un remate de Jorge Morel que no fue considerada como penal por Leodán González.

AHORA MANDO YO. Desde los primeros minutos del segundo tiempo, ya era evidente que lo de Guaraní fue de menos a más, y Junior no lograba entrar al área rival. Por el contrario, la vista aprovechaba para intentar salir rápido, principalmente con el zurdo Esparza. De esta forma llegó la más clara que tuvo: un mano a mano de Rojas tras un pase preciso de Rodolfo Gamarra, que finalmente ganó el portero Viera.

Yimmi Chará celebra el gol del triunfo ante Guaraní. (Foto: Conmebol) 

SE PINTÓ DE ROJO. Las cosas iban muy bien para el 'Aborigen', mientras se percibía la desesperación en los de Barranquilla. Pero increíblemente -y de la nada- el '9', Pablo Velásquez, agredió a un jugador rival en una dividida en la media cancha y al lado de la línea lateral, por lo que se ganó correctamente la tarjeta roja. Esto fue el punto de quiebre del encuentro, pues su equipo se metió por completo en su cancha a aguantar el resultado.

POR ABAJO, TIBURÓN. Los minutos posteriores a la expulsión de Velázquez eran básicamente Junior moviendo el balón de un lado a otro en campo rival, hasta tirar un balón aéreo que era despejado sin inconvenientes por la defensa de Guaraní. Sin embargo, una de esas sucesiones de pases no terminó en pelotazo, sino en un pase preciso de Gutiérrez, muy bien aprovechado por el ingresado Luis Díaz, quien asistió a Yimmi Chará, y el habildoso colombiano lo resolvió con paciencia y calidad. Bastó una jugada bien elaborada -y con paciencia- para romper el cerrojo visitante. No obstante, la ventaja es corta, y el 'Aborigen' mostró hoy en el Metropolitano que tiene argumentos para darle vuelta en casa.

El Gol

Foto: Conmebol


Leer más...

La ficha del Junior 1 - Guaraní 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy