Foto: Prensa Atlético ParanaenseCon soberbia actuación de Tomás Andrade, Atlético Paranaense pasó por encima al Wilstermann de su extécnico Miguel Ángel Portugal, que lució tan pobre en ofensiva como endeble en defensa. El 'Furacão' fue efectivo en ambas áreas y si no pasó del 4-0 fue solo por el meta aviador Arnaldo Giménez.

El Capo: El balón siempre a Andrade

Gran partido del argentino Tomás Andrade. El '8' movió los hilos de Atlético Paranaense y casi siempre apareció en escena ante cualquier jugada de peligro causada por el ataque rubronegro. Además de anotar de zurda a los 35'. el popular 'D'Alessandrito' buscó asociarse bien con su compatriota Marco Ruben, Rony y Renán Lodi, los hombres más desequilibrantes del 'Furacão'. Vale destacar como individualidad en la visita lo del guardameta Arnaldo Giménez, quien evitó que la caída de su equipo fuera más estrepitosa.

La Pizarra: En casa no hay que especular

Atlético Paranaense salió con una formación ofensiva. Conociendo sus capaciades, su condición de local y las características del rival, Tiago Nunes colocó un solo hombre de contención y fue agresivo por las bandas. No solo los extremos Rony y Nikao se proyectaban constantemente, sino que también lo hacían los laterales Renán Lodi y Jonathan.

Por su parte, con un 4-trapecio-2 Jorge Wilstermann saltó al campo con la idea de confomar un bloque en el mediocampo. Sin embargo, el equipo de Miguel Ángel Portugal -quien enfrentó a su exclub- se vio fácilmente vulnerado e hipotecó a su arquero las tibias chances de resistencia que ofreció en el Arena da Baixada.

La Clave: Sin fin de ocasiones

Marco Ruben y Nikao estuvieron intratables en el ataque de Atlético Paranaense. (Foto: AFP) 

No es un secreto que en el fútbol, mientras más situaciones se generen y más cerca al arco contrario se juegue, habrá más chances de anotar. Esto pasó con Atlético Paranaense, que decidió bien por jugar adelantando líneas y sin dejar salir cómodamente al cuadro aviador, que cometía errores forzados en los pases y despejes ante la buena cobertura del 'Furacão'. Del mismo modo, la facilidad con la que los de Tiago Nunes generaban situaciones de peligro era notoria.

El Tapadón: A quemarropa

La noche del arquero Giménez fue destacada a pesar de que encajó cuatro dianas. Primero se mandó un atajadón a quemarropa tras un remate fortísimo dentro del área grande a los 12', y luego tuvo otra buena respuesta tras un disparo de media distancia de Nikao, quien forzó a volar espectacularmente al golero sobre su palo izquierdo para desviar el balón con las dos manos. Ante una nefasta actuación de su zaga, Giménez desvió hasta cuatro balones con destino de gol.

El Jugadón: ¿Burla o lujo?

No fue un gol de antología, pero la forma en la que recibió el balón Renán Lodi tras un cambio de dirección fue técnicamente perfecto -aunque tomado como burla por parte de la visita, que ya venía siendo goleada en el marcador-. Junto a Rony, el volante hizo lo que quiso por ese sector izquierdo, pero dicha jugada en particular enfadó a Edward Zenteno y Álex Silva, quienes llegaron a barrerse de manera temeraria ante su adversario.

El Extraviado: Hace falta comer centeno

 Rony estuvo muy participativo en ataque, aunque le faltó la cuota goleadora. (Foto: Prensa Atlético Paranaense)

Mal partido del zaguero y capitán aviador. Edward Zenteno no solo perdió todos los duelos ante Marco Ruben, sino que se vio superado en velocidad por Rony. Además, el experimentado defensa evidenció una falta de físico importante, con un exceso de peso que siempre se nota más en el nivel internacional que en el local. Del mismo modo, Zenteno no estuvo bien respaldado por su compañero de zaga, Álex Silva, y ambos tienen que agradecerle a su golero Giménez el no haber vuelto a Cochabamba con una mochila mayor de goles en contra.

La Calamidad: Tuvo una buena noche, pero...

No se pone en tela de juicio la actuación de Giménez en el pórtico aviador, menos cuando poco o nada podía hacer para evitar la goleada. Sin perjuicio de ello, es preciso aclarar que algo -bastante- más pudo hacer en el segundo gol de Atlético Paranaense. Tomás Andrade remató de zurda y el golero no fue técnicamente bien al balón ni con la fuerza necesaria en las manos para desviarlo. Por el contrario, con las manos débiles y desarmado, el esférico se coló lentamente en su valla. Igual, nada quita que el paraguayo haya atajado de todo.

Kazuki Ito: Orbe en orden

Acertada participación del juez ecuatoriano Carlos Orbe. Sin incidencia en el juego, manejó bien las tarjetas amarillas y no tuvo mayores complicaciones a la hora de dirigir. De igual manera, sus asistentes Cristian Lescano y Ricardo Barén estuvieron correctos con los banderines.

Los Goles

Fotos: Prensa Atlético Paranaense, AFP


Leer más...

La ficha del Atlético Paranaense 4 - Wilstermann 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy