Foto: Ovación DigitalEn un partido apasionante en el que se abusó del juego fuerte, Nacional de Montevideo venció por un apretado 1-0 a Zamora en el Parque Central. El juego se mostró muy propicio para el 'Bolso', pero no pudo concretar las situaciones que fabricó más allá de una nueva aparición de su goleador Bergessio.

Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

El Capo: Hombre gol

Gonzalo Bergessio trabajó todo el partido con empuje, buena ubicación y tensón al disputar cada balón en un encuentro de arcos cerrados pese a las constantes llegadas de Nacional. El argentino apareció para sellar su buena actución con un taconazo que le permitió celebrar el único gol del partido: el tanto de una victoria que se le complicó al 'Bolso'.

La Pizarra: Elaboración fútil

La línea defensiva que mandó al campo Eduardo Domínguez acusó pocos riesgos en un primer tiempo que fue de dominio local. Con algunas anticipaciones y mediana presión, solucionó los intentos ofensivos de Zamora. La conexión entre la volante y el ataque con Santiago Rodríguez y Gonzalo Bergessio produjo constantes ingresos al área local, pero las oportunidades de anotar se esfumaron debido a la falta de puntería, el apresuramiento frente al arco y las oportunas intervenciones de Joel Graterol. Con el 1-0 a cuestas, el panorama se vio prometedor para el 'Bolso', pero el desenlace resultó lejano a esa perspectiva, El local cedió terreno y el equipo barinés, con mucho desorden y más aportes individuales que asociaciones acertadas, casi empató el encuentro. Nacional, en ese tramo del juego, recurrió a contraataques que desperdició en la puerta del arco blanquinegro.

El partido para Zamora tuvo dos facetas: la primera cautelosa y con una pálida producción ofensiva, y otra -tras el tanto de Bergessio- decidida y con llegadas de peligro sobre el arco de Luis Mejía. El constante y variado ataque de Nacional produjo severos contratiempos no solo la defensa visitante sino a la volante, que ni marcó ni alimentó adecuadamente a Guillermo Paiva, quien en la práctica desapareció del juego. El 1-0 con que finalizó la primera parte del juego pareció un marcador corto, pero tras el descanso y luego del tanto de Nacional, la recuperación blanquinegra asomó. Pedro Ramírez fue el propulsor de la transformación, y se le sumaron otros esfuerzos personales como los de Jáder Maza y Erickson Quintero.

El Tapadón: El último vuelo

Neves y Gallardo se enfrentan por el balón. (Foto: EFE) 

Casi al final y con el arco del 'Bolso' asediado, una gran combinación iniciada por Brian Campos y bien complementada por Matías Viña -con fuerza de reserva- enfiló el balón hacia el arco de Joel Graterol. En una excelente intervención, el guardameta nacido en Valencia evitó el segundo tanto del anfitrión, con lo cual mantuvo la esperanza del empate para Zamora hasta el pitazo final.

La Calamidad: Casi héroe

Ángel Osorio pudo convertirse en el salvador de su equipo. En el minuto 94+, se encontró un balón y con una adecuada ubicación para celebrar la que puedo ser la agónica igualdad. Sin embargo, su derechazo pasó rozando el palo izquierdo de Luis Mejía.

La Cancha: Parque en llamas

La hinchada tricolor fue motor del empuje en un partido en el que lo favorable que le presentó pareció insuficiente al momento de consolidarse en el marcador. Por lo tanto, un estallido remeció el estadio después de que Bergessio consiguiera el primer y único tanto de la noche, que invitó a una goleada que nunca apareció por un césped que lució en excelentes condiciones. La euforia se transformó en angustia y la Banda del Parque terminó pidiendo a Fernando Espinoza el pitazo final.

La del VAR: Ante la duda...

Carvalho y Paiva disputan el balón por arriba. (Foto: Ovación Digital) 

Con el 1-0 y con Zamora acechando el arco tricolor, una discutida falta dentro del área de Felipe Carvalho de Nacional en contra de Pedro Ramírez no fue sancionada por el árbitro Espinoza. Pudo significar un mejor destino para Zamora.

El Jugadón: La pera del olmo

La estética en Nacional no es prioridad. Más bien, el equipo de Eduardo Domínguez persigue un compendio de de defensa férrea, balonazos y rudeza al disputar la pelota. Sin embargo, con el partido empatado, un desborde por la banda de Matías Viña condujo a una combinación con Rodrigo Amaral, quien superó a Ignacio González y propició un gran remate que chocó en el palo izquierdo de Joel Graterol.

Kazuki Ito: Amarillas sin efecto

Las nueve tarjetas amarillas que mostró el árbitro Fernando Espinoza no contuvieron el juego fuerte ni las agresiones verbales que marcaron el desarrollo del partido. Incluso el réferi se guardó algunas amonestaciones que pudieron significar expulsiones. El partido por instantes se le fue de las manos al juez argentino, qien dejó pasar algunas acciones polémicas como la citada supuesta falta dentro del área a favor de Zamora, al margen de no castigar algunas agresiones y hasta dejarse pechar por ciertos jugadores.

El Gol

Fotos: Ovación Digital - diario El País; EFE


Leer más...

La ficha del Nacional de Montevideo 1 - Zamora 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy