Foto: AFPWilstermann venció de manera angustiosa a Athlético Paranaense, que pese a la derrota acabó asegurando su pase a octavos de final de la Libertadores. El elenco aviador llegó al 3-2 como destacable premio a su insistencia ante un rival de mayor rango como el 'Furacão' y mantiene alguna chance de clasificación.

Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

El Capo: Paradinha boliviana

Le bastó poco más de 20 minutos a Carlos Antonio Melgar para ofrecer el plus que necesitaba el cuadro local para romper un empate que todo indicaba no se movería. Desde el instante mismo de su ingreso, el volante cruceño colaboró con las diagonales, la precisión y el empuje que faltaban en filas locales. 'Toninho' coronó su actuación al anotar el gol del triunfo con una singular ejecución del tercer penal cobrado en la noche cochabambina, con una especie de paradinha con un paso hacia atrás incluido.

La Pizarra: Menos es más

Miguel Ángel Portugal mandó al campo un 4-2-3-1 que padeció algunos aprietos en defensa duante la primera media hora. Encima, el cuadro aviador no asustó en ataque más allá de una jugada de gol propiciada por Ramiro Ballivián, quien frente al arco y sin marca remató de manera muy débil un balón que el arquero Santos controló. En el complmento -aun con altibajos- mejoró la conexión entre la volante y el ataque aviadores, lo que empujó hacia un angustioso triunfo sobre la base de puro insistencia a pesar de las notorias carencias de la estructura local.

Athlético Paranaense, por su parte, mostró una alineación a priori superior en todas las líneas y pareció ratificarlo con un leve dominio en el primer tiempo, en el cual perdió dos posibilidades de gol. En el complemento, sin demostrar un juego en conjunto acertado, el cuadro rubronegro denotó problemas en la creación y la anticipación, por lo cual el sentido del trámite se revirtió y el local pasó a predominar en la administración del balón. No obstante, el 'Furacão' consiguió la igualdad y luego no pareció tener prisa por buscar el desnivel en el marcador, decisión que le pasó factura en los minutos finales.

La Calamidad: Era para un Marco

Ruben celebra. Sin embargo, no le alcanzó para que Athletico Paranaense gane. (Foto: Prensa Athletico Paranaense) 

Marco Ruben tuvo la oportunidad de anotar el tercer tanto para la visita. El argentino pisó el área aviadora y, sin marca encima, se lanzó con gran esfuerzo para alcanzar el balón y rematarlo a boca de jarro ante el arquero Arnaldo Giménez. Sin embargo, lo echó eal saque de fondo, y en cierto modo ese yerro le dio margen y bríos a Wilstermann a reaccionar y mejorar su juego.

El Cambiazo: Esperando a Toninho

Sin duda el comentado ingreso de Carlos Antonio ' Toninho' Melgar fue transcendental para el triunfo aviador. El Capo del encuentro colaboró con el ataque local desde que pisó el terreno de juego, con buenas asistencias y subidas frecuentes. Coronó su actuación con el cobro del penal que selló el 3-2.

El Tapadón: El vuelo paragua

A los 38', un centro de Renán Lodi permitió un potente cabezazo de Paulo André, que a su vez forzó un vistoso bloqueo del arquero Arnaldo Giménez. El arquero paraguayo de Wilstermann evitó así el que en ese instante habría significado el empate parcial.

El Extraviado: Nika

El gol de Pedriel abrió el camino del triunfo para Wilstermann. (Foto: Conmebol) 

El talentoso Nikao no apareció en la noche cochabambina. El volante mineiro, uno de los artífices de la conquista de la Sudamericana 2018 por parte de Athlético Paranaense, afrontó inconvenientes para asociarse con Guilherme Camacho, Léo Cittadini y Bruno Guimaraes,. Asimismo, no tomó la iniciativa cuando el juego de su equipo así lo necesitaba: deambuló en la cancha y no estuvo efectivo en las entregas.

La Cancha: Reunión familiar

El colorido del pintado de las tribunas del Félix Capriles jugó con el ambiente familiar que se vivió en el estadio. Cabe destacar este hecho, pues en la mayoría de estadios de Sudamérica se vive un aire de tensión debido a la violencia. Esta vez en Cochabamba, los padres, los niños y el público en general mostraron rostros distendidos, relajados y sonrientes.

Kazuki Ito: Derecho Penal

El árbitro Mario Díaz de Vivar se vio obligado a sancionar tres penales, todos ajustados al reglamento:

- El primero fue a favor de Wilstermann, por una evidente mano de Jonathan Moreira para evitar un centro de Serginho dentro del área.

- El segundo fue para Athlético Paranaense y se produjo ante una incursión peligrosa de Renán Lodi, quien fue contenido con los dos chimpunes por delante por parte de Juan Sebastián Reyes. Nada que discutir.

- A poco del final, ante una evidente mano de Paulo André -quien recibió una tarjeta amarilla-, el réferi paraguayo marcó el tercer penal.

Los Goles

Fotos: AFP; Conmebol; Prensa Athletico Paranaense


Leer más...

La ficha del Wilstermann 3 - Athlético Paranaense 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy