Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.comBoys y Cristal empataron 2-2 en un emotivo partido en el Callao. En los penales, el 'Pato' Álvarez fue la figura excluyente al atajar dos penales a los colombianos Mondragón y Peralta y puso a los cerveceros en cuartos de final de la Copa Bicentenario, para enfrentar a Grau.


Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

El Capo: San Patricio

No tuvo mucho trabajo en los 90', salvo aquel bombazo de Sebastián Gonzales que no alcanzó a barajar en el inicio del complemento. Sin embargo, Patricio Álvarez apareció en toda su dimensión en la serie de los penales para atajarle el remate a Jhon Mondragón y cobrarse una revancha ante Luis Peralta. Sin duda, el golero seleccionado nacional resultó decisivo.

La Pizarra: Vivas Bros.

Marcelo Vivas envió al césped del Miguel Grau un 4-2-3-1, con Jean Tragadora y Claudio Torrejón como doble pivote. Delante de ellos, se ubicaron Luis Peralta por derecha, Jesús Chávez por izquierda y Reimond Manco por el medio, este último moviéndose detrás del punta Sebastián Gonzales. Los cambios llegaron con el partido bastante avanzado: Josuee Herrera y Carlo Urquiaga fueron apuestas para cerrar el partido y dirigrlo a los penales.

Por su parte, en el día de su cumpleaños 51, Claudio Vivas también envió un 4-2-3-1, con Jorge Cazulo y Horacio Calcaterra de doble pivote, Fernando Pacheco por derecha, Gerald Távara por izquierda y Cristian Ortiz por el medio, detrás de Christopher Olivares. La gran diferencia estuvo en el funcionamiento, producto de los mejores intérpretes que tuvo al servicio de la causa cervecera el menor de los dos hermanos. En el complemento, el DT de Sporting Cristal envió a Cristian Palacios por un errático Olivares en un cambio nominal, aunque el uruguayo sí mantuvo a raya a la zaga rosada.

El Jugadón: El eslabón del gol

El juego de los celestes se basa en lo que pueda gestionar su pareja de pivotes, en la que tanto Cazulo como Calcaterra traban a los contrarios y ambos, a la vez, administran con criterio la pelota. Y así surgió el gol de los rimenses: corrían 35' cuando Claudio Torrejón perdió en el círculo central una pelota que llegó a los pies de 'Calca'. El santafesino partió del centro a la derecha, superando al propio Torrejón y cediendo al 'Piqui', quien recibió con la derecha e inmediatamente, habilitó a Fernando Pacheco; este aguantó a Mondragón y, luego de superarlo, batió al golero Christian Ortiz. Un manual de cómo gestar una rápida transición hacia el arco rival.

La Joyita: A lo Paolo

Luego que la pelota picara en el césped, chocara en el parante y acabara durmiendo en el fondo del arco celeste, la boca de Sebastián Gonzales se llenó de gol y empezó a correr, moviendo las manos de arriba hacia abajo y viceversa como si disparara dos revólveres en el Lejano Oeste. La imagen por un momento hizo evocar a la manera en que celebra Paolo Guerrero. Y vaya que si se rebobina al instante previo al remate del ariete rosado, hubo un símil con la estampa del 'Depredador': Gonzales recibió un pase largo de Josue Rodríguez, paró la pelota con el pecho y, aunque no la dejó durmiendo, sí la trató de forma mansa para meter el zurdazo que venció a Álvarez. Un golazo.

El Extraviado: Café amargo

Cuando se gana, ganan todos y cuando se pierde, pierden todos: una muletilla en el fútbol que explica de manera simple que el balompié es un deporte colectivo. Tal vez, aquel sea el único consuelo que le quede al colombiano Jhon Mondragón, de muy discreta labor en la gélida noche chalaca. En el segundo tiempo, se equivocó de manera grosera al escurrírsele una pelota jugada por Christian Ortiz para habilitar a Távara y provocar el segundo gol rimense. Por si ello hubiera sido poco, en la serie de los penales, cuando le tocó ejecutar el tercer penal para los rosados, vio cómo el 'Pato' Álvarez se lo desvió en esforzada acción. Ni en su más terrible pesadilla el zaguero imaginó semejante performance.

La del VAR: Se lo llevó puesto

Corrían 71' cuando Manco fue a buscar una pelota en el lado derecho del área celeste. 'Rei' ya había visto que Gianfranco Chávez le respiraba la nuca y dejó el cuerpo de modo blando para que el zaguero cervecero lo desplazara con el brazo y lo hiciera caer. El árbitro Kevin Ortega no dudó, sanciono penal y le mostró la amarilla al joven zaguero celeste. La imagen de la televisión le dio la razón al árbitro central.

La Clave: ¿Suerte o capacidad?

Culminado el tiempo reglamentario, el pase a cuartos se tuvo que decidir por penales y la eterna discusión se puso nuevamente sobre el tapete: ¿suerte o capacidad? Lo visto en la serie ratifica que se necesita capacidad técnica y al mismo tiempo y en la misma medida, sosiego para sortear un momento crítico. Lo demostró Mondragón, quien ya venía cargado por un muy flojo partido; y lo ratificó Peralta, quien -algo sobrador- se paró frente a Álvarez y convirtió al golero cervecero en figura.

Kazuki Ito: Kevi... en arbitró

Correcta labor de la cuarteta comandada por Kevin Ortega. Sancionó correctamente penal de Chávez a Manco y también dejó seguir luego que Gonzales reclamara penal de Merlo en el primer tiempo. Por ahí se le escapó sancionar con amarilla una fuerte falta de Rodríguez a Pacheco en el primer tiempo, pero en líneas generales el juez cumplió una positiva actuación.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde y Fabricio Escate / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Boys 2(3) - Cristal 2(4)

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy