Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comGrau le sacó lustre a sus cien años de existencia: es el primer campeón de la historia de la Copa Bicentenario tras vencer por penales a Huancayo. El 0-0 que no se pudo romper en el tiempo regular favoreció al 'Patrimonio' para desatar la fiesta en Piura.
Daniel Orrego | @dorrego1411
Redactor

El Capo: Figura máxima

Máximo Rabines no solo apareció con atajadas cruciales durante el tiempo regular, sino que fue clave en la tanda de penales al bloquear el remate de Carlos Neumann. El ex Univerisdad César Vallejo mostró un gran nivel en el arco albo y fue baluarte sustancial del título que consiguió su equipo.

La Pizarra: Habilidad anulada

Ambos cuadros presentaron el mismo sistema, con una tendencia a inclinar el ataque por los lados de cada 4-2-3-1. Esto hizo que se vieran pocas proyecciones de los laterales, dedicados a evitar dejar espacios vacíos a su espalda. También se contó poca participación de Marcos Lliuya y Juan Rául Neira, quizá los más habilidosos de ambos equipos.

La del VAR: Da la orden correcta

Milton Benítez apareció poco en la primera mitad, pero lo hizo con peligro. Antes de los 20' fue trabado dentro del área de manera clara por Jair Yglesias; sin embargo, Edwin Ordóñez, quien estaba muy cerca de la acción, no cobró la falta a pesar de que el contacto sobre el paraguayo fue aparatoso y a todas luces visible.

El Cambiazo: Mala pata

Atlético Grau empezó mejor el encuentro gracias a las combinaciones entre Denilson Gonzales y Ronal Huaccha. Lamentablemente para los intereses albos, el primero salió lesionado antes de la media hora de juego y dejó su lugar para José Marina, con más vocación defensiva que su compañero.

El Tapadón: No le quites mérito

Hacia el final del primer tiempo llegó un tiro libre para Grau, tras falta de Koichi Aparicio sobre José Marina. Lo cobró Jair Yglesias, quien exigió al máximo a Joel Pinto. El remate del capitán albo se colaba en el ángulo superior, pero apareció la mano del 'Gato' para desviarla. Edwin Ordóñez no cobró el tiro de esquina que correspondía, lo que generó los reclamos del cuadro piurano.

El Extraviado: Cuánto te extraño

A pesar de que Ronal Huaccha no hizo un mal trabajo como único delantero, tanto él como el resto del 'Patrimonio' extrañaron en demasía el aporte de Steven Aponzá. Quien fuera el mejor jugador del conjunto piurano en las semifinales del torneo no estuvo presente por una lesión de última hora y así se vio mermado el poderío ofensivo albo.

La Clave: Pena y alegría

Sport Huancayo parecía tener todo a su favor tras el fallo de Roberto Ronaldo Céspedes en el segundo penal de la tanda. Sin embargo, los remates errados de Carlos Neumann y Daniel Morales inclinaron la balanza hacia el lado de Grau y le dieron el título al conjunto piurano. Celebración eufórica en el cuadro piurano tras el último remate del 'Matador' que chocó en uno de los parantes, que se prolongó en una bien poblada tribuna Oriente, teñida de albo.

Kazuki Ito: Sin ley ni orden

Fuera del penal no cobrado en la primera mitad, Edwin Ordóñez falló en varios momentos del partido al guardar las tarjetas amarillas en faltas que merecían una amonestación mayor, así como jugadas puntuales que debieron ser cobradas de otra manera. Si el próximo año el tacneño parecía enrumbado al carné FIFA, lo de de esta final de Copa Bicentenario invita a darle una segunda vuelta a su eventual designación.

Los Goles

No hubo.

Fotos: Pedro Monteverde, Fabricio Escate, Miguel Marca y Sergio Ayala / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Grau 0(4) - Huancayo 0(3)

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy