Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comArgentina supo anotar en los momentos precisos y golear a un Paraguay que se fue diluyendo durante el transcurso del partido. Los de Ramón Díaz comenzaron bien, pero su rival cumplió con lo que tanto se le pedía: hacer goles.


Un resultado insospechado. Un 6-1 que pone a Argentina en la final y a Paraguay en un partido por el podio ante Perú. El cuadro del 'Tata' Martino, que pese a jugar bien, tenía una deuda: los goles. Ante la escuadra guaraní, cumplió y con exceso.

Presión paraguaya


- Azul: El equipo de Ramón Díaz arrancó con mucha gente en torno al balón. La presión en los tres cuartos de cancha fue buena durante los primeros 20'. Argentina, hasta ese momento, no la pasó bien.

Espalda de volantes


- Rojo: Con el paso de los minutos y a través de posesiones cortas, Argentina empezó a ganar la espalda de los volantes paraguayos y generó mucho peligro. Pastore empezó la transición con mucha gente sumándose a la ataque. Zabaleta por la derecha y Rojo por la izquierda le dieron amplitud al ataque.

- Azul: Agüero fijó a los centrales para que no achiquen hacia adelante y permitió que Pastore tenga mucho espacio y tiempo para decidir la jugada.

Diagnostico del Argentina - Paraguay

La selección argentina demostró, en los primeros minutos del partido, que no se siente cómoda cuando le hacen una presión alta e intensiva. Luego, el equipo de Martino volvió a su rumbo natural y -a través de una circulación rápida- pudo generar mayor profundidad de la que habían mostrado hasta el momento en la Copa.

El equipo de Ramón Díaz, por su parte, mostró una buena cara en el primer tiempo gracias a una buena presión y una ocupación de los espacios. Lamentablemente para los intereses albirrojos, Argentina pegó duro y generó la desmotivación paraguaya, agregada a la confianza en ataque con la que convivieron Messi y compañía. 

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy