Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comChile selló su clasificación a semifinales en el Nacional de Santiago ante un durísimo Perú, que tuvo variantes para complicarlo, pese a no evitar el 2-1 final.

A los seis minutos, Perú tuvo un jugador condicionado. A los veinte, un equipo condicionado. Así se le presentó el partido al equipo de Ricardo Gareca. Carlos Zambrano dejó con diez a un once que era mejor que el local, Chile. Pese a ello, a la ‘Roja’ le costó por la correcta reconstrucción del cuadro blanquirrojo para mantener el cero y repartirse en campo contrario. La roja, la de Argote a Zambrano, influyó más en el juego que la de Sampaoli a Gareca.

La primera versión


- Claro 4-2-3-1 de Perú para desplegarse en ataque, con apoyo constante de Advíncula para buscar la amplitud y el 2 vs. 1 con Carrillo. Se proyectan dos espacios, además, para lograr la transición a campo rival.

En espera


- Perú esperó con un 4-4-1-1; Farfán flotó en la zona de rebote ante cualquier inicio de contraataque. Guerrero sobró en campo rival.

10 vs. 11

- Tras la expulsión de Carlos Zambrano, tres jugadores cambian de posición para mantener la doble línea de cuatro. Josepmir Ballón pasa a jugar de central; Jefferson Farfán, de medio por derecha; André Carrillo, de mediocentro. Paolo Guerrero, finalmente, siempre sobra como atacante.

Reorganización


- Gareca ensaya un cambio y reordena su equipo. Christian Ramos pasa a jugar de central para que Josepmir Ballón vuelva a su posición de medio y Carrillo pase a jugar por la banda izquierda.

- El equipo chileno tiene total libertad en salida con la amplitud de sus laterales y tres medios que se reparten funciones, Charles Aránguiz, Marcelo Díaz y Arturo Vidal.

Versión ofensiva


- Perú, en el segundo tiempo, suelta a Farfán de la banda derecha y se repliega con siete jugadores en su campo para esperar a Chile. Mantiene la superioridad 6 vs. 7 en fase defensiva. Se hace clave el despliegue de Carrillo para sostener el nuevo plan.

Pizarro en la cancha


- Ricardo Gareca opta por Claudio Pizarro para cargar los últimos minutos contra Chile, por ello, ingresa Yoshimar Yotún. Así forma con un 4-3-2. Además, sin André Carrillo, la banda derecha queda libre para la profundidad chilena.

Diagnóstico del Chile - Perú

Chile mantuvo su libreto. Buscó rodear a Perú, tener profundidad y desequilibrar con triangulaciones laterales y movimientos de sus dos atacantes, Sánchez y Vargas, detrás de la línea defensiva. No lo logró con un Perú en 4-4-1-1 para defender bajo y 4-2-3-1 para presión media y, a veces, alta. El trámite, por el contrario, acentuó la posesión peruana con la sociedad Guerrero-Farfán por dentro para destapar la salida por las bandas. Todo bien para el equipo del ‘Tigre’ Gareca hasta la expulsión.

Sin Zambrano, Chile no tuvo inconvenientes para la transición al ataque y reservar energías en esa fase de juego. Perú tuvo que redoblar esfuerzos, sobre todo de André Carrillo, quien empezó como mediocentro –tras la expulsión- y pasó a jugar por la banda izquierda -tras el ingreso de Ramos-, con un despliegue que permitió a Perú tener cantidad para poder sostener mejor en defensa y en ataque. Todos los movimientos, pues, que realizó Carrillo y la selección peruana dejaron últimos minutos con notable superioridad para Chile que, pese a bajar la intensidad, no dejó de ser agresivo como principal arma para no pasar apuros.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Ilustraciones: Jair Villanueva y Josu Gogeascoechea / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy