Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTimorato, Estados Unidos no supo cómo hacer frente a Argentina que con poco esfuerzo goleó 4-0 y dominó a su antojo el encuentro. Messi, Banega e Higuaín fueron importantes para conseguir una victoria que le da a la albiceleste su segunda final consecutiva.

 

El capo: Lionel Messi

Sin exigirse demasiado, el capitán argentino asistió en dos ocasiones y marcó un golazo majestuoso de tiro libre, que significó el tanto con el que se coloca como máximo anotador de su país en la historia. Fue, sin duda, el hombre más importante del encuentro.

La pizarra

Estados Unidos: Klinsmann comenzó con un 4-trapecio-2 que se vio obligado a proponer más del plan a priori, por el gol en los primeros instantes de Lavezzi. Durante el partido, hubo cambios notorios como el ingreso de Pulisic para intentar tener mayor control del balón en la media cancha, modificando la pizarra a 4-2-3-1. El ingreso de Birnbaum cambió el esquema a 3-4-2-1, buscando presionar más arriba. Ningún camino tuvo éxito.

Argentina: Martino mantuvo el 4-3-3 sin poder contar con Ángel Di María. Esta vez Lavezzi jugó desde el arranque y fue el extremo con movilidad por ambos lados, dejando a Messi con libertad para moverse y a Higuaín como el punta más definido. El ingreso de Víctor Cuesta envió a Funes Mori a jugar como lateral izquierdo para que el defensor de Independiente se acomode como central. A pesar de los cambios, el esquema siempre mantuvo tres volantes claves para mantener la posesión.

Los goles

Kazuki Ito: Enrique Cáceres

- Correcto arbitraje del paraguayo Cáceres y sus asistentes. Sólo mostró una tarjeta amarilla a Wondolowski, en falta contra Messi.

- Acciones con pocas faltas, en que Argentina tuvo la mayor posesión y no recibió mayor oposición para mantener la misma. Esto contribuyó al accionar del hombre de negro.

Foto: AFP


Leer más...

Estados Unidos 0 - Argentina 4

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy