Foto: Prensa Copa AméricaComo en el debut ante Qatar, Paraguay no supo conservar la ventaja inicial y resignó dos puntos ante una confundida Argentina en el 'Mineirao'. Pese a ello, el panorama de los guaraníes no luce tan tétrico como el de una albiceleste confundida que salvó el 1-1 por obra y milagro del VAR.

Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

El Capo: El almirante de la nave

Miguel Almirón fue el jugador que desequilibró siempre el fondo argentino, no solo con su habilidad para sacarse la marca de Leandro Paredes sino porque cuando se movió por las orillas del campo fue inalcanzable para los laterales albicelestes, como en el gol de Rodrigo Sánchez. El mediapunta surgido en Cerro Porteño y actual jugador del Newcastle United se movió con total tranquilidad ante una Argentina que otorgó enormes licencias en el mediocampo, producto de su desesperación por abrir el marcador. En el complemento, buscó siempre asociarse con Federico Santander y Derlis González, lo que hizo que tuvieran en jaque constante al marco de Armani.

La Pizarra: Claroscuro

Lionel Scaloni envió un 4-3-3, con Leandro Paredes de '5', Roberto Pereyra por derecha y Giovani Lo Celso por izquierda. Quedó arriba Lionel Messi, quien se movió  normalmente por derecha para tener todo el perfil izquierdo para sus clásicas apiladas; Lautaro Martínez fue de '9' y Rodrigo de Paul de '11'. El esquema variaba por momentos en el primer tiempo a un 4-3-1-2 cuando Messi quedaba detrás de De Paul y Martínez. En complemento, con el ingreso de Sergio Agüero por Pereyra, la albiceleste pasó a jugar con dos pivotes; y lueguna vez logrado el empate, con el ingreso de Di María por Martínez, volvió a cambiar para jugar con un solo punta. En suma, los constantes cambios de sistema terminaron mareando a los jugadores.

Eduardo Berizzo, por su parte, no modificó el esquema inicial. Es más: de los tres cambios que ejecutó, dos se produjeron en los minutos finales, mientras que el de Óscar Romero por Federico Santander fue solo uno de intérprete para ejecutar la misma función. El esquema albirrojo fue un 4-trapecio-2 neto, con Rodrigo Rojas y Richard Sánchez de interiores, Derlis González y Matías Rojas abiertos, y arriba Almirón como segundo punta junto a Santander, aunque en varios pasajes del juego el hombre del Newcastle retrocedía a ser media punta o se tiraba a los lados. La idea de Berizzo para este partido fue muy bien aplicada por sus jugadores, aunque les faltó osadía ante un rival que estaba para el nocaut en la contra.

El Jugadón: Con el motor fuera de borda

Corrían 37' cuando Almirón partió desde su campo y recorrió toda la banda izquierda del ataque paraguayo para llegar hasta la línea de fondo, sin que Pereyra ni Germán Pezzella pudieran frenarlo. Cuando parecía que la pelota se perdía fuera del campo, el conductor guaraní sacó el centro con el botín izquierdo al punto de penal, por donde ingresaba raudo y sin marca alguna Richard Sánchez -Santander distrajo a Nicolás Tagliafico y Nicolás Otamendi- para fusilar a Franco Armani.

La Calamidad: Es de madera

Se extinguía el primer tiempo cuando Roberto Junior Fernández sacó un balonazo largo. La pelota llegó hasta el campo argentino, en el que Armani estaba algo adelantado. El arquero de River Plate no paró bien la pelota, esta se le fue larga y por eso acabó yendo a pelearla con Derlis González. Cuando el portero quiso patear la pelota, le erró al objetivo y terminó golpeando al volante paraguayo, quien cayó al césped como consecuencia del impacto. Los paraguayos reclamaron roja para el golero, pero Wilton Sampaio solo le mostró la amarilla. Con esta acción, Armani demostró que lo suyo es en el cajón grande y con las manos. 

La Clave: Apuesta por el 'Kun'

Contra todo pronóstico, Scaloni puso a Sergio Agüero de titular ante Colombia, lo sacó 10' antes del final de aquel partido y para el partido contra la 'Albirroja' lo mandó al banco. Pero como la albiceleste careció de sorpresa durante todo el primer tiempo, Scaloni recurrió al 'Kun' y este asumió el reto: a los 51', recibió un pase largo de Messi, la mató con el pecho y sirvió a Lautaro Martínez, cuyo remate se desvió en la mano de Iván Piris para que Sampaio -VAR de por medio- cobrara penal. Agüero no ha mostrado en Argentina sus credenciales de goleador en Europa, pero en el 'Mineirao' demostró que de ningún modo puede ser suplente en esta selección argentina.

La del VAR: No estaba Sampaio

No se había llegado a 10' del reinicio cuando un remate de Lautaro Martínez chocó en Iván Piris y el rebote lo tomó Messi, quien disparó para exigir al 'Gatito' Fernández, quien desvió en magnífica forma. Sampaio sancionó córner, pero recibido el llamado de quienes monitoreaban el VAR, la vedette de esta Copa América, decretó el penal. En efecto, la imagen televisiva confirmó que el remate de Martínez se desvió en la mano de Piris, quien recibió tarjeta amarilla por ello.

El Tapadón: Con el traje puesto.

Corrían 62' cuando Otamendi, de modo imprudente y en el área, se tiró a los pies de Derlis González. Sampaio no dudó y cobro penal. El propio González acomodó la pelota y remató, pero su disparo fue bien barajado por Franco Armani, quien se arrojó sobre su mano izquierda. No voló ni detuvo un cabezazo abajo; pero haber encajado un gol a esa altura del juego habría significado un mazazo para Argentina. Armani no se sacó el traje, pero sí lo ensució.

Kazuki Ito: Bueno y sano

Con el auxilio del VAR, la cuarteta arbitral comandada por Wilton Sampaio recibió nota aprobatoria, porque inicialmente no había advertido la comentada mano de Piris. El réferi brasileño -ya sin necesidad de tecnología- acertó en sancionar el penal que luego desperdició González, y en el control de las jugadas violentas fue justo y repartió los cartones amarillos a discreción.

Los Goles

Fotos: Prensa Copa América


Leer más...

La ficha del Argentina 1 - Paraguay 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy