Foto: Prensa Copa AméricaArgentina se quedó con el tercer lugar de la Copa América tras derrotar por 2-1 a Chile en un violento encuentro en el que las expulsiones por riña de Messi y Medel se llevaron las luces. Con la medalla de bronce sobre el cuello, la albiceleste cerró un torneo agridulce.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El Capo: Kun toda la fuerza

Ante Chile, Sergio Agüero tuvo una de sus mejores actuaciones en esta Copa América. El delantero y goleador histórico del Manchester City fue el hombre más peligroso para la defensa chilena y se encargó de abrir la cuenta. Supo juntarse con Lionel Messi mientras el '10' estuvo en el campo -como en la jugada del primer gol-, pero sobre todo se comprendió con Paulo Dybala luego de que el astro del Barcelona se fuera expulsado. El 'Kun' tuvo a mal traer a Gonzalo Jara y en general a una defensa que en sus dos últimos partidos lució vulnerable.

La Pizarra: Cambios determinantes

Tanto Lionel Scaloni como Reinaldo Rueda ensayaron algunas variantes respecto de las oncenas que disputaron las semifinales. Si bien el estratega argentino mantuvo su ya acostumbrado 4-3-3, decidió cambiar algunos ejecutantes. En la volante, por ejemplo, sacó a Marcos Acuña -uno de los puntos mas altos de Argentina en el torneo- e hizo ingresar a Giovani Lo Celso. Con el futbolista del Real Betis, Argentina ganó precisión en sus salidas y tuvo como principal recurso los pases en profundidad. La otra variante fue el ingreso de Paulo Dybala por Lautaro Martínez: el jugador de la Juventus estuvo enchufado y demostró que puede conformar un trío de ataque poderoso con Messi y Agüero.

En Chile, Reinaldo Rueda dejó atrás el 4-3-3 con el que cayó ante Perú y volvió a jugar con el 3-1-4-2 con el que cayó ante Uruguay en la fase de grupos. El DT colombiano optó por sacar del equipo titular a Guillermo Maripán y José Pedro Fuenzalida; en reemplazo del primero ingresó Gonzalo Jara, mientras que por el segundo ntró Paulo Díaz. Igual, el trío defensivo volvió a ser la línea más floja del equipo: a la expulsión de Gary Medel se añadió el pobre desempeño de Jara y Díaz, quienes vieron cómo sus yerros y desconcentraciones acabaron convertidos en goles por Agüero y Dybala.

El Jugadón: Mientras se armaba el Lío

A los 22', un supuesto foul de Erick Pulgar sobre Lionel Messi fue sancionado por el juez del partido. Ante el discutido fallo, algunos jugadores chilenos se acercaron a Mario Díaz de Vivar para reclamarle su decisión. Mientras los jugadores de la 'Roja' rodeaban al réferi, Messi decidió reanudar el juego sin el permiso del árbitro y con un soberbio pase en callejón buscó al 'Kun' Agüero. El '9' albiceleste no fue alcanzado por Charles Aránguiz, se sacó de encima al portero Gabriel Arias y definió con el arco desguarnecido para poner el primer tanto de la tarde.

La Joyita: Pasado distinto, realidades parecidas

El segundo gol argentino, a los 32', encontró a Giovani Lo Celso y Paulo Dybala -dos jugadores con diferente suerte a lo largo de la Copa América pero con un final similar en el certamen- mostrando un buen nivel de juevo. El volante de Real Betis se juntó con el '10' de la Juventus mediante un genial pase en profundidad y dejó solo a 'La Joya' frente a Gabriel Arias. Después de un magnífico quiebre, Dybala definió picando el esférico y así colocó el segundo tanto albiceleste.

La Calamidad: Le falló la bala

Luego, Dybala tuvo una oportunidad inigualable para sentenciar el partido y aumentar su cuota goleadora en la Copa América. El '21' recibió un gran pase de Messi dentro del área chilena y, aprovechando la floja marca conjunta de Gonzalo Jara y Paulo Díaz, definió con una media tijera. No obstante, el disparo del jugador de la Juventus salió desviado.

El Extraviado: Le queda la resaca

Eduardo Vargas, goleador de la pasada Copa América Centenario, no tuvo un buen torneo en tierras brasileñas. El jugador del Tigres de México solo anotó dos goles con su selección y desperdició chances muy claras para aumentar su cuenta goleadora. Ante la albiceleste, el '11' chileno apareció casi nada y fue presa fácil para Germán Pezzella y Nicolás Otamendi.

Kazuki Ito: Mal día

La labor de Mario Díaz de Vivar simplemente fue muy mala. El réferi paraguayo no supo llevar el encuentro y fue incapaz de manejar la rivalidad intensa entre argentinos y chilenos. El árbitro paraguayo pasó por alto agresiones y graves pisotones de parte de ambos cuadros. Una de las tantas omisiones fue un manazo de Arturo Vidal sobre el rostro de Paulo Dybala que solo fue castigada con amarilla. Asimismo, fue muy blando al apenas amonestar a Leandro Paredes por un duro pisotón. El juez dejó que los jugadores le reclamaran de forma airada y solo pudo frenar -hasta cierto punto- las quejas con las expulsiones de Lionel Mesi y Gary Medel por una agresión mutua.

La del VAR: Cruzando la línea

El penal cobrado a favor de Chile, a pesar de ser revisado hasta el cansancio por el árbitro y el VAR, siempre será discutido. Es cierto que la falta existió, pero lo que no quedó claro fue si el foul de Lo Celso sobre Aránguiz se produjo dentro o fuera del área. Ni siquiera viendo varias repeticiones televisivas queda claro en qué parte del campo se cometió la infracción. Pese a las dudas generalizadas, Díaz de Vivar sancionó la penal máxima que Vidal transformó en gol a los 59'.

Los Goles

Fotos: Prensa Copa América


Leer más...

La ficha del Argentina 2 - Chile 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy