Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEste sábado, Perú y Colombia abren los cuartos de final de la Copa América. Un choque que hoy asoma luchado, pero que en los primeros Sudamericanos dominó absolutamente la blanquirroja: le hizo tres goleadas al hilo a los cafeteros.

 

"Todo tiempo pasado fue mejor" reza el dicho; para Perú esa frase no es ajena ante la cercanía del encuentro que deberá afrontar ante Colombia por la Copa América que se disputa en Argentina. En él, los cafeteros parten con cierto favoritismo para pasar de fase. Sin embargo, la historia no siempre fue asi; por ello este artículo que trata de sacar del baúl de los recuerdos una época en que la selección peruana gozaba de bastante mejor reputación que la del equipo tricolor, con los tres primeros enfrentamientos que sostuvieron por el Campeonato Sudamericano. Tres goleadas contundentes a favor de la blanquirroja, tiempos aquellos.

1947: Perú 5 - Colombia 1

En la edición de este torneo, disputado enteramente en Guayaquil, Perú cumplía 20 años desde su primera participación en un Campeonato Sudamericano, mientras que Colombia hacía su reaparición en el mismo tras haber participado en el Extraordinario jugado dos años antes en Chile, en el que los peruanos no intervinieron. Por tanto, esta resultó la primera vez que las selecciones de Perú y Colombia se vieron las caras de manera oficial.

El equipo peruano posando antes del partido ante su similar colombiano junto al presidente de Ecuador. (Recorte: revista Sport)La selección peruana llegaba a este encuentro golpeada por los malos resultados previos, donde algunos jugadores llamados a ser figuras en el equipo -como el half centro Domingo Raffo y el wing derecho Marín Reyna- no cumplieron las expectativas generadas en el torneo local. Aún asi, el técnico peruano, José 'Patuto' Arana, mantuvo su confianza en ellos para afrontar el encuentro ante Colombia. Una vez arrancado el compromiso, no tuvo que pasar mucho tiempo para que se abriera el marcador. Apenas pasó un minuto y medio para que Carlos Gómez Sánchez anotara un gol que influyó decisivamente en el juego de los colombianos: a partir de entonces se volvió descoordinado a pesar de su entusiasmo.

El partido prosiguió bajo casi la misma tónica, con la diferencia que el elenco cafetero empezó a gozar del aliento del público local, lo que los ayudó a salir de su inicial letargo, acercándose cada vez más a la portería del 'Flaco' Luis Suárez. Recién en el comienzo de la segunda mitad fue que Colombia pudo encontrar un bálsamo a la inferioridad en el juego en que se encontraba. Arango aprovechó una duda de Cornelio Heredia al rechazar un balón, para empalmar un fuerte remate a la carrera que se incrustó en la valla peruana. Esa fue la primera conquista en el campeonato para los colombianos.

Sin embargo, la paridad duró muy poco: dos minutos después Máximo 'Vides' Mosquera se encargó de marcar un gol que tuvo gran significado para que sus compañeros de ataque empezaran a dar muestras de su real habilidad. Es asi que el trío conformado por Luis 'Caricho' Guzmán -quien había ingresado al iniciar la complementaria-, Gómez Sánchez y 'Vides' Mosquera se empezó a dar un festín con el endeble cuadro colombiano. Sucesivas combinaciones entre los tres, apoyados también por Guillermo Barbadillo, condujeron a que se señalaran tres nuevos goles -dos de 'Caricho' y uno de Carlos Gómez Sánchez- los cuales cerraron un partido que se dio por finalizado cinco minutos antes de lo reglamentario por decisión del árbitro paraguayo Mario Heyn. El arquero colombiano Efraín 'El Caimán' Sánchez haciendo gala de sus cualidades bajo los tres palos ante un ataque de Perú. (Recorte: revista Equipo)Como nota curiosa, el réferi contó con la colaboración de un aficionado ecuatoriano para cubrir el puesto de segundo juez de línea.

1949: Perú 4 - Colombia 0

A pesar de la planificación que Perú tuvo para afrontar el sudamericano disputado en Río de Janeiro en 1949, con una concentración realizada en las instalaciones de la Fuerza Aérea en Las Palmas, el grupo debió afrontar un duro golpe semanas antes de partir rumbo a Brasil: seis jugadores se escaparon para celebrar las fiestas de carnavales. Con Arturo Fernández como entrenador de aquella selección, el plantel se vio debilitado principalmente en ataque con la baja de Valeriano López, delantero estelar de aquel equipo, quien fue sancionado -inicialmente- a perpetuidad.

El primer partido del conjunto peruano de aquel torneo fue ante la selección colombiana, que llegaba con su máxima figura, el arquero Efraín 'El Caimán' Sánchez. Precisamente, Sánchez había descollado dos años antes en el Sudamericano, consagrándose como el mejor portero del torneo a pesar de la magra performance de su equipo, lo que le valió ser contratado por el San Lorenzo de Argentina.

La oncena peruana que inició las acciones en el estadio São Januário de Río de Janeiro ante Colombia. (Recorte: revista Equipo)Ya en el encuentro empezaron a aparecer algunas de las figuras que por aquel entonces pilotaban el ataque peruano, tales como el habilidoso Félix Castillo, Alfredo Mosquera y Víctor 'Trito' Pedraza. Este último fue quien se encargó de abrir el marcador en el primer tiempo, cuando los jugadores peruanos destacaron más por su virtuosismo para manejar el balón que por su decisión para rematar al arco. Ante esa falta de ambición en la oncena peruana, el entretiempo sirvió para que el entrenador y hasta algunos dirigentes se encargaran de reconvenir a los jugadores para que plasmaran en el score la superioridad que se veía en el gramado.

Fue asi que en la complementaria el equipo peruano salió decidido a liquidar a su par colombiano, que tuvo en las intervenciones del 'Caimán' Sánchez la única razón por la que el marcador no se había extendido; pero cedió finalmente a la presión ofensiva de Perú, que por medio de Manuel María Drago, Pedraza en segunda ocasión y Juan Emilio Salinas, selló la goleada.

1957: Perú 4 - Colombia 1

El arquero peruano Rafael Asca, de buen nivel durante el sudamericano, saliendo a cortar un ataque del equipo colombiano. (Recorte: revista Gol)La quinta oportunidad en la que Perú albergaba un campeonato Sudamericano, en 1957, entre oficiales y extraordinarios, llegó en un momento en que los seleccionados de Argentina y Brasil contaban con grandes planteles. Ante ello, Perú presentó un equipo en el que sus hombres de ataque conformaban su sector más fuerte, con Alberto 'Toto' Terry como mejor exponente. También tuvo que enfrentar a Colombia que, aparte de la ya reconocida figura de Efraín Sánchez, contaba en su ofensiva con un joven jugador que con el tiempo también pasó a formar parte de la historia del equipo tricolor: Delio 'Maravilla' Gamboa.

Con el arbitraje del austriaco Erwin Hieger, la resistencia colombiana solo duro hasta mediados del primer tiempo, ya que en cuatro minutos se produjeron tres consecutivos goles peruanos: uno de 'Toto' Terry a los 34' y dos del 'Chino Manuel Rivera a los 35' y 37'. Los 46, 992 espectadores pagantes que se encontraban en el -ahora viejo- estadio Nacional, tuvieron motivos de sobra para celebrar con esos goles que cerraron la primera mitad.

1957 Manuel 'El Chino' Rivera, la figura del partido con dos anotaciones, enfila un remate hacia la valla colombiana. (Recorte: revista Gol)En el segundo tiempo, las incursiones colombianas para intentar descontar el abultado tanteador chocaron permanentemente con las buenas intervenciones de Rafael Asca, guardameta peruano que tuvo un buen nivel durante ese sudamericano. Aún asi, Colombia encontró premio a su insistencia en el minuto 56 cuando, tras falta de Fleming sobre Carlos Arango, se sancionó un penalty que el mismo delantero 'cafetero' se encargó de traducir en gol.

El descuento colombiano no varió el trámite del partido en lo que restó de juego, produciéndose incluso un cuarto tanto peruano por intermedio de Juan Bassa cuando faltaban seis minutos. Asi, el conjunto dirigido por el húngaro Gyouri Orth sumó su segunda victoria en un torneo que dejó a Perú en un segundo plano en las ubicaciones, mientras que Colombia acabó despidéndose con una celebrada victoria sobre Uruguay bajo el brazo. Porque por entonces, cualquier victoria para Colombia era una hazaña. Solo por entonces.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com

Fotos: revistas Sport, Equipo y ¡Gol!

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy