Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLuego de 19 años, las ‘súper águilas’ nigerianas volvieron a lo más alto del podio continental y se adjudicaron su tercera Copa Africana de Naciones tras vencer a la sorprendente Burkina Faso en la final.

 

Luego de que el año pasado se jugase la competición en Gabón y Guinea Ecuatorial, la Confederación Africana de Naciones ya tenía decidido celebrar una edición este año con el fin de que, ahora en adelante, el  certamen más importante de naciones africanas se jugara en años distintos al Mundial. Con ese fin, Sudáfrica fue la sede de la vigésimonovena edición que vio coronarse a Nigeria. Asimismo, también hubo gratas sorpresas como la gran campaña Burkina Faso, que logró plantarse en la final gracias a un buen juego en conjunto.

Por otro lado, Costa de Marfil y Ghana, los favoritos en la previa, volvieron a quedarse sin título. Los marfileños ante los otrora campeona Nigeria, y los ghaneses tras los penales frente a los subcampeones. Mali también volvió a hacer una buena campaña de la mano de Seydou Keita, pero a la postre no le fue suficiente para plantarse en la final.  Entre los jugadores más destacados estuvo el exBarcelona, Keita, el marfileño del Arsenal, Gervinho, el nigeriano del Spartak de Moscú, Emmanuel Emenike, y el delantero del Rennes y líder de ataque de Burkina Faso, Jonathan Pitroipa.

El Podio

Ogenyi Onazi ensaya un remate en el partido que Nigeria dejó en el camino a Mali en las semifinales (Foto: AFP)- Nigeria: Los dirigidos por Stephen Keshi, quien ya había alzado este trofeo en 1994 como jugador, comenzaron con muchas dudas la fase de grupos. Dos empates, ante Burkina Faso y Zambia, hicieron que las luces apuntaran hacia otras selecciones. Pero, las ‘súper águilas’ supieron despertar y terminaron ganando sus últimos cuatro partidos. Con doblete de Victor Moses, lograron derrotar a Etiopía y meterse en la cita en cuartos contra Costa de Marfil. Con el cartel de favorito en el cuello de Didier Drogba y compañía, los nigerianos supieron sacar diferencias con el gol de Sunday Mba. Las cosas cambiaron de cara a las semifinales, donde se dieron un recital ante Mali, a quien golearon 4-1 con goles de Uwa Echiéjilé, Brown Ideye, Emenike y Ahmed Musa. El favoritismo caía sobre ellos por juego, experiencia e historia ante Burkina Faso. En un partido duro, un golazo de Sunday Mba fue suficiente para colgarse por tercera vez la medalla continental.

El arquero de Ghana, Abul-Fatawu Dauda, intenta controlar el balón en un ataque de Burkina Faso que acabó ganando el partido en los penales (Foto: AFP)- Burkina Faso: Era difícil tenerlo entre los favoritos antes de iniciar el campeonato, y quizás el éxito de los ‘purasangre’ fue el no llegar como favorito a ningún partido. Con la fuerza de Jonathan Pitroipa y los goles, primero de Alain Traoré y luego de Aristide Bancé, debutaron con un empate agónico precisamente ante Nigeria. Luego, no tuvieron piedad para golear 4-0 a Etiopía y cerrar el grupo con un 0-0 ante Zambia. Con cinco puntos y líder de su grupo, los burkineses ya habían superado el máximo histórico de puntos de su selección en la historia de la CAN, que había sido de cuatro puntos en cinco participaciones. En cuartos, mostraron su temple ante Togo, a quien derrotaron en el alargue, gracias a un gol de Pitroipa, y en semis tuvieron que irse hasta penales para derrotar a la recontra favorita, Ghana tras un 1-1 en los 120’. Tal vez esa gran fortaleza física se les fue, luego de jugar dos alargues, ante Nigeria en la final, en donde jugaron un gran partido pese a la derrota final.

Los destacados

La ardua disputa del balón entre Adama Tamboura de Mali y Tokelo Rantie de Sudáfrica es la síntesis de lo que fue el partido entre ambas selecciones y que acabó con el anfitrión fuera del torneo (Foto: AFP)- Mali: Una vez más fue comandada por Seydou Keita, mostrando una de las mejores volantes del campeonato. Se volvió a quedar en semifinales, como sucediera el año pasado ante Costa de Marfil. Su campaña comenzó con una victoria ante Níger por 1-0 con gol de Keita. Cayeron luego ante Ghana por 2-0 y lograron su clasificación al empatar 1-1 con la República Democrática del Congo. En cuartos, les tocó jugar contra el anfitrión, Sudáfrica, con quien empataron 1-1 en 120’ y tuvieron que irse a penales, donde se impusieron 3-1. Ya en semifinales, y tratando de sacarse la espina del año anterior, cayeron de mala manera 4-1 ante Nigeria. Tuvieron su revancha ante Ghana, a quien le ganaron por 3-1, igual como lo hicieron en el 2012, también por el bronce. Sin dudas, el crecimiento de Mali en estos dos años es notable, de la mano de Keita que por bastante fue su hombre insignia en esta su sexta CAN.

Las decepciones

Ghana se fue antes de lo pensado en Sudáfrica donde figuras como Kwadwo Asamoah -en la foto- no estuvieron a la altura de la exigencia (Foto: AFP)- Ghana: Las ‘Estrellas Negras’ volvieron a chocarse con el muro de las semifinales. Para otra selección quedar en esta instancia sería un logro, pero para Ghana, con la generación que tiene, es una nueva decepción. Sumada a la del año pasado y a la final perdida con Egipto en 2010. Su campaña comenzó con un empate 2-2 ante la República Democrática del Congo. En la segunda fecha, un solitario gol de penal de Wakaso ante Mali les dio las primeras opciones de clasificación, algo que cerraron con un contundente 3-0 sobre Etiopía con goles de Asamoah Gyan, Christian Atsu y John Boye. En cuartos les tocó el rival más débil, Cabo Verde, a quien vencieron 2-0, con doblete de Wakaso. En semifinales les volvió a caer la maldición de los penales, la misma que hace casi tres años los dejó afuera de las semifinales del Mundial ante Uruguay. Isaac Vorsak, Emmanuel Clottey y Emmanuel Agyemang-Badu fallaron para el definitivo 3-2 a favor de Burkina Faso, quien mereció ganarlo en el tiempo añadido, en un partido en que el árbitro anduvo bastante érratico, por decir lo menos. Por el tercer puesto, como para redondear la faena, Mali volvió a ganarles por 3-1. Sin duda, la ausencia de Michael Essien se hizo sentir en el equipo, no solo por el talento del jugador del Real Madrid, sino por su vasta experiencia en la élite del fútbol europeo.

Gervinho no llegó a gravitar lo necesario junto a sus compañeros que formaron el equipo de Costa de Marfil que cayó eliminada en Cuartos de Final (Foto: AFP)- Costa de Marfil: El solo hecho de no haber levantado ningún trofeo continental con la actual generación es una tremenda decepción para los marfileños. Con todas sus figuras y sin excusas, la medalla de oro era el único resultado positivo para el nuevamente favorito del certamen. Comenzaron con una victoria 2-1 sobre Togo con goles de Touré Yaya y Gervinho. En la segunda fecha, golearon 3-0 a Túnez con otro gol de Gervinho y Touré Yaya, y otro más de Ya Konan. En la última fecha empataron 2-2 con Argelia, en un partido en donde por fin Didier Drogba se hizo presente en el marcador. La fiesta se acabó rápido para ‘los elefantes’, ya que Nigeria, en un duelo de grandes del continente, los sacó con un 2-1 muy peleado. Con más de un jugador con una edad considerable, queda la pregunta si habrá opciones para los marfileños en la edición de 2015 en Marruecos.

Las estrellas

La figura de la CAN 2013 fue Jonathan Pitroipa, que aquí busca robarle el balón a Komlan Amewou de Togo (Foto: AFP)- Jonathan Pitroipa (Burkina Faso): No solo por su buen juego, sino por ser líder de la sorpresa del campeonato, el jugador del Rennes se llevó el premio al mejor jugador del torneo. El excompañero de Paolo Guerrero en el Hamburgo anotó dos goles, uno en el tiempo extra ante Togo.

- Emmanuel Emenike (Nigeria): Ya se sabía de sus capacidades  tras anotar un par de goles con el Spartak de Moscú durante la fase de grupos de la Champions. Emenike fue clave para consolidar el buen juego de los nigerianos.

- Seydou Keita (Mali): El exvolante del Barcelona volvió a ser líder de su selección, así como lo fuera hace 12 meses. Su toque fino marca diferencias a nivel africano y fue un líder en el juego y en el vestuario para una nueva buena presentación de los malienses.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: AFP

Comentarios (1)add
...
escrito por lolo de caujul , febrero 12, 2013
Nigeria fue un merecido campeon, le gano a la revelacion del torneo (Burkina Faso), al favorito de los pronosticos (Costa de Marfil) y también supo poner en jaque al campeon defensor (Zambia). Me alegra por su técnico, Stephen Keshi, uno de los pocos seleccionadores africanos del certamen. Esperemos que las naciones africanas confien mas en sus técnicos locales en vez de apostar por europeos, a menudo desactualizados y con perfil de "mercenarios" caso de Claude Le Roy, Robert Nouzaret, Henry Michel, Vahid Halihodzic, Otto Pfister, Javier Clemente, etc.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy