Foto: AFPAjax es el equipo sensación de la presente Champions. Fruto de su rica cantera, el conjunto judío de Amsterdam vuelve a aparecer como un equipo dinámico y letal luego de pasar un par de años en modo de reinvención tras la venta de los emblemas de su última generación dorada.
Luis Valenzuela | @figovalenzuela
Redactor

El Ajax tuvo un renacer europeo hace un lustro cuando logró llegar a la final de la Europa League 2016/17, que perdió con el Manchester United, para dos años después alcanzar la seminifinal de la Champions League 2018/19, en la que cayó dramáticamente a manos del Tottenham Hotspur. Jugadores como Kasper Dolberg, Donny van de Beek, Hakim Ziyech y Matthijs de Ligt terminaron saliendo del equipo de Amsterdam debido a ofertas millonarias con las que era imposible de competir.

Pero como ha ocurrido casi siempre a lo largo de su historia, tal situación era algo que Ajax tenía previsto que ocurriera, ya que para que el proyecto del club sea viable le es imperioso vender a sus jóvenes estrellas. Basta decir que solo con la generación que obtuvo aquellos logros, con aquella eliminación del Real Madrid en octavos de final de Champions como partido icónico, la institución obtuvo 275 millones de dólares en transferencias. Ese dinero obtenido por la venta de los canteranos es reinvertido para mejorar la infraestructura, el nivel de los profesionales y la tecnología, todo con el fin de que el siguiente jugador que salga no valga diez, sino cincuenta, y así sucesivamente.

La estrategia está rindiendo frutos con el gran presente europeo de De Godenzonen, que han conseguido tres victorias en sus tres primeras presentaciones de Champions. Esto no ocurría desde la temporada 1995/96, cuando el Ajax alcanzó por última vez la final del torneo, aquella que perdió frente a la Juventus. La constante mejora y el desarrollo de las herramientas usadas en la cantera hace que el jugador que llegue al primer equipo lo haga con un conocimiento pleno del perfil de juego y el objetivo final, esto bajo la línea de un proyecto de largo plazo como el que encabeza desde 2017 Erik ten Hag.

A paso firme y con solvencia: así lidera Tadic a un Ajax estelar a victorias como la que dejó KO al Dortmund. (Foto: AFP) 

También ayuda en tiempos recientes al Ajax la capacidad de captar talento desechado de alguna manera por equipos de las ligas de primer orden en Europa. Ya se vio cómo Dušan Tadić terminó siendo figura y referente del equipo y ahora es notorio cómo Sébastien Haller viene teniendo un rendimiento cercano al que ofrecía cuando jugaba en el Eintracht Frankfurt. Esa búsqueda de jugadores que se amolden al estilo de juego hace que el periodo de adaptación sea mínimo, algo que la mayoría de clubes de élite en Europa no puede hacer.

El aplastante 4-0 sobre el Borussia Dortmund, en principio el rival más complejo del Grupo C, deja claro que el de Ten Hag es un equipo con mirada ambiciosa en esta edición de Champions, sobre todo si es que a mitad de temporada billeteras más gordas no le terminan quitando esos jugadores que vienen rindiendo a un buen nivel. Por lo pronto, el intacto liderazgo de Daley Blind en el fondo, la irrupción del brasileño Antony -ya tomado en cuenta por Tite en el 'Scratch'- y los comentados rendimientos pico de Tadić y Haller son garantía de que los galones de Cruyff y compañía están bien heredados.

Orejonas a la música

RED-VENTANDO EL COLCHÓN. El Liverpool consiguió un importante 2-3 frente al Atlético de Madrid que le permite disfrutar de su primera victoria frente al cuadro colchonero. La estadística arrojaba que el equipo de Jürgen Klopp lucía dos empates y dos derrotas frente al de Diego Simeone, algo que terminó por cambiar en el Wanda Metropolitano. El fulgurante arranque red, con dos tantos adelante gracias a James Milner y Naby Keïta, fue frenado por la aparición del hijo pródigo Antoine Griezmann, quien consiguió un doblete antes del descanso. Pero el francés mostró las dos caras de la moneda, ya que en fue expulsado a poco de reiniciar el juego, algo que terminó por inclinar la balanza mediante un penal convertido por el infalible Mohamed Salah.

Vinícius se viene convirtiendo en el ícono de la renovación de un Madrid al que le va mejor lejos de casa. (Foto: AFP) 

VINI, VIDI, VICI. El Real Madrid hizo pagar los platos rotos de su derrota ante el Sheriff al Shakthar Donetsk: lo aplastó 0-5 y logró así ganar sus dos primeros partidos de visita en la competición por primera vez desde la temporada 2014/15. El conjunto de Carlo Ancelotti mostró tener una delantera en forma ya que Vinícius Jr. (por partida doble), Rodrygo y Karim Benzema lograrron marcar. Vale resaltar lo bien que está jugando Vinícius, algo que alegra a la afición merengue ya al fin ha destapado toda su calidad. Es el mejor resultado de visita del Madrid en Champions desde 2018/19, cuando también le hizo cinco goles al Viktoria Plzen.

EN MODO MESSÍAS. El PSG sacó adelante un partido que se le había complicado bastante frente al RB Leipzig, siempre dispuesto a vengar aquella derrota en semifinales de Champions en Lisboa de hace dos temporadas. Los goles de André Silva y Nordi Mukiele obligaron al equipo de Mauricio Pochettino a echar carta del mejor Lionel Messi, quien en 7 minutos transformó la historia en un 3-2 muy celebrado por el Parc des Princes. El astro argentino volvió así a marcarle un doblete a un rival alemán luego de seis temporadas, desde aquel en el 3-0 al Bayern con el Barcelona en la ida de las semifinales de la Champions 2014/15.

Fotos: AFP


Leer más...

Fecha 3: los resultados de los grupos A, B, C y D

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy