Foto: AFPEl PSG de Mauricio Pochettino suma y se acerca a los octavos de final, pero sigue dejando dudas en su funcionamiento y los cuestionamientos a la opción de un posible título continental ya se dejan escuchar.
Manolo Núñez | @Manolonf
Columnista Editorial

No cabe duda de que el Paris Saint Germain fue el equipo de la élite europea que mejor fichó esta última ventana de transferencias. No solo llegaron a sus filas nombres rutilantes, sino que en buena medida las incorporaron sin necesidad de gastar por sus traspasos. Así, a la resonante llegada del argentino Lionel Messi, se sumaron las del español Sergio Ramos, el italiano Gianluigi Donnarumma, el marroquí Achraf Hakimi y el neerlandés Georginio Wijnaldum.

Fue este último quien acudió al rescate del cuadro parisino en el Red Bull Arena para a las finales terminar sacando un punto ante el irregular RB Leipzig. Pero como se ve en todos sus partidos, tanto de Champions como de Ligue 1, los triunfos de les rouge-et-bleu terminan explicándose a partir del tremendo nivel de sus principales figuras.

Aunque Messi está lejos de su mejor versión, ha anotado tres veces en esta Champions -aunque no jugó en Alemania por lesión-, así como también lo ha hecho Kylian Mbappé a partir de su velocidad y capacidad en el uno contra uno. Pero de juego colectivo y manejo de partidos, se ve poco.

Wijnaldum grita su segundo tanto ante el Leipzig. El neerlandés es de los que más brilla en un irregular PSG. (Foto: AFP) 

Lo irónico es que aquella era una de las principales características de los equipos que había dirigido antes Mauricio Pochettino. El argentino arribó la temporada pasada para reemplazar a Thomas Tuchel y que parece seguir fallando no solo en poder lograr un juego asociativo entre sus jugadores, sino que también en poder controlar los egos en una plantilla en la que esto sobra desde hace mucho tiempo.

Sin dudas, en eso la llegada de Messi y Ramos no ayuda, aunque este último parece ser el último problema del club al trascender que su lesión es bastante más grave de lo esperado y que podría no volver a jugar esta temporada. Es válida la pregunta de si Pochettino es la mejor opción para el proyecto multimillonario del club de capitales qataríes que quiere ser campeón de Europa en el año del Mundial en el país árabe. Por ahora, más que las figuras, son los nombres menos rutilantes como Wijnaldum o Hakimi los que vienen sacando adelante al PSG.

Orejonas a la música

ESTELA TRIUNFAL. El Ajax es sin duda el equipo de moda en esta Champions: ostenta campaña perfecta, algo solo comparable con un Bayern München sustancialmente más poderoso en lo económico. Ahora pasó por Dortmund, con un local ávido de revancha que se quedó con los crespos hechos después de ponerse en ventaja con un tanto de Marco Reus que parecía suficiente hasta 18' del final. Pero Dušan Tadić, el infalible Sébastien Haller y Davy Klaassen revirtieron la historia, todos ellos asistidos por un hombre orquesta: el brasileño Antony, el engreído de las especulaciones para el próximo mercado de fichajes. Vale indicar que es la segunda vez que el Ajax vence a domicilio al Dortmund: la anterior fue también por dos goles de diferencia, por 0-2 en cuartos de final de la Champions 1995/96.

La celebración de Benzema después de sellar la victoria madridista sobre el Shakhtar. El francés siempre dice presente. (Foto: AFP) 

EL GATO QUE ESTÁ. Karim Benzema es la mejor carta que el Real Madrid de Carlo Ancelotti tiene en estos tiempos de protagonismo reducido. El francés encaminó el triunfo sobre un duro Shakhtar Donetsk, que llegó a irse al descanso con el empate a cuestas en su visita al Santiago Bernabéu, merced a un estiletazo del brasileño Fernando. Es tan pareja la vigencia de Benzema en la 'Casa Blanca' que ya había sido protagonista de la anterior victoria merengue sobre el cuadro ucraniano en Madrid: abrió la goleada 4-0 en fase de grupos de 2015/16.

DE LOS ERRORES SE APRENDE. Gustavo Dulanto fue esta vez protagonista de una escena poco agradable: un error en salida que permitió a Alexis Sánchez colocar el tercer gol del Inter en su visita a Tiraspol. El Sheriff fue claramente superado por el equipo de Simone Inzaghi, que en un segundo tiempo eficaz se había puesto adelante con tantos del todoterreno Marcelo Brozović y de Milan Škriniar. Ahora el elenco del peruano ve la tabla de posiciones desde el tercer lugar, una casilla más cercana a la realidad a falta de dos jornadas para el fin de la fase de grupos.

Fotos: AFP


Leer más...

Fecha 4: los resultados de los grupos A, B, C y D

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy