Composición fotográfica: Aldo Ramírez /
DeChalaca.comSacudida por el atentado del martes, Alemania sufrió en lo futbolístico dos derrotas complicadas. Dortmund y Munich vieron como, en condición de local, sus equipos complicaron su pase a semifinales merced a buenas actuaciones individuales de Kylian Mbappé y Cristiano Ronaldo, respectivamente.

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

La ida de los cuartos de final estuvo marcada por un hecho ajeno a lo deportivo. El martes 11, tres bombas explotaron cerca del bus del Borussia Dortmund en su trayecto al Signal Iduna Park, por lo que su encuentro contra Mónaco fue postergado 22 horas. Además, el cuadro amarillo sufiró la baja por lesión del zaguero español Marc Bartra.

Fuera de la baja del ex Barcelona, el ánimo colectivo estaba tocado y asumir el partido frente al Mónaco era exponerse a una previsible derrota, desde que Thomas Tuchel debió armar una defensa de tres improvisada, Sven Bender fue el reemplazo de Bartra y su actuación fue nefasta: un autogol inexplicable y constantes pasividades en la marca ante Radamel Falcao García fueron claves para la derrota del Dortmund.

Otro que sufrió los estragos del atentado fue Sokratis Papastathopoulos; terminó incluso el partido llorando. Al griego le cobraron un penal que no fue y, casi justicieramente, Fabinho lo falló, aunque fue amonestado y por ende condicionado el resto del partido. Merced a ello erró claramente en el segundo gol ante la figura del encuentro: Kylian Mbappé. Papastathopoulos no pudo controlar un pase también complicado de Łukasz Piszczek, y dejó el camino libre para que el moreno francés batiera a Roman Bürki.

Kevin Mbappe fue la gran figura del Monaco ante el Dortmund. (Foto: prensa AS Monaco) 

Así, Piszcek, Papastathopoulos y Bender fueron los sacrificados en la zaga de tres de Tuchel; así como el Barcelona de Luis Enrique con su defensa de tres conformada, por Samuel Umtiti, Gerard Piqué y Jeremy Mathieu, sufrió sendos goles en Turín. Para más coincidencias, el Dortmund no perdía en su feudo por Champions League desde 2015, cuando cayó goleado ante la Juventus por 0-3 en la vuelta de los octavos de final. En aquella ocasión, un argentino, Carlos Tévez, marcó dos goles, como este año lo hizo Paulo Dybala ante el Barcelona; el otro tanto fue de Álvaro Morata, quien por entonces compartía oncena con Arturo Vidal, alguien a quien esta jornada se reencontró -como oponente- en el Allianz Arena.

En el estadio muniqués, precisamente, se vivió la segunda decepción germana. El Bayern Munich volvió a perder en su cancha contra el mismo rival que le infligió su última derrota en Champions League, aunque no fue tan clamorosa como aquel 0-4 de las semifinales de 2013/14. En aquel encuentro Cristiano Ronaldo también le marcó dos goles a Manuel Neuer; con el primero de ellos, el portugués llegó a la cifra de 15 goles en una edición de Champions para así lograr el récord que aumentaría hasta 17. Esta vez, además, también logró la honra de ser el primer futbolista en llegar a los 100 goles en competiciones europeas.

El Bayern de Carlo Ancelotti, pese a comenzar ganando gracias a un tanto de cabeza de Vidal, vio volverse progresivamente notoria la ausencia de Robert Lewandowski, que se hizo notar en la falta de eficacia del ataque bávaro. El volante chileno, además, falló un penal que no fue y la historia empezó a voltearse. Además de la ya acostumbrada pérdida de intensidad bávara, el primer gol de Cristiano llegó apenas iniciado el complemento, y él mismo provocó la expulsión de Javi Martínez; el luso volvió a marcar para decretar la tragedia alemana. Javi Martínez y su reemplazante Juan Bernat fueron los que sufrieron la anticipación del '7' merengue; Mats Hummels estuvo ausente y también lo estará en la vuelta.

El Real Madrid encontró el punto débil del Bayern en un partido clave. (Foto: AFP) 

En resumen: dos centrales claves que faltaron a la cita europea, Bartra y Hummels, se hicieron notar y a partir de ello los dos representantes germanos quedaron comprometidos en sus chances de clasificar a semifinales. En Mónaco y Madrid se decidirá el futuro de los dos panzers de la Bundesliga; por lo pronto, ya están en desventaja, y más si se enfrentan a actuaciones individuales como las de Cristiano y Mbappé. Acaso olvidarse de las líneas de tres sea el primer paso para amagar alguna vuelta de tuerca a esta difícil historia de caída conjunta.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AFP, prensa AS Monaco

24Win

Leer más...

La crónica del Juventus 3 - Barcelona 0

La crónica del Dortmund 2 - Monaco 3

La crónica del Bayern 1 - Real Madrid 2

La crónica del Atlético 1 - Leicester 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy