Foto: UEFALazio cayó de forma desastrosa ante un Bayern demasiado superior. El cuadro bávaro sacó el pie del acelerador en la segunda mitad y no se empecinó por llenar aún más allá del 1-4 la canasta de goles.
Jorginho Abanto | @A23Abanto
Redactor

Las sombras de una nueva noche de fútbol cayeron sobre el Olímpico de Roma. Y dícese sombras porque en este mítico estadio, la Lazio se preparaba para defender su localía ante el vigente campeón Bayern München, que más allá de llegar a la capital italiana con un plantel diezmado -solo seis futbolistas en banca de suplentes- y sin poder conocer la victoria hace dos partidos en la Bundesliga, mantenía un hambre y sed de victoria a todas luces intactos.

Con el escudo reluciente de campeones del mundo, los de Bavaria pusieron en aprietos a los biancocelesti desde los primeros minutos. Hans-Dieter Flick alineó a Niklas Süle como lateral derecho y a Jamal Musiala como enganche por detrás de Robert Lewandowski. Con ellos, el funcionamiento del Bayern no cambió: era un conjunto dominante del balón, encarador por las bandas y con una concentración altísima para cazar los errores rivales.

Roma, en principio con viento tranquilo y en paz, comenzó de pronto a arder como si se tratara de una orden de Nerón, pues Mateo Musacchio, ante la presión de la visita para la marca de sus compañeros, cometió un error en salida. Ante el intento del argentino por jugar con Pepe Reina, Lewandowski le robó el balón en pleno trayecto y, tras llevarse al golero, definió a placer. Minuto 9, gol del '9' y tanto número 72 del polaco para que supere a Raúl González en la tabla de goleadores históricos de la Champions League.

Musiala apareció para aprovechar la chance de ser titular. Aquí encara ante la marca de Luis Alberto. (Foto: UEFA) 

Los locales se encontraron súbitamente en silencio y sin poder despegar. Luis Alberto, Joaquín Correa y Ciro Immobile no terminaban de engancharse: sus intentos por cubrir los espacios y salir en velocidad a las espaldas de Süle o de Alphonso Davies no resultaban fructíferos. La imprecisión, sobre todo, en zona defensiva, les terminó costando el resultado y el partido. Así, solo 14 minutos después cayó el segundo tanto: Jamal Musiala lo marcó con un buen derechazo. La defensa de la Lazio quedó en jaque otra vez sin atosigar al jovencito de solo 17 años, quien reemplazó nada menos que a Thomas Müller en la alineación.

En el banco de los locales, Simone Inzaghi indicó el ingreso de Senad Lulic por Musacchio. Con el 0-2 en contra y ante un cuadro bávaro imparable, un nuevo error en el mediocampo permitió que Kingsley Coman tomara el esférico y encarara frontalmente a Reina. El duelo lo ganó el golero español, pero en el rebote apareció Leroy Sané para clavar el tercer tanto. Sin piedad, los de Flick eran capitalizadores de todo -y decapitadores de su anfitrión-.

Roma ya estaba en llamas para el inicio de la segunda mitad y, por si fuera poco, un tiro de esquina a favor de los locales terminó en un contragolpe liderado por Sané. Con gran velocidad, el delantero condujo el balón, envió el centro al llegar al área y, en el propósito de despeje de Francesco Acerbi, el defensor cometió un autogol. Horrible pesadilla para le aquile: Sané otra vez aparecía en escena del gol, en reflejo de que su determinación e inteligencia para el juego lo convirtieron en conductor principal del libreto del Bayern ante las ausencias.

Sané se erigió en el conductor que necesitaban los bávaros. Aquí celebra su gol con Coman y Kimmich. (Foto: UEFA) 

Lazio consiguió, entonces, un descuento rápido: Joaquín Correa anotó un buen gol para no dejar a su equipo con cero tantos. Después de la anotación, el partido se volvió trabado, con muchas faltas, tarjetas amarillas y llenos de cambios. Los bávaros bajaron sus revoluciones en ofensiva y pasaron a conducir el balón con más tranquilidad en su campo. Al fin y al cabo, el marcador los favorecía.

Con el final pitado por el israelí Orel Grinfeeld, el Bayern terminó de conquistar otra vez con creces el Olímpico, como aquella vez de 2014/15 cuando apabulló 1-7 a la Roma por fase de grupos. Está claro que ya desde entonces las siete colinas tienen grabado su nombre como el de un visitante muy incómodo: uno que esta vez dejó una llave al borde de la sentencia.

Los Goles

Fotos: UEFA


Leer más...

La ficha del Lazio 1 - Bayern 4

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy