Foto: AFPEl Manchester City no la tuvo fácil en su visita al Dortmund, que se puso en ventaja y dejó traslucir algunas flaquezas defensivas del equipo de Guardiola. En el complemento, un controvertido penal permitió a De Bruyne y compañía encaminar la voltereta y clasificar tras el 1-2.
{autor_tugmug_escate}

Dentro de todas las leyes escritas y no escritas en el fútbol hay una excluida de todo análisis: se gana con goles. En ese sentido, el Manchester City superó ampliamente al Borussia Dortmund durante gran parte del primer tiempo, pero no tuvo espacios. Caso opuesto ocurrió en el segundo periodo: Kevin de Bruyne y Riyad Mahrez aprovecharon el espacio por el sector izquierdo y generaron peligro, mientras que en el otro sector estuvieron Ílkay Gündogan y Phil Foden para jugar sobrela base de los movimientos de Bernardo Silva, con una importante cuota de paciencia hasta que cayeran los tantos que sellaran el pase a semifinales.

El Dortmund, por su lado, logró abrir rápidamente el marcador con un golazo de Jude Bellingham tras la presión de Erling Håland. Luego el cuadro del Ruhr empezó a cerrar espacios y tapar a ambos extremos. Igual, pese a estar de momento de ventaja en la llave, los schwarzengelben no tenían fácil el panorama: Kevin De Bruyne estuco cerca de empatar con un remate que se estrelló en el palo.

Sobre los últimos 15' de la primera parte, Marcos Reus y el propio De Bruyne fueron los ejes de sus equipos. El primero empezó a dirigir las salidas rápidas del local, mientras que el belga se dedicó a ensayar jugadas individuales, en clara delimitación de los libretos previstos. El joven plantel del Dortmund parecía el escenario manejado, pero la inexperiencia le jugó una mala pasada.

De Bruyne, como es clásico, desequilibró y condujo al City. Aquí supera a Akanji. (Foto: AFP) 

Sucedió que Josep Guardiola mantuvo el 4-3-3 inicial, pero con la diferencia respecto de la primera mitad de que De Bruyne y Gündogan se juntaron más con Bernardo Silva. Así, los citizens ocasionaron más peligro conforme iban avanzando los minutos y pasaron a acercarse con mayor decisión al pórtico de Marwin Hitz, cuya figura comenzó a crecer con el correr de los minutos y los ataques visitantes.

El árbitro Carlos del Cerro Grande merece una mención en este punto. Ante un centro por la izquierda, Emre Can intentó despejar con la cabeza, pero el turco estiró la mano y el balón le rebotó en ella. El réferi español, tras la revisión del VAR, cobró penal y Mahrez lo transformó en gol. El Dortmund no se recompuso del golpe y, desde ese momento, empezó a decaer.

El segundo gol no tuvo oposición de la defensa debido a que fue una jugada rápida y muy bien elaborada. El Dortmund siguió decayendo y ni los ingresos de Thorgan Hazard o de Giovanni Reyna pudieron darle otra intención distinta a los arrebatos del equipo de Edin Terzić.

La resignación del Dortmund fue inevitable a pesar de no haber hecho un mal partido. (Foto: AFP) 

El siguiente escollo para el City será el PSG: otro club de similar aspiración -y billetera- en términos de ansiedad por conseguir la Champions League. Con esa mira, es importante reparar en que la gran falencia que ha dejado notar el City durante ambas llaves ante equipos alemanes pasa por una defensa que deja espacios atrás. Ante un rival tan voraz como el cuadro parisino, un leve error como algunos que se dejaron notar en el Signal Iduna Park tendrá otro precio.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Dortmund 1 - Manchester City 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy