Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl día después de De Jong, De Ligt y Dolberg, el Ajax mantiene intacta la promesa de renovación de su abolengo europeo.

    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Las grandes campañas, inevitablemente, tienen un final. Y en el fútbol, cuando esas épicas las protagonizan equipos que no son de primerísimo orden, el día después generalmente equivale a desmantelación y presión del botón de reset para recomenzar el juego.

Sucede que el Ajax, y esto está explicado hasta el hartazgo por DeChalaca, no es más un club de élite en Europa a partir del reordenamiento de mercados producto de la Ley Bosman, que le quitó esa condición de trampolín obligatorio para el éxito en otras ligas que antaño ostentó. Por eso, aun cuando la reconstrucción de la escuela del fútbol total en versión millennial ha sido exitosa de la mano de Erik ten Hag, estaba claro que la diáspora natural después de la gran Champions 2018/19 iba a transformar -entiéndase debilitar- su propuesta.

Sucede también que los que se fueron eran -naturalmente- los pesos pesados. Matthijs de Ligt se marchó a la Juventus, Frenkie de Jong al Barcelona y Kasper Dolberg al Niza: léase el eje de cada uno de los nódulos -defensa, volante, delantera- de la espina dorsal de Ten Hag. Por si fuera poco, el decano del grupo, Lasse Schöne, también decidió que era momento de dar por concluido su brillante ciclo en el club y se marchó al Genoa. En total el equipo de Amsterdam hizo ventas por casi 235 millones de dólares, y fiel a su prédica apenas gastó 66 millones en incorporaciones.

Promes se despachó con lujos y un gol que silenció Mestalla. (Foto: AFP) 

Pero cuando los negocios están bien hechos, nada hay que temer. Llegó Quincy Promes, formado en las canteras del club pero emergido profesionalmente en el Twente, procedente del Sevilla. ¿La respuesta? Abrió la cuenta con un cabezazo en la goleada sobre el Lille y otra vez volvió a responder en Mestalla para ampliar la diferencia sobre el Valencia. No es arquetipo como De Jong; pero sí resulta determinante y sin duda, va de modo más franco al frente.

También se miró al mercado latinoamericano. Del América mexicano se sumó a Édson Álvarez, y del emergente Defensa y Justicia de la Superliga argentina, a Lisandro Martínez. Este último, pese a llegar en principio para tapar el espacio de De Ligt -cubierto al final por Joël Veltman-, se ha sumado al azteca para conformar una primera línea compacta y con llegada al gol. En Mestalla fue notorio que por allí radica, quizá, la principal diferencia con el equipo semifinalista de la temporada anterior: quizá menor toque, pero sí mejor capacidad de acompañar lo que los finalizadores Hakim Ziyech y Dusan Tadic son capaces de seguir haciendo.

El Ajax, pues, sigue sin ser un favorito a títulos a priori. Pero más allá de su inicio perfecto en Europa con 6 puntos en dos partidos, está logrando un mejor cometido: el desarrollo sostenible de una propuesta cuya ejecución parece extenderse en el tiempo más allá de quiénes sean los músicos de la joven orquesta.

Leer más...

Todos los resultados de la jornada del miércoles por la fecha 2 de la Champions League

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy