Foto: AFPSiete goles en un partido sin público y con triunfo visitante fue el resultado de un extraño pero recordado toma y daca entre Valencia y Atalanta. El estupendo póker de Josip Iličić selló el 3-4 que confirmó la clasificación del sorprendente cuadro de Bérgamo a cuartos de final.

{autor_víctor_sierra}

Por la emergencia sanitaria europea se tuvo que jugar sin público y con la llave definida; por todo ese marco, las expectativas para el encuentro de vuelta entre ches y oribici fueron bajas. Sin embargo, rápidamente Josip Iličić abrió el marcador de penal para alargar aún más la diferencia, y a partir de eso una mezcla de espíritus distendidos y amor propio fueron conduciendo el escenario a una catarata de goles. Lo curioso fue que mientras el Valencia parecía alejarse de la hazaña conforme corrían los minutos, afuera del despoblado Mestalla sus aficionados, reunidos en masa -justamente lo que mediante el cierrapuertas se quería no se produjera-, se molestaban cada vez más tanto con la actuación de su equipo como con la drástica medida.

La Pizarra: Para despacharse

Valencia: El 4-trapecio-2 inicial funcionó poco y tan solo se mantuvo en los primeros minutos. Luego los locales pasaron a un 4-3-3 que dejó en el mediocampo a Geoffrey Kondogbia, Dani Parejo y Ferrán Torres. Pese a eso, el equipo de Albert Celades no supo mantener la diferencia y los errores defensivos les costaron caro.

Atalanta: El 5-3-2 fue ultradefensivo en la primera mitad, en la que solamente Josip Iličić y Alejandro 'Papu' Gómez se volcaron al ataque. En el segundo tiempo y con mayores licencias, los laterales Hans Hateboer y Robin Gosens se proyectaron como extremos. El cambio de Duván Zapata para el segundo tiempo dio mayor volumen ofensivo a la visita.

El Capo: Hablemos de cuatro

La solitaria noche valenciana fue Ilicic y punto. Aquí el esloveno celebra el tanto que cerró la serie. (Foto: Prensa Atalanta) 

Josip Iličić contará los próximos años que anotó un póker, en Mestalla, por la Champions League y a estadio vacío. El primero y el segundo llegaron vía sendos disparos de penal, imposibles para Jasper Cillessen. El esloveno comandó el ataque de su equipo e inoculó el oxígeno necesario para mantener alejado el peligro cuando el partido parecía complicarse, luego del segundo descuento che.

Kazuki Ito: De lo bueno, poco

La cuarteta arbitral rumana encabezada por Ovidiu Hategan cumplió un aceptable presentación. Las cuatro tarjetas mostradas dejaron en evidencia que no fue un partido muy violento. Eso sí, los jueces asistentes parecían tener poca ganas de estar en Mestalla: tanto Octavian Sovre como Sebastian Gheorgue anduvieron algo distraídos en algunas posiciones adelantadas.

Los Goles

Fotos: AFP; Prensa Atalanta


Leer más...

La ficha del Valencia 3 - Atalanta 4

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy