Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEn una jornada con remontadas, sorpresas y muchos goles, los equipos alemanes fueron los que mejor salieron librados. Borussia Dortmund volteándole el partido al Inter y RB Leipzig ganando con contundencia en San Petersburgo dieron una imagen sólida en tiempos no muy felices para el Bayern.

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Uno de los partidos más emocionantes de la jornada se jugó en el Westfalen Stadium. El Borussia Dortmund, que venía de golear 3-0 al Wolfsburgo por la Bundesliga y mantener el segundo puesto a tres puntos del Borussia Monchengladbach salvó los 3 puntos de local. El Inter empezó ganando con un gol de Lautaro Martínez, que dejó en carrera a Matts Hummels apenas a los 5', y luego una buena jugada de Marcelo Brozovic -asistencia larga del croata para Antonio Candreva y posterior pase raso de este- permitió al uruguayo Matías Vecino poner un 0-2 sorpresivo que silenció a la marea amarilla, aun cuando el equipo de Lucien Favre no hacía mal partido.

Para el complemento cambiaron las cosas, Antonio Conte no creyó que la ventaja era un resultado engañoso y pese a las amarillas de Cristiano Biraghi, Milan Skriniar y Antonio Candreva y los dos hombres en punta -Martínez con Romelu Lukaku- no hizo cambios. Y es que enfrente tenía a un crack: Achraf Hakimi. El lateral derecho, con sus proyecciones, hizo amonestar a los dos primeros y, como en Praga, apareció letal en el área neroazzurra con dos goles; en el medio, Julian Brandt colocó el empate parcial.

La cara de Conte era indescriptible. Inter queda con cuatro puntos y el Dortmund sube a 7, aunque tendrá que visitar Barcelona, que tiene uno más. Todo está por escribir en el Grupo F, en el que Slavia Praga pese a tener solo 2 puntos es un bonito proyecto: aun cuando no ganó, empatarle al Barcelona en el Camp Nou no es algo que pasa todas las fechas.

El RB Leipzig se plantó en el Krestovski y logró silenciar a la hinchada del Zenit. (Foto: AFP) 

Más temprano, en la histórica San Petersburgo, jugó otro equipo alemán: RasenBallsport Leipzig. Los 'Toros Rojos' venían de golear 8-0 al Mainz por la Bundesliga, para ponerse terceros a un punto del Dortmund. En Champions debían saldar deudas, y es que si bien habían derrotado de local al Zenit en la fecha pasada, la derrota en casa contra el Lyon los comprometió.

Con un planteamiento ofensivo y una efectividad clara, el equipo de Julian Nagelsmann doblegó a un equipo ruso que igual complicó. Quien suscribe está a favor del VAR, y su aplicación hace el fútbol un poco más justo; pero que te anulen un gol que ya festejaste como mínimo te deja con cara de tonto, y también choca en lo anímico. Sucede que tras la anulación del gol de Marcel Halstenberg el Zenit se repuso y estuvo cerca de abrir el marcador, hasta que el capitán Diego Demme apareció después de un rechazo de la barrera cerca del descanso. El equipo que apenas tiene una década de creado ratificó su liderato con el gol de Marcel Sabitzer tras eludir a Mikhail Kerzhakov. Peter Gulacsi se encargó de garantizar la diferencia y lo cierto es que, pese a la victoria del Lyon, los de Leipzig mantuvieron la punta y ahora deberán recibir al Benfica y luego ir a Francia a luchar el primer puesto.

En una semana que el Bayern Munich -más allá de mantener su andar invicto en Champions- vio cómo despedían a Niko Kovac, dos equipos dieron la cara por Alemania. Un fútbol hace rato dependiente de lo que surge de Bavaria, pero en el que tanto en la Bundesliga -con el Borussia Mönchegladbach como líder- como en Europa comienza a admitir otros protagonismos, lo cual por cierto resulta bastante sano.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy