Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com¿Para qué hablar de falsos '9' si están de moda los verdaderos? De la mano de grandes actuaciones de sus hombres de área, Bayern Münich, Real Madrid y Manchester City están a tiro de los octavos de final de la Champions League.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

Pese a que la calidad de sus pies está respaldada por el sinnúmero de éxitos que han cosechado en su carrera, Karim Benzema, Robert Lewandowski y Gabriel Jesús han sido bastante cuestionados en las últimas semanas. Algunos por su falta de gol y otros solo por ser parte de grupos criticados a los que los resultados les daban la espalda.

El caso más resonante, sin duda alguna, fue el del ariete francés. Discutido en las últimas temporadas pese a ser fundamental en la obtención de las tres últimas 'Orejonas' de parte del Real Madrid, Benzema por fin pudo bajarle el volumen a las críticas en Plzen. Quizá en el momento más crítico del cuadro merengue -solo comparable con los tiempos de Rafael Benítez al mando-, fue el goleador galo quien abrió el camino de la victoria de 0-5 en el Doosan Arena.

Con un doblete, el ex seleccionado francés reeditó sus mejores actuaciones en la Casa Blanca y fue la principal arma ofensiva del equipo dirigido por Santiago Solari. Un Madrid que de la mano del 'Indiecito' ha logrado concatenar tres victorias en la misma cantidad de encuentros y que volvió a ser ese equipo poderoso que goleaba a sus rivales por efectividad, peso y calidad de plantel.

 

También con un doblete, Lewandowski calmó -al menos hasta el fin de semana- las dudas que se tejen sobre el Bayern Münich. El equipo de Niko Kovač es tercero en la Bundesliga en medio de dudas dentro y fuera del vestuario; dudas que se evidenciaron en el trámite del encuentro. El coraje y orden del AEK Atenas en el Allianza Arena puso -en gran parte de los 90'- en apuros al elenco bávaro y fue solo la cuota goleadora del polaco el factor que inclinó la balanza a favor de los locales.

Pero si de cuotas goleadoras se trata, la de Gabriel Jesús fue la más alta. El brasileño de 21 años llegaba con apenas 2 goles en toda la temporada y sin gritos sagrados en dos partidos jugados en la presente Champions League. Su triplete ante un indefenso Shakhtar Donetsk retribuye -de gran forma- a la confianza que Josep Guardiola depositó en su capacidad para hacer vibrar redes.

A lo mencionado hay que sumar los dotes histriónicos que permitieron al ariete inventar un penal que solo el húngaro Viktor Kassai vio. El '9' del cuadro ciudadano estuvo acompañado de un mediocampo en el que los Silva -David y Bernardo- fueron los estandartes, estuvieron intratables y en consecuencia no pudieron ser neutralizados. Razón principal por la que la media docena de goles describe perfectamente lo que se vio sobre el césped del City of Manchester.

 

Pero lo de los '9' no es exclusividad de tres. En Mestalla, un delantero que no tiene mucho cartel también brilló en su equipo con dos goles. Santi Mina se estrenó como goleador en la presente Champions abriendo el marcador y poniendo paños fríos a un encuentro que solo estuvo en riesgo por 5 minutos con el empate del Young Boys. El propio Mina marcó el segundo y Carlos Soler sentenció el duelo.

Pero el que tiene cartel hasta de sobra es Cristiano Ronaldo. El portugués pudo reflejar su consolidación en la Juventus anotando su primer gol con los bianconeros en la Champions. Lamentablemente para CR7, pese a dominar claramente el trámite del enfrentamiento -con dos tiros al palo de Khedira y Dybala incluidos-, su equipo perdió el encuentro por 1-2.

Situaciones similares -o aun peores- fueron las que vivieron el brasileño Jonas y el croata Andrej Kramaric. Si bien aportaron con goles y sus escuadras -Benfica y Hoffenheim, respectivamente- no perdieron sus encuentros, ellas sí complicaron sus chances de clasificar a octavos empatando con sus rivales directos. Igual, ambos ratificaron que los goles están más cerca de producirse cuando se intentan desde el corazón del área.

 

En suma, la cuarta jornada de la Champions League ratificó la vigencia de tres de los diez máximos goleadores en la historia del mencionado torneo. Ronaldo, el primero en el ranking, anotó un tanto; Benzema, el cuarto, hizo un doblete; y Lewandowski, el sétimo, también se hizo presente por partida doble. Fecha fructífera para los delanteros o -para ser más exactos- goleadores tradicionales, en tiempos en que algunas blasfemias llegan a poner en duda su importancia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy