Foto: UEFALiverpool clasificó a cuartos con un resultado lapidario ante un Bayern Múnich sin ideas: un 1-3 que ratificó la paternidad de Jürgen Klopp sobre los bávaros. Sadio Mané estuvo fino y logró dos goles que determinaron el destino de la serie.

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

El Capo: Manejo ofensivo

Sadio Mané estuvo fino de cara al arco bávaro. Apareció primero con una buena jugada, repleta de técnica, ante la rápida salida de Manuel Neuer; y luego lo hizo llegando bien para cabecear y liquidar la eliminatoria. No necesitó apelar a subir tantas velocidades para superar con facilidad al brasileño Rafinha.

La Pizarra: Ya los conocía

Niko Kovac cambió su 4-2-3-1 por un 4-3-3, pero con ausencias notorias. No estuvo por sanción Joshua Kimmich y entró Rafinha; también arrancó Franck Ribéry por Kingsley Coman como extremo por izquierda. Fue flojo lo de James Rodríguez, y los ataques más peligrosos se dieron por el lado de Serge Gnabry. Además, ante las ausencias de Thomas Muller y Arjen Robben, Kovac no tenía mucha opción ofensiva en el banco y el ingreso de Kingsley Coman apenas creó peligro; más aportó Renato Sanches con disparos de media distancia.

Jürgen Klopp, en cambió, sí repitió táctica respecto de la ida: con el 4-3-3, volvió y con gol Virgil van Dijk, por lo que Fabinho pasó a la banca, y en la medular el experimentado James Milner reemplazó a Naby Keita -lesionado-. Arriba brilló el tridente letal: Mohammed Salah, Roberto Firmino y Mané. La temprana lesión de Jordan Henderson generó el ingreso de Fabinho, quien tuvo un rendimiento progresivo.

La Joyita: Sabio Mané

Mané se saca del camino a Neuer y define. (Foto: UEFA) 

El gol inaugural fue una auténtica lección técnica de Mané. Ante la apresurada salida de Neuer, el senegalés amagó hasta dejar quebrado al golero, y definió picándola para evitar cualquier despeje rival.

El Tapadón: Susto sin disgusto

Con el 1-1 parcial en el marcador, un centro rápido de Gnabry no encontró a Robert Lewandowski solo por la rápida salida de Allison Becker, quien sin ser espectacular hizo el movimiento justo para que el polaco pifiara su intento.

El Extraviado: Es lo que hay

Tras la goleada por 6-0 al Wolfsburgo en la Bundesliga con gol incluido de James Rodríguez, el colombiano esta vez no fue importante. Su irregularidad no lo termina de ratificar como estrella y aún se preguntan en la dirigencia bávara si comprarán su pase. Al Bayern le queda luchar por su sétima Bundesliga contra un Borussia Dortmund que tampoco clasificó a cuartos.

El Jugadón: Taco doble

Van Dijk se eleva para establecer el gol de la clasificación del Liverpool. (Foto: UEFA) 

Un buen ataque red -esta vez de gris- acabó desperdiciado por Trent Alexander-Arnold, quien pudo resolver mejor un mágico taconazo de Salah. Al final, la defensa bávara terminó despejando el ataque.

El Cambiazo: Lesión con reacción

La lesión de Jordan Henderson obligó el ingreso de Fabinho apenas a los 14'. Al final, la marca del brasileño fue beneficiosa para controlar la medular local pues su rendimiento fue mejorando progresivamente, aunque se excedió un poco con el juego duro.

Kazuki Ito: Festa tranquilla

Partido sin mucho trámite para el italiano Daniele Orsato y su cuarteta. El réferi mostró las amarillas precisas cuando el juego se excedía en violencia. Los goles no implicaron polémica algun en un partido al que le sobraron 10 minutos tras el tercer gol del equipo de Anfield.

Los Goles

Fotos: UEFA


Leer más...

La ficha del Bayern 1 - Liverpool 3

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy