Foto: UEFALiverpool no sufrió mucho para superar por 2-0 al Porto. Los reds de Jürgen Klopp jugaron a media máquina y colocaron pie y medio en semifinales gracias a los goles de Naby Keita y Roberto Firmino.
Adrián Cabrejo | @adriancabp
Director periodístico

El Capo: Air Jordan

Jordan Henderson fue el motor del Liverpool para superar sin mayores problemas al Porto. El mediocampista y capitán de los reds no se cansó de filtrar pases, uno de ellos importantísimo para el segundo tanto de su equipo. Estuvo sumamente acertado y se convirtió en el mejor jugador del encuentro en Anfield Road.

La Pizarra: Esos tres

Liverpool salió con un 4-3-3 que marcó diferencias a lo largo del partido. Fabinho se multiplicó en el medio para recuperar la pelota, lo que permitió que Jordan Henderson y Naby Keita quedaran mucho más libres para pisar las inmediaciones del área. Arriba las estrellas del equipo dirigido por Jürgen Klopp generaron desequilibrio en mayor o menor medida. Mohamed Salah fue el mejor, aunque Roberto Firmino anotó y Sadio Mané lo intentó.

El 4-4-2 de Porto le sirvió de poco porque los atacantes se toparon siempre con un muro infranqueable. Los medios Danilo Pereira y Óliver Torres no dieron abasto para controlar los embates del local, mientras que los laterales no treparon y fueron una puerta abierta. Eso dificultó las cosas para los dragones, que fueron ampliamente superados.

La Calamidad: Por partida doble

Salah no anotó, y hasta desperdició una clara chance. (Foto: Prensa Liverpool) 

Mohamed Salah tuvo la oportunidad de anotar en el minuto 21, pero falló de forma increíble cuando se encontraba solo frente a Íker Casillas, quien ya se encontraba vencido. Lo curioso es que la jugada nació con un error de Otavinho tras un pase hacia atrás que no fue aprovechado por el atacante egipcio.

El Duelo: Solo contra el muro

Moussa Marega fue el único del Porto que no se dio por vencido en momento alguno. El delantero siempre fue al choque contra Dejan Lovren, y se constituyó en una piedra en el zapato para el defensor central. Si bien no pudo anotar, sí fue un valor importante que hizo sudar más de la cuenta a la defensa del Liverpool.

El Extraviado: No vinho

Otavinho no destacó en lo absoluto en el encuentro ante Liverpool. El jugador del Porto estuvo involucrado en un claro error que estuvo a punto de costarle un gol a su equipo. Tampoco desbordó en ofensiva, pero increíblemente jugó los 90 minutos.

La Joyita: Ponga la Firmino

Firmino sacó así el imparable zurdazo que selló la victoria red. (Foto: Prensa Liverpool) 

El segundo gol de Liverpool fue una gran jugada colectiva que terminó con un toque de Roberto Firmino para empujarla solo frente al arco. Primero Jordan Henderson metió un pase a la espalda de Alex Telles, y Trent Alexander-Arnold supo meter el pase por abajo que cruzó toda el área. Allí estuvo Firmino para añadirla y poner el 2-0.

La del VAR: Metió mano

La polémica del partido se gestó en el tramo final del primer tiempo. Porto se fue con todo al ataque y Alisson metió una mano poco ortodoxa para desviar un remate, pero no se percató que por atrás llegaba Trent Alexander-Arnold, a quien el balón le pegó en la mano. El árbitro finalmente decidió no cobrar penal, en una decisión que pudo alterar el curso del partido.

Kazuki Ito: Unas tapas

El árbitro español Antonio Matheu Lahoz no tuvo demasiados problemas con la conducción del encuentro. Salvo la polémica de la mano de Alexander-Arnold, se manejó bien y los jugadores colaboraron al no dedicarse a pegar.

Los Goles

Fotos: UEFA; Prensa Liverpool


Leer más...

La ficha del Liverpool 2 - Porto 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy