Foto: AFPEn un partido infartante, Manchester City había anotado el quinto gol que le daba el gol de la clasificación a semifinal, pero el VAR lo anuló y le negó el sueño de avanzar. El 4-3 le dio al Tottenham de Pochettino y Son -autor de un doblete clave para los 'Spurs'- el pase a semifinales.

Larry Jalk | @LarryJalk
Redactor

El Capo: El héroe

A Son Heung-Min le bastaron 3 minutos para volver a ser determinante en la llave entre ingleses. El surcoreano marcó un doblete en ese lapso que acabó dictando la sentencia para el Manchester City. Fue clave lo suyo porque aprovechó el momento exacto para dar el golpe y luego del tanto siguió haciendo daño en ataque. Sin duda, el mejor de un vibrante partido.

La Pizarra: Ajedrez variado

Sergio Agüero como '9', Raheem Sterling y Kevin de Bruyne por las bandas. Los dos Silva (David y Bernardo) como conductores e Ílkay Gundogan como ancla. Así salió a afrontar el partido el equipo de Josep Guardiola. Encontró rápido el gol mediante la posesión de balón y la transición rápida. Pero cuando el partido acababa, el español decidió mover la banca: ingresó Fernandinho por David Silva, de flojo partido. Eso le otorgó al City un poco más de seguridad en lo defensivo, pero perdió un hombre más en ataque. Tal vez el ingreso de Riyad Mahrez le habría dado más posesión de balón y capacidad de asociación en ataque. Luego ingresó Sané en los descuentos, pero poco pudo hacer el alemán; su cambio debió producirse minutos antes.

Tottenham, sin Harry Kane, iba en busca de la semifinal en casa ajena. Con Lucas Moura y Son Heung-Min de delanteros, Christian Eriksen y Dele Alli como conductores y dos volantes de primera línea: Moussa Sissoko y Victor Wonyama. El primero salió lesionado al término del primer tiempo e ingresó Llorente, quien -por cómo iba el partido- tal vez no era la mejor elección. Pero el español no defraudó: a los 72', con polémica y ayuda del VAR, anotó el gol no del triunfo, sino de la clasificación. Al pasar los minutos, la visita cada vez se ocupaba más de defender, por lo cual ingresaron Ben Davies y Davinson Sánchez.

La Clave: Respuesta inmediata

Silva busca el espacio para dispara entre Trippier y Wanyama. (Foto: AFP) 

El partido no tuvo respiro porque el Tottenham entendió que el momento para responder era permanente. Si Manchester City se ponía arriba en el marcador e igualaba el global, pues entonces había que retrucar de inmediato. La presión alta diseñada por Mauricio Pocchettino se notó e indujo al error a la defensa citizen para que así llegaran, por ejemplo, los dos madrugadores primeros goles de la visita.

La Joyita: Exquisita definición

Con el empate parcial logrado y la tensión reinando en los cielos de Manchester, Son Heung-Min no lo sintió así. El surcoreano anotó un golazo de derecha para colocar el 1-2 parcial: se perfiló, tomó su tiempo y la mandó a guardar a un ángulo imposible para Éderson.

El Jugadón: Posesión absoluta

El City había retomado la posesión del balón luego de encajar el segundo tanto. Así, en una jugada colectiva entre Bernardo Silva, De Bruyne y Sterling, llegó el tercer gol. El portugués había habilitado al belga, quien sacó un centro perfecto para que el inglés definiera sin marca y pusiera el empate a dos.

El Tapadón: El campeón del mundo

Agüero saca el disparo, pero Rose intenta evitarlo. (Foto: AFP) 

El partido seguía empatado al inicio del segundo tiempo y el City seguía siendo dominador. Le tocó intentar mediante remates desde fuera del área, una de las especialidades de De Bruyne. Pero Hugo Lloris, a mano cambiada, evitó con una magistral volada que el cuadro de Guardiola se volviera a poner arriba en el marcador.

La Cancha: Ensueño en la ciudad

El City of Manchester lució repleto, y no solo por hinchas ciudadanos; los 'Spurs' llevaron bastante gente también. La recompensa fue un espectáculo de poder a poder, vibrante desde el primer hasta el último instantes, y además con importante exhibición táctica de dos entrenadores que no tuvieron resquemores en pasearse por sus áreas técnicas durante todo el juego y sumar así al espectáculo.

Kazuki Ito: Todo bien

A diferencia de otras jornadas polémicas de Champions, esta vez el cuestionado Cuneyt Cakir lució firme y sereno. Apoyado por el VAR, el turco convalidó el gol de Llorente -aunque no revisó la imagen desde el ángulo posterior del arco, que quizá le podría haber hecho cambiar de decisión- y anuló el agónico gol de Sterling por milimétrica posición adelantada de Agüero.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Manchester City 4 - Tottenham 3

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy