Composición fotográfica: Aldo Ramírez /
DeChalaca.comCon actuaciones descollantes de Kevin Gameiro, Antoine Griezmann y Yannick Ferreira Carrasco, Atlético de Madrid brilló en el BayArena y liquidó al Bayer Leverkusen. Con el 2-4, que se empezó a resolver en el primer tiempo, los dirigidos por Diego Simeone están a un tris de cuartos de final.
    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Que no quede duda alguna de que Diego Simeone ya había leído el desenlace del partido. Que cediéndole espacios a su contrincante, y a punta de velocidad y regate, iba a encontrar la ventaja y la garantía para empezar a resolver la historia de esta llave. Todo, es casi seguro, lo tenía cantado el buen 'Cholo' en los previos del partido.

Es más: hasta los golpes que tanto repartió el chileno Charles Aránguiz a lo largo de los 90 minutos seguramente estuvieron en la bolsa del presupuesto colchonero. Ese que, incluso, también debió haber considerado la condescendencia del escocés William Collum para no dejar en inferioridad numérica a los dueños de casa. Todas las cartas, es un hecho, ya las tenía preparadas el comando técnico del Atlético de Madrid y, como es obvio, los protagonistas de la historia sabían cuál era su negocio.

El 'Atleti' tuvo otra actuación eficaz, de esas que permiten dejar huella en un certamen del nivel de una Champions League, y dio un paso trascedental para meterse al grupo de los ocho mejores de la competencia. Su premisa fue cederle, solo por 10 minutos, el control de las acciones al Bayer Leverkusen, y tras ello empezar a desnudar las falencias del local y liquidar el arco de Bernd Leno.

Fernando Torres anotó el último gol del Atlético de Madrid en el BayArena (Foto: Reuters) 

En efecto, los de Simeone esperaron el momento perfecto para derrumbar el entusiasmo local, y lo concretaron con un fantástico gol de Saúl Ñíguez, quien definió con zurda y abrió una historia que empezó a tener tinte de escándalo cuando el francés Antoine Griezmann facturó luego de una acción fenomenal de Kevin Gameiro. Dicho sea de paso, esta dupla letal del 'Atleti' se encargó de poner sobre las cuerdas a Omer Tropak y Aleksandar Dragovic, quienes no atinaron una sola al momento de delimitar la marcación correspondiente.

Y si bien el Leverkusen tuvo una tibia reacción con el descuento de Karim Bellarabi, apenas comenzó el segundo tiempo, Atlético le recordó que enfrente tenía a una oncena plasmada de jerarquía y que difícilmente iba a perdonarle algún intento de desfachatez. Por eso el elenco rojiblanco fue capaz de estirar la cuenta, con ese penal que se fabricó Gameiro y que él mismo se encargó de resolver. Y si bien una pequeña distracción, como esa que derivó en un nuevo descuento del local tras una desatención entre Miguel Ángel Moyá y Stefan Savic, ajustó en determinado momento el marcador, un viejo zorro como el 'Niño' Fernando Torres se encargó de redondear la faena.

Atlético se hizo amo y señor en el BayArena. Redondeó un 2-4 que, en una instancia decisiva de la Champions, es prácticamente imposible de remontar, más si el duelo de revancha se debe disputar en el Vicente Calderón. Pero Leverkusen, para cualquier efecto, se debe sacudir de su muy pobre actuación en términos defensivos. Probablemente no le alcance para una histórica remontada que lo clasifique a cuartos, aunque puede bastarle para que no quede en los registros de la temporada 2016/17 como el once que quedó más pasmado por la diferencia de nivel respecto de su rival.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: AFP


Leer más...

La ficha del Bayer Leverkusen 2 - Atlético de Madrid 4

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy