Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSevilla tenía todo para sentenciar la llave, pero en la cancha no lo ratificó y deja muy vivo a un Leicester al que solo le pudo ganar por 2-1. Los zorros, de la mano del expertise de Claudio Ranieri, aguantaron el primer round y se jugarán a definirlo en la vuelta.

 

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Puedes ser el favorito, puedes tener la posesión (68% versus 32%); pero en el fútbol los que importan son los goles. Claudio Ranieri, con toda su experiencia, le cedió y sigue cediéndole la presión a Jorge Sampaoli y por ahora los zorros se van con una derrota mínima y con un saldo favorable para la vuelta en el King Power Stadium.

La jerarquía es clave para partidos de este calibre. Y el italiano Ranieri, con casi cien partidos en competiciones europeas, sabía lo que se jugaba. Enfrente, un iluminado como el 'Hombrecito' pero que en Europa recién se va armando su camino y disputa su primera temporada. Veintidós disparos del cuadro hispalense, un penal fallado de Pablo Sarabia, un palo de Vitolo y otro de Adil Rami, y solo dos goles. El mismo Sarabia y Ángel Correa marcaron para los de Nervión y dejaron abierta la eliminatoria.

Una vieja máxima dicta que goles que no haces son goles que te hacen, y Jamie Vardy lo sabe. Leicester era sapiente de su inferioridad y cargaba con un terrible 2017 a cuestas: un punto en 6 partidos, cero goles a favor, a un punto del descenso y con Islam Slimani (goleador del equipo, con 5 tantos) lesionado. Sí, se habla del vigente campeón de la Premier: viudo de N’Golo Kanté y poco más por estos tiempos.

Sevilla superó a Leicester y parte con una mínima ventaja de cara al duelo de revancha. (Foto: EFE) 

Sucede que si se ve el partido como espectador promedio, cualquiera quedará horrorizado por todo lo que hizo el Leicester. Basta decir que Sergio Rico, el golero sevillista, tenía en el primer tiempo más pases efectuados que cada uno de los jugadores del cuadro inglés con excepción de Danny Drinkwater, o que solo Samir Nasri había hecho tantos pases como todos los azules en conjunto. Pero en recuperaciones el cuadro de Ranieri era superior, y en efectividad también: como cuando justamente Drinkwater armó por izquierda un desborde y centró de modo raso para que Vardy marcara su primer gol ¡desde setiembre! Pero es Vardy, el héroe de lo imposible -¿qué será una posible clasificación al lado de una Premier asombrosa?-.

Oda a la efectividad, oda a exprimir jugadas y a aguantar. Oda y un monumento a Kasper Schmeichel, quien atajó un penal y fue responsable de achicar ángulos a cada envión andaluz; héroe desde la retaguardia, el danés. Así, con todo a su favor pero con tal elegía en contra, el Sevilla solo logró una victoria mínima y debe aterrizar sus fundamentos en la cancha para poder eliminar a un equipo que en un mes podría estar en puestos de descenso. El 14 de marzo está fijada la vuelta en el King Power y ahora el favorito, por resultado, es el Leicester. Ranieri puede ir perdiendo la batalla de la Premier, pero le va ganando otra a Sampaoli.

Los goles

Fotos: EFE


Leer más...

La ficha del Sevilla 2 - Leicester 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy