Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comNi Manchester City ni Real Madrid arriesgaron más de la cuenta y se conformaron hasta el hastío con un 0-0 opaco, que solo alcanzó alguna vibración en el tramo final. Los de Zidane, que acusaron visiblemente la ausencia de Cristiano Ronaldo, asoman mejor parados para la vuelta, aunque lejos del rendimiento óptimo de un aspirante al título.

 

El Capo: Nicolás Otamendi

En un partido de pocos remates al gol, que un defensa destaque como figura es síntoma inequívoco de que no faltó generación de juego, sino capacidad de sobrepasar a la última línea. Otamendi, con más limpieza y elegancia que un Kompany algo brusco, se encargó de barrer y limpiar ese pase final del sistema de ataque del Madrid que buscaba algún destinatario que disparara al arco de Hart. Como un permanente disruptor de circuitos, lo del argentino fue incluso mejor que las oportunas intervenciones del guardameta citizen y que el noble despliegue físico y mental de Fernandinho en el mediocampo.

La Pizarra

- Manchester City: Practicó a ultranza el consabido 4-2-3-1 de Pellegrini, al punto de no modificarlo ni con la salida de Silva por lesión ni incluso con la tardía entrada de Sterling, quien bien pudo -y quizá debió- constituirse en un segundo punta que pudiera hacer jugar más a Agüero. El más inquieto de la segunda línea fue De Bruyne, pero se perdió más en intentos individualistas antes que buscar conexión con el 'Kun'.

- Real Madrid: Zidane no alteró el 4-3-3 pese a la ausencia de Cristiano. Lo sustituyó por Lucas Vázquez, a quien más que quedarle grande, el partido le resultó poco funcional, pues el Madrid intentó hacer lo mismo que si hubiera estado 'CR7' en la cancha cuando claramente las circunstancias eran muy distintas. En el medio, a ratos Modric tomó el liderazgo, y luego Kroos; pero el equipo careció de guía con notoriedad. Arriba Jesé, más autosuficiente para conseguirse la pelota, resultó más inquietante que un Benzema huérfano de asistencias eficientes.

Los Goles

No hubo.

Kazuki Ito: Cuneyt Cäkir

- El turco manejó de modo regular un partido en el que se temía por el juego fuerte del local, y que de hecho tuvo algunas entradas bruscas. Pero contra lo supuesto, fue el Madrid el que terminó pegando algo más, y por eso desde temprano Pepe -su hombre más brusco- estuvo condicionado por amarilla.

- En la que sí falló Cäkir junto a su asistente Tarik Ongun fue en una jugada que pudo terminar siendo clave: un tiro libre que se cobró a Marcelo en el borde del área cuando Fernandinho se había barrido y tocado primero la pelota, sin hacer contacto con el brasileño. En esa posición y con Bale frente a la pelota, podía ser determinante a 11' del final. Pero chocó en la barrera y el yerro arbitral quedó en anécdota.

Foto: AFP


Leer más...

La ficha del Manchester City 0 - Real Madrid 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy