Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSuperado de cabo a rabo por un Bayern acosador, el Atlético de Simeone ni siquiera pudo aplicar su defensa a ultranza en Münich: simplemente resistió como pudo 90 minutos de acoso bávaro. No obstante, una corrida fantasmal de Griezmann a los 54' les dio a los colchoneros el gol de la clasificación en un 2-1 con dos penales perdidos y emoción a borbotones.

 

El Capo: Arturo Vidal

En un partido más basado en la fuerza que en la técnica, el chileno aportó la cuota de inteligencia que el Bayern requería para ordenar sus incesantes ataques. Dúctil siempre para marcar y para llegar en ofensiva, el 'Rey Arturo' fue el alma de una noche bávara triste, pero que igual para la estadística registra una victoria explicada en buena medida por el juego de Vidal.

La Pizarra

Bayern (4-1-4-1): Josep Guardiola propuso un sistema todoterreno, de copamiento de la salida del Atlético. La línea Douglas Costa - Müller - Vidal - Ribéry funcionó muy bien en todo lo que tuvo que ver con tener la pelota e impedir que el Atlético pudiera salir de fondo, sobre todo opacando a los laterales colchoneros. Pero siempre el pase hacia el área fue largo, en búsqueda de que Lewandowski empujara el esférico. Eso solo sucedió una vez, cuando el gol de Griezmann exigió que al menos ocurriera en una ocasión más.

Atlético (4-trapecio-2): En lo táctico, muy flojo partido de los de Simeone. Los costados estuvieron completamente taponados por el juego del Bayern: ni Juanfran ni Filipe Luis pudieron construir juego; Ñíguez estuvo desaparecido y Koke solo mejoró cuando, con la salida de Augusto -muy flojo en la marca-, pasó a primera línea junto a Gabi. Atrás, la labor de resistencia fue pura, con Oblak volviéndose protagonista y Godín despejando, rústica pero fieramente, cualquier intento muniqués.

Los Goles

Kazuki Ito: Cuneyt Cäkir

- El turco, habitué de estas instancias de Champions, tuvo que lidiar con el juego fuerte de ambos bandos -y no solo del Atlético- cuando la desesperación los desbordó por momentos. No recurrió, sin embargo, casi a las amarillas: solo las mostró a Giménez y Javi Martínez en los penales que cada uno cometió.

- El primer penal fue indiscutible. En el segundo, sin embargo, Cäkir no advirtió que la falta de Javi Martínez a Torres se dio fuera del área. En ese caso, debió ser mejor asistido por su asistente Tarik Ongun, quien sin embargo al estar del lado opuesto tampoco tenía el ángulo perfecto de visión a disposición.

- Guste o no el estilo de Simeone, su agresión al delegado de la UEFA que se acercó sobre los descuentos a llevar la paleta del campo es condenable y merece una dura sanción. También debió ser advertida por la cuarteta, en ese caso por el cuarto oficial Serkan Ok. 

Foto: EFE


Leer más...

La ficha del Bayern 2 - Atlético de Madrid 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy