Foto: AFPBorussia Dortmund sacó a relucir la peor cara del Real Madrid, y con una gran lectura por parte de Jurgen Klopp, logró vencerlo por 2-0. El resultado no les alcanzó a los alemanes, que quedaron eliminados de la UEFA Champions League.

 

En el fútbol, los errores muy pocas veces son perdonados. Con mayor razón si al frente está un león herido como el Borussia Dortmund, que a pesar de las bajas logró superar en el trámite del juego a un Real Madrid adormecido que, sin Cristiano Ronaldo, abandonó su clásico 4-2-3-1,y que no se encontró con un 4-3-2-1 que esta temporada no les ha funcionado, en términos de juego efectivo, a los dirigidos por Carlo Ancelotti.

El entrenador italiano no leyó bien el partido, y no supo entender el mensaje implícito de su último partido en Anoeta contra la Real Sociedad. Ese día goleó 0-4, pero el trámite del juego no fue del todo favorable para un Madrid que dejó serias dudas en cuanto a la marca y a la elaboración del juego. En el Signal-Iduna Park, la figura varió básicamente porque este Borussia Dortmund tiene mucha más jerarquía que el equipo de San Sebastián.
Un dolor de cabeza se volvió Marco Reus para la defensa de Real Madrid, como aquí contra Pepe (Foto: AFP)
El que sí lo leyó bien fue Klopp, que decidió hacer un cambio radical en la mitad de la cancha. En esta ocasión optó por dejar fuera del once titular a SebastianKehl y NuriŞahin, dos volantes que le dan mucho más fútbol, y se la jugó por los menos mediáticos Oliver Kirch y Milo Jojić, que destacaron notablemente a la hora de presionar cuando el Madrid intentaba salir de campo propio. La variante funcionó, y la visita casi no generó ocasiones de gol.

A pesar de la buena lectura de Klopp, Ángel Di María tuvo en sus pies la chance de asegurar el pase a semifinales para el Madrid. El argentino resbaló y erró un penal que luego fue aprovechado de manera colosal por un Dortmund ampliamente superior, que maximizó los errores que los de la capital española han cometido desde inicios de la presente campaña. Un horror de Pepe se convirtió en el mejor aliado de los alemanes, que ya hacían méritos para estar arriba en el marcador, y que pusieron el primero por intermedio de Marco Reus.

El Real Madrid no reaccionaba, y la intensa presión ejercida por el BVB se lo empezaba a tragar. Al error de Pepe se sumó el de Illarramendi, que completamente ido no pudo ceder correctamente la pelota, algo volvió a ser aprovechado por Marco Reus, que enrumbó al área defendida por Casillas, para luego pasarle el esférico al polaco Lewandowski, quien no pudo anotar. Felizmente para los hinchas del Dortmund, el ex Borussia Monchengladbach se encontraba atento, y supo aprovechar el rebote.
A Robert Lewandowski no se le dio el gol frente al Madrid, que en el tramo final tuvo que aguantar como sea a los atacantes del Dortmund (Foto: AFP)
A partir ese momento, Íker Casillas empezó a hacerse protagonista del partido. El portero español empezó a sacar todo lo que iba a su arco, y de esta manera se convirtió en la figura del partido, por encima de un Marco Reus que fue un auténtico demonio para la zaga madrileña.

La segunda mitad se hizo un poco más peleada en la mitad de la cancha. El Dortmund cedió un poco en cuanto a la presión, y eso le permitió al Madrid asentarse un poco más en el terreno de juego, aunque sin llegar con peligro al arco de Roman Weidenfeller. Los blancos tuvieron un par de chances que no supieron aprovechar, y el Dortmund estuvo cerca de igualar la serie con un remate deHenrikhMkhitaryan que se estrelló en el palo.

Los últimos minutos fueron intensos, con un cuadro germano que, empujado por su gente, se lanzó con todo para intentar conseguir el gol que les permitiera igualar la serie. Al final al Dortmund no le alcanzó, y el Madrid terminó pidiendo la hora. Ahora los merengues deberán mejorar ampliamente si quieren superar las semifinales, instancia en la que se han quedado las últimas tres temporadas.

Fotos: AFP

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy