La experiencia de Frankie viendo la final de Moscú junto a un peculiar grupo de amigos.  

Fotos: Reuters

Frankie acabó la Champions reconociendo a Cristiano Ronaldo como el mejor del mundo (Foto: Reuters)Hace unos días mi bandeja de entrada del Hotmail recibió uno de esos mails que guardaré para leerlo de acá a unos años. El subject: “Para mis hombres”. La autora: mi amiga del alma, La Pilla. Antes de abrirlo muchas cosas pasaron por mi cabeza (¿qué quieren? Con ese subject uno se espera cualquier cosa..) y lo que recibí (recibimos, en realidad) fue una invitación a algo que jamás creí iba a hacer: celebrar el santo de Pilla viendo la final de la Champions League en el directorio de una de las empresas más grandes del país en pantalla gigante. Además, rodeado de mi grupo íntimo de amigos. Así es: para eventos magnos con personas magnas, salas magnas. Cristiano Ronaldo vs. Frankie Lampard en imágenes de escala humana. Oh sí.

Yo había pedido medio día libre ante tal extraordinario evento y llegué temprano a la cita. Me encontré primero con mi hermano Popotitos en frente de la fábrica. Nos dimos un abrazo y de pronto el pelotón de seguridad de la fábrica cortó el tránsito de la cuadra: era Pilla en su Pillamóvil, que llegaba escuchando el himno de la Champions en su ipod. Entramos y nos dirigimos raudamente hacia la Sala de Directorio a paso de socio-director con la autoridad que solo tres fanáticos de la Champions pueden ostentar. Varios minutos después llegó el Negrao, Don Ramón Jr. y sí -tú lo pediste, tú lo aclamaste-, el Yerno de América, el terror de los comentaristas televisivos y arqueros de antaño, el único e inigualable Salomón.

El primer tiempo dejó un 1-1 esperanzador gracias a un gol de C. Ronaldo (a mayo, el mejor jugador del 2008) y un gol de champa del Chelsea. Durante el entretiempo, Popotitos añoraba a Break; Don Ramón contaba cómo uno de sus amigos quería ser más que un amigo de la suegra de Don Ramón Jr.; el Negrao ensayaba una explicación más creativa que el clásico “Jefe, estaba en el baño peinándome mi frondosa cabellera” para llegar a las 5 pm a su chamba; Salomón digería la nueva dieta de galletas y agua impuesta por su nuevo suegro; y Pilla le realizaba propuestas indecentes a Popotitos. Entretanto, yo logré llegar a la conclusión que no importa dónde y no importa cómo los amigos y el fútbol son la combinación de la vida.

Inefable presencia peruana en la final: Claudio Pizarro consolando a Anelka luego de su error en el penal decisivo. Al lado, un emocionado Ronaldo (Foto: Reuters)Comenzó el segundo tiempo y en pocos minutos transformamos el Directorio en un comedor de chifa de Paruro con pantalla gigante y aire acondicionado revulsivo para que a nadie después del partido le quede duda de que no hay mejor compañía para ver una final de Champions que cuatros kilos de arroz chaufa, chi jau kay, ti pa kay, tallarín saltado, wantán frito, chanchito al ajo y pollo al limón. Es más, me parece que cuando llegó el chifa (a los 10’ del primer tiempo), hasta los mismos jugadores del partido se dieron cuenta y bajaron las revoluciones porque les dio hambre o quizás porque ahora existe esa rara costumbre de “querer ir a penales”. En realidad esto último no fue del todo cierto dado que en el suplementario ambos equipos salieron a matarse. No lo lograron y llegó el momento de la verdad: el momento en que el Negrao tenía que decidir qué carajo decirle a su jefe cuando llegara a las 5 pm a su chamba. Llegó también el momento de la verdad para el resto del planeta: la definición desde los doce pasos. Que fue emotiva, dado que al parecer el Chelsea se la llevaba pero en un giro del destino se la terminó llevando los pupilos de Sir Alex.

Una vez más los penales lo decidieron todo, pero eso fue lo de menos. Lo más importante es que seis amigos vivimos una experiencia que así nomás no se vive, y que celebramos el onomástico de una gran amiga que representa uno de las características que toda mujer debería poseer: que le guste el fútbol. ¡Que viva Pilla!

Comentarios (1)add
...
escrito por mas rico q el chifa, la pizza , mayo 23, 2008
mejor que el puma anelka, pizarro! ironicamente pizarro debe haber tenido su revancha. De echo era un título más para su bagaje, pero el ahijado de mourinho puede estar feliz que el que fallara el penal decisivo era uno de los que le sentó
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy