Los hombres que repitieron historias felices y trágicas en Moscú.

Fotos: EFE, Reuters

Scholes y Ballack, dos que repitieron historias disímiles entre sí (Foto: EFE)Muchos habían olvidado el término francés déjà vu, que señala la sensación de haber experimentado previamente una situación nueva. El director inglés Tony Scott lo saca de las cenizas para realizar un emocionante thriller de ficción y acción con Denzel Washington como protagonista principal.

Hoy, otros ingleses, vestidos de rojo, volvieron a traer a la luz el término francés. El Manchester United volvió a conseguir el título de la Champions League como lo hizo en el ya lejano 1999, con aquella inolvidable voltereta sobre Bayern Munich en el epílogo del partido. Y muchos de los vencedores han vivido nuevamente la sensación de ser campeones de Europa.

Casi 10 años después, algunos de los futbolístas del Manchester vuelven a experimentar esa bendita experiencia. Uno de esos protagonistas es galés y se llama Ryan Giggs; hoy jugaba su partido número 759 con la casaquilla roja, con lo que batía el récord de Bobby Charlton. Como si fuera poco y para agregar sal y pimienta a este baile de experiencias parasensoriales, la suma de las cifras del 759 (número de partidos jugados por Giggs) da como resultado 21.. ¿Alguna coincidencia con el 21 de mayo?

Hargreaves en el abrazo del título con Van der Sar, algo que ambos habían repetido antes con camisetas diferentes (Foto: Reuters) Otro protagonista de Moscú fué el inacabable Paul Scholes, el talentoso centrocampista se había perdido en el ‘99 el partido final contra los bávaros. Hoy logró jugar y fue pieza importante para su escuadra. Dos nombres más que fueron transportados nueve años al pasado: Wes Brown y Gary Neville, ambos marcadores derechos. El primero no aparecía ni en las intenciones de Sir Alex Ferguson en el ’99, pero hoy y durante toda la campaña se encumbró como hombre importante del equipo. Historia opuesta la del viejo Neville, quien fue el infaltable en aquella gesta gloriosa de la década pasada; hoy, recién salido de una lesión, aplaudió desde fuera las acciones de Brown por el que fue su carril.

Pero no solo la paramnesia (nombre clínico del deja vu) vive en Manchester, sino que se esparce por Europa. Recuérdese que Edwin Van der Sar y Owen Hargreaves ya habían experimentado esta bella sensación: el arquero holandés con el Ajax en 1995 y el anglo-canadiense con el Bayern Munich en el 2001 subieron al podio de los ganadores.

Pero así como hay evocaciones agradables, también las hay oscuras y olvidables. Las de Michael Ballack remiten a ellas. En 2002, jugando por el Bayer Leverkusen en la final contra el Real Madrid, su tristeza dejó entrever las lágrimas de quien busco y no encontró. Hoy. al final de la tanda de penales y con la camiseta de otro color, dejó entrever las mismas lágrimas que quiso esconder seis años atrás.

Comentarios (4)add
...
escrito por MARCO CEREGHINO , mayo 23, 2008
MUY BIEN SR JOSE AUGUSTO GUIFFRA CEREGHINO, HE LEIDO CON DETENIMIENTO EL COMENTARIO QUE HACES , PERMITEME UNA PREGUNTA, O DOS : ERES HINCHA DE QUE EQUIPO EUROPEO Y COMO ESTA TU ALIANZA LIMA DE PERU, QUE DICHO SEA DE PASO ESTA DE CAPA CAIDA, LA ULTIMA VEZ PERDIO 5 A O.. DEBES SABER SEGURO. UN ABRAZO
...
escrito por Cayapunda , mayo 23, 2008
Cada dia me sorprendo mas con lo que leo, recontra entretenido, sigan asi felicidades
...
escrito por WILBER GUTIERREZ , junio 02, 2008
MUY INTERESANTE TU NOTA ENTRARE MAS SEGUIDO A VER SI TIENES MAS NOVEDADES
...
escrito por Ricardo Chavez Garrido , junio 02, 2009
Muy acertado tu comentario, tu criticas son precisas,

saludos

Richard de pueblo Libre

y que hasido de tu vida pini
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy