Didier Drogba, Michael Essien, Salomon Kalou y John Obi Mikel son los cuatro magos africanos que realizan sus sortilegios en las canchas y se han encargado de llevar a su club a la final de Champions League.

Fotos: dailymail.co.uk

 

Drogba llevó al Chelsea a volar hacia Moscú rumbo al que podría ser su primer título de Champions League (Foto: dailymail.co.uk)La temida brujería era condenada en el Reino Unido en los tiempos de la Edad Media. Los sospechosos de practicarla eran procesados en juicios sumarios y llevados a condena popular, y se les imputaban severos castigos. Esa magia negra condenada en la antigüedad inscribe en el siglo XX sus hechizos en las páginas verdes de un gramado de fútbol, dentro del cual el Chelsea FC se hace presente con cuatro magos venidos del Africa. Magos que, lejos de ser condenados por ejercerla, son elogiados cuando la cultivan.

El Chelsea descubrió el secreto del ocultismo algunos años atrás cuando se hacía de los servicios de talentos del África como Celestine Babayaro y Geremi Njitap. Hoy, sin lugar a dudas, el más nombrado de estos magos ha terminado siendo el marfilense Didier Drogba, quien desde hace cuatro temporadas es el máximo encantador del club londinense. El ‘Cuervo’ como es conocido, no solamente ha llevado de la mano al Chelsea a su primera final de la Liga de Campeones, sino que también fue artífice de la hazaña de su país en su primera clasificación mundialista (para Alemania 2006). Sus logros lo han llevado también a obtener también galardones como el balón de oro africano 2006 y también el del 2007, según denunció el propio jugador, pues fue adjudicado al final a Frederic Kanouté cuando Drogba decidió no presentarse a la ceremonia.

Essien es un auténtico patrón en el juego 'blue', y no se inmutó en Stamford Bridge ni ante Steven Gerrard (Foto: dailymail.co.uk)Pero así como el atacante brilla con luz propia, otro hechicero se hace presente en el Chelsea. Michael Essien lleva tres temporadas en el club y se ha caracterizado por imponer su juego y su personalidad en el medio sector azul, junto a otro jugador de origen africano aunque de nacionalidad francesa: Claude Makélélé. Essien es, además, dúctil: ante el Liverpool jugó como lateral y respondió como siempre.

Otro marfilense llegó al club un par de temporadas atrás: ese es Salomon Kalou, quién no ha sido tan laureado como sus compañeros y hermanos de color, pero se viene convirtiendo en pieza clave de recambio para los blues gracias a su velocidad y su despliegue físico.

Finalmente, uno de los más controvertidos magos es John Obi Mikel. El nigeriano, llegó a Londres precedido de fama: encantó a diversos clubes europeos con su fútbol en el mundial Sub-20, pero en Stamford Bridge se ha encontrado con diamantes de kilates como Lampard o Ballack, quienes han dejado en compás de espera a este buen jugador.

Este póker de ases negros, con sus embrujos y magia negra con la pelota en sus pies, han clavado al Chelsea en la historia y le han ortorgado el honor de su primera final de Champions League. ¿Harán el conjuro ganador el 21 de mayo en Moscú?

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy