De la mano de Benítez, el Liverpool FC recuperó linaje y revivió historias pasadas de gloria y campeonatos. En esta ocasión, tiene la oportunidad, una vez más, de luchar por un puesto en la final de la Champions League, y -como corresponde a un cuadro copero- ganarla nuevamente.

Fotos: EFE, espaciodeportes.com, dailymail.co.uk

A través de los 116 años que tiene, el club del puerto inglés ha logrado obtener cinco campeonatos de la Liga de Campeones. En la última final que disputó, perdió frente al AC Milan de Carlo Ancelotti, equipo que se cobró la revancha de 2004-2005, en la que Liverpool remontó un marcador de tres goles en contra para empatar en definición por penales,  y logró llevarse el título en ese año.
 

El excepcional momento de Fernando Torres es de las principales armas del Liverpool en pos de alzar la 'Orejona' (Foto: EFE)

¿POR QUÉ RAZONES PODRÍA CAMPEONAR EL LIVERPOOL?


√ Torres y Gerrard en excelente momento

El factor “capitán” es un viejo elemento, remozado para esta temporada. Cuando Steve Gerrard está entonado, es poco probable que el equipo no juegue bien. Debe estar en la terna de los mejores volantes de la actualidad: tiene presencia, liderazgo, marca, asistencias y gol. Para lamento de los otros equipos en contienda, juega para los Reds, y es el que manda dentro y fuera de la cancha.

El caso de Fernando Torres es extraño. Siendo referente del Atlético de Madrid, los hinchas, dirigentes y técnicos de turno le exigían que se cargara el equipo al hombro. Con un ‘Aleti’ desequilibrado en sus líneas, era más que complicado que lograra el cometido de llevar a los mejores lugares de la Liga Española al equipo colchonero. Sin embargo, en Anfield se siente como en casa, disfruta cada encuentro, y anota goles de manera constante. Tiene responsabilidades, pero no todo el peso de la presión. Para el mismo ‘Niño’ -‘The Kid’, para los ingleses-, él hoy está en su mejor momento futbolístico, y lo quiere coronar con la obtención de la ‘Orejona’. Entre ambos jugadores en  la Liga de Campeones, llevan anotados en total 11 goles.
 

√ Benítez plantea y descifra

El director técnico más ganador del Valencia FC recaló en el puerto de Liverpool en el año 2004. Cuando se fue entre lágrimas del cuadro ‘ché’, nunca imaginó obtener los éxitos conseguidos en poco tiempo en Inglaterra (FA Cup, Liga de Campeones). Al ya no ser solo director técnico, sino también manager, debe monitorear todo lo referente al primer equipo y a las divisiones inferiores. 
¿Volverá a pesar la sapiencia de Benítez para alzar la copa en Moscú? (Foto: espaciodeportes.com)

El ‘Rafa’ plantea los partidos según el rival. Coloca jugadores que considera idóneos según los jugadores del equipo contrario; ni se inmuta si dentro de su estrategia está mantener el cero, ni le tiembla la mano para tomar decisiones que puedan parecer extrañas para los exigentes ojos de los hinchas de los ‘Reds’.  Si los partidos se complican, tiene la frialdad para el análisis adecuado, a la luz de los resultados -tras un dubitativo inicio en esta competencia, por cierto-.


√ Mística y banca

Liverpool puede cambiar de nombres, pero no de mística.  El jugador que entra, sabe qué es lo que tiene que hacer. De la mano de su capitán, y de la hinchada, el equipo se carga de ínfulas para enfrentar los partidos. Y para competencias europeas, el equipo se motiva más aún. Sabe que en estas instancias, la historia pesa, y el Liverpool lleva cinco trofeos a cuestas que le dan mayor empuje. Puede jugar Xabi Alonso o Mascherano; puede jugar Kuyt , Babel o Benayoun; pero la prestancia está intacta. El ojo para las contrataciones por parte del equipo comandado por Benítez no basa criterios en nacionalidades, sino tan solo en trayectorias, presente y que se adapten al (los) esquema(s) previstos por el ‘Míster’. 

 
¿POR QUÉ RAZONES PODRÍA NO CAMPEONAR EL LIVERPOOL?


x No es agresivo

El planteamiento del equipo es frío y calculador. No pinta a la fantasía, ni invita a los ojos del fútbol show que pueden generar el Manchester, el Barcelona o hasta su último rival dejado en el camino, el Arsenal de Wenger. Esa tendencia a ser más bien el analítico, a esperar y ser contundente, puede ser manejada por sus rivales si es que madrugan al equipo de Benítez y lo golpean fuerte y doble. Cuando Gerrard no está en un buen día, el rendimiento del equipo cariacontece (Foto: dailymail.co.uk)Es como aquellos boxeadores a los que les gusta medir al rival; si se enfrentaban con un boxeador del estilo de Tyson, esa táctica se iba por la borda, porque Tyson no sabía de paciencia y solo golpeaba, fuerte y rápido, con la consecuencia del K.O. al contrincante.

 
x Obsesión

Al no aspirar esta temporada a luchar por el título de la Premier League -donde anda a 14 puntos del puntero- y menos al de la FA Cup, todas las fichas de los hinchas del Liverpool están enfocadas en la Champions. El mote de equipo copero puede ser un búmeran para los reds. La urgencia puede jugar en contra y esa necesidad de lograr algo esta temporada puede terminar constituyendo una olla a presión que es capaz de explotar en su cara al final de la temporada.

 
x Gerrard-dependencia

El capitán trasciende, pero también logra absorber gran parte del juego del equipo. Para bien o para mal, ha generado dependencia, ya no sólo referencia. Si un equipo rival le hiciera marca personal o en postas a Steven Gerrard, el juego del Liverpool decaería, y obligaría a que alguno de los puntas tuviera que bajar y así perder algo de fuerza en el bloque ofensivo.  

Comentarios (1)add
...
escrito por Cayapunda , abril 20, 2008
Cualquier cosa puede suceder...es un imprevisible
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy