Sueños y reminiscencias televisivas del personaje que respira fútbol a cuento de la jornada del miércoles en la Champions League.

Foto: gazzetta.it

Casi contra todo pronóstico, la Roma hizo las veces de equipo de Bud Spencer y sacó adelante el partido en el Bernabéu (Foto: gazzetta.it)Ayer por la noche, después de un largo día, me quedé dormido profundamente solo para despertar en un escenario que no apreciaba hace aproximadamente 15 años: la cancha de tierra del pueblo de Don Camilo.

Para los que no lo saben, Don Camilo era el párroco de su pueblo y tenía una irreconciliable rivalidad con el alcalde del pueblo, Don Peppone. Y esta rivalidad se consumaba en una cancha de fútbol. Los Ángeles de Don Camilo vs los Diablos de Don Peppone. Camisetas blancas vs camisetas rojas. El Cielo vs el Averno. Terence Hill vs Bud Spencer. Y yo, esta vez no lo miraba a través de la pantalla de Frecuencia Latina, sino sentado en la tribuna con una empanada de queso y una limonada helada.

El partido iba 0-0 hasta bien avanzada la segunda mitad cuando algo raro empezó a ocurrir. El sol de villa italiana se transformó en una noche estrellada, las tribunas de madera enclenque se volvieron butacas blancas y de pronto ya no solo la mitad de la gente vestía de blanco (y la otra de rojo), sino que ahora el 95% del estadio era de camisetas blancas. Todo el escenario cambió, menos una cosa: un equipo seguía vistiendo de blanco mientras que ahora los de rojo vestían de negro.

Fue en ese momento que logré entenderlo: el sueño que estuve esperando tantos años (ver a Terence Hill y Bud Spencer en vivo jugando fútbol) morfó en un sueño aún mejor. Estaba a punto de apreciar en vivo y en directo la eliminación del Real Madrid del campeonato que más veces fue ganado por ellos. Y, lo mejor de todo, por cuarta vez consecutiva antes de jugar en cuartos de final. Francesco Totti jamás podrá igualar a Bud Spencer (aunque apuesto que el gran Bud tiene la capacidad de cubrirla tan bien cómo el Emperador de Roma), y menos Raúl a Terence Hill. Pero que el sueño terminó mejor de lo que pensé, definitivamente que lo hizo.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy