Turquía está de fiesta con el histórico pase del Fenerbahce a los cuartos de final de Champions tras vencer en la tanda de penales al Sevilla español. En el tiempo regular, el marcador fue de 3-2 para los de casa, lo que empataba el global ya que en Estambul el partido favoreció a los turcos por el mismo marcador. 

Foto: fenerbahce.org 

Kezman y compañía hicieron historia en la noche sevillana (Foto: fenerbahce.org)Quizás Volkan Demirel, portero del Fenerbahce, aún no haya entrado realmente en razón de lo que sus guantes acaban de conseguir. Mi amigo turco Erim, lunático seguidor de la oncena turca, vive aquí en Michigan, a unas cuadras de mi casa y muy probablemente todavía no entienda la magnitud de la hazaña, aunque esté aún extasiado frente al televisor envuelto en sedas negriamarillas.

El Sánchez Pizjuán presenció el histórico pase a cuartos de final del Fenerbahce. Nunca una escuadra turca consiguió lo que hoy lograron Álex, Lugano, Kezman, Deivid y compañía. En un partido intenso hasta el final, los dirigidos por Zico se recuperaron sobre el final y consiguieron empatar el global a cinco goles por lado y forzar la prórroga.

En el tiempo regular, Kanouté, Keita y Dani Alves habían adelantado al cuadro andaluz, pero el brasileño Deivid, para muchos un inédito del país de la samba, demostró una vez más ser un delantero de raza y se anotó con dos goles para sentenciar un marcador calcado al de la ida. En el tiempo suplementario no se hicieron daño aunque el partido nunca dejó de tener una altísima dosis de intensidad. Y en la ruleta de los penales, Volkan se disfrazó de Goycochea y le detuvo los remates a Escudé, al italiano Maresca, y a Dani Alves. Esta noche Sevilla no tuvo un color especial; tuvo dos, el amarillo y el negro del Fenerbahce turco.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy