Foto: conexiontotal.mxVeinticuatro años después, la final de 1990 se reeditó con muchas semejanzas. ¿De qué equipos eran los alemanes y los argentinos de entonces, y de qué equipos son los de ahora?


Un gol en las postrimerías, una jugada polémica, Alemania de blanco, Argentina de azul: no fue idéntico, pero cómo se le pareció. La final de 1990 tuvo su versión 2.0. (mejorada también en cuanto a fútbol) en esta de Brasil 2014. Pero, detrás de los veinte y pico de protagonistas, hay historias y trayectorias. ¿De qué equipos eran los alemanes y argentinos de entonces, y de qué equipos los de ahora?

En la final del 90, solo tres jugadores del Bayern disputaron la final, entre ellos Jürgen Kohler (Foto: Imago)En Alemania, no es difícil prever el dominio vigente de Bayern Munich: siete de los catorce (50%) jugadores que pisaron el Maracaná son de sus filas: Manuel Neuer, Phillip Lahm, Jerome Boateng, Bastian Schweinsteiger, Thomas Müller, Toni Kross y Mario Götze. Solo cuatro (menos de un tercio) pertenecen a ligas extranjeras: Miroslav Klose (Lazio), Mesut Özil (Arsenal), Pier Mertesacker (Arsenal) y André Schürrle (Chelsea). Los otros tres quedaron distribuidos en tres clubes de la Bundesliga: Mats Hummels (Borussia Dortmund), Benedikt Höwedes (Schalke 04) y Christoph Kramer (Borussia Mönchengladbach).

En 1990, tal dominio no era tan claro: Bayern apenas tuvo a tres de los finalistas (Jürgen Kohler, Klaus Augenthaler y Stefan Reuter, igualado con el FC Köln, que tuvo a Bodo Illgner, Thomas Hässler y Pierre Littbarski. De los doce alemanes que jugaron aquella final, cinco (¡casi la mitad!) lo hacían en el extranjero; más precisamente en el fútbol italiano: Andreas Brehme (autor del gol), Lothas Matthäus y Jürgen Klinsmann jugaban en Inter de Milán y Rudi Völler y Thomas Berthold en la Roma. El restante fue Guido Buchwald, quien militaba en el Stuttgart.

Pedro Monzón, recordado por la roja en la final de Italia 90 y su paso posterior por Alianza, era gran figura de Independiente (Foto: independientecrece.blogspot.com)En la Argentina de 2014, solo uno de los catorce finalistas juega en su liga local: el ingresante Fernando Gago, de Boca Juniors. Manchester City domina la legión argentina, con Pablo Zabaleta, Martín Demichelis y Sergio Agüero. Tres pertenecen al fútbol italiano: Lucas Biglia (Lazio), Gonzalo Higuaín (Nápoli) y Rodrigo Palacio (Inter de Milán). Otros tres a la liga de Portugal: Marcos Rojo (Sporting de Lisboa), Enzo Pérez (Benfica) y Ezequiel Garay (Benfica). De Francia, dos: Sergio Romero (Mónaco) y Ezequiel Lavezzi (PSG). Barcelona aporta a dos fundamentales, como Javier Mascherano y Lionel Messi.

En 1990, la internacionalización de Argentina no era tan amplia. Tres de los trece finalistas militaban aún en su liga: José Luis Serrizuela (River Plate), Juan Simón (Boca Juniors) y Pedro Monzón (Independiente). Uno estaba en otra liga sudamericana: el arquero Sergio Goycochea (Millonarios). La Serie A tenía el dominio del once de Bilardo: con Diego Armando Maradona (Nápoli) a la cabeza, lo seguían Roberto Sensini (Udinese), Pedro Troglio (Lazio), Néstor Lorenzo (Bari) y Gustavo Dezotti (Cremonese). Dos estaban en el fútbol francés: Jorge Luis Burruchaga (Nantes) y Gabriel Calderón (PSG). José Horacio Basualdo jugaba en Stuttgart y Oscar Ruggeri en Real Madrid.

¿Sabías que…?

De los 25 jugadores que jugaron la final de 1990, trece llegaron a disputar el mundial de EEUU 1994: ocho alemanes (Bodo Illgner, Andreas Brehme, Jürgen Kohler, Guido Buchwald, Thomas Hässler, Lothar Matthäus, Rudi Völler y Jürgen Klinsmann) y cinco argentinos (Diego Armando Maradona, Oscar Ruggeri, José Basualdo, Roberto Sensini, Sergio Goycochea).

Fotos: conexiontotal.mx, Imago, independientecrece.blogspot.com
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy