Recorte: revista OvaciónEn 1984, Sport Boys logró su último campeonato nacional. En esa misma temporada, los rosados obtuvieron un histórica goleada sobre Sporting Cristal en condición de visitante. Acá, gracias al 41% de votos a su favor, reviva lo más destacado de aquel cotejo.

 

Quien te viera y quien te ve. Mientras Boys agoniza en el presente torneo, en el cual no logra salir de los últimos lugares de la tabla -tras el empate 0-0 ante Alianza Atlético se sitúa en el penúltimo puesto con apenas 16 puntos- hace 27 años, los rosados cumplían una destacada campaña en el inolvidable 1984. Justamente, en el año de su último campeonato nacional, uno de los encuentros más recordados por los hinchas porteños fue la goleada que le propinaron a Sporting Cristal en el mismísimo San Martín. A continuación, reviva aquel cotejo que terminó con victoria rosada de la mano del ‘Pato’ Juan Carlos Cabanillas.

Ventajas decisivas

El domingo 29 de abril de 1984, por la novena fecha del Metropolitano, Sporting Cristal y Sport Boys se veían las caras en el San Martín. El cuadro celeste dirigido en ese entonces por José Chiarella llegaba al encuentro ante los porteños disminuído anímicamente, y es que los cerveceros habían perdido su invicto de siete partidos luego de caer ante Universitario. Aquella tarde, los rimenses alinearon con Humberto Valdettaro bajo los tres palos; Alan Incháustegui, Carlos Ríos, Orlando Mendoza y Felipe Uculmana en la primera línea, Alfredo Quesada, Luis Reyna, Emilio Murakami y Pedro Ruiz en la volante; y César Loyola junto a Jorge Hirano en la delantera. Como quedó graficado, el equipo se encontraba diezmado al presentar una serie de bajas, entre las que se encontraban Juan Caballero y Alberto Mora, ambos suspendidos, y Julio Aliaga, quien se encontraba lesionado. Es así que, con un equipo de “emergencia”, Cristal apostó todas sus fichas a lo que podían ofrecer en ataque la dupla compuesta por Loyola y el huaralino Hirano.

Por su parte, Boys, dirigido por el mítico Marcos Calderón, llegó al San Martín con su mejor equipo: Darío Herrera en el pórtico; Félix Puntriano, Pedro Requena, Miguel Mendoza y César Espino en defensa; César Peralta, David Zuloaga, Juan Carlos Cabanillas y José Vásquez en el medio sector, mientras que Héctor La Torre y Víctor Hurtado piloteaban la ofensiva. Los porteños, pues, eran liderados por el ‘Pato’ Cabanillas, y poseían un medio campo bastante interesante, en el que César Peralta y David Zuluaga aparecían como jugadores a tener en consideración.

Lluvia de misiles

Dicho y hecho, tras el pitazo inicial del juez José Ramírez Calle, Cabanillas, Peralta y Zuluaga rápidamente tuvieron contacto con el balón, y el dominio del partido fue para los visitantes. El buen toque del balón de los porteños encontró resultados cuando un remate rasante de José 'Camote' Vásquez venció la resistencia del guardameta rimense Humberto Valdettaro decretando el 0-1 a los 22 minutos. Tras el primer tanto del encuentro, Cristal reaccionó y la dupla Hirano - Loyola llegó con peligrosidad a la portería del 'Chacal' Herrera. No obstante, el guardameta del Boys respondió correctamente y su equipo terminó yéndose al descanso con la mínima ventaja.

Para la etapa complementaria, Boys continuó con la misma línea que había mostrado en la etapa inicial, y rápidamente encontró el segundo tanto por intermedio de Zuluaga, cuando se jugaban los 50'. El volante rosado aprovechó un mal despeje de la defensa cervecera tras un tiro de esquina, y con un fuerte remate decretó el 0-2. A pesar del descuento de Hirano, a los 61', los celestes no pudieron soportar el buen juego del equipo dirigido por Marcos Calderón, y terminaron recibiendo una de las peores goleadas jugando en su feudo de aquel entonces, el estadio San Martín. Los porteños lograron recuperarse del gol celeste, y de la mano del ‘Pato’ Cabanillas lograron aumentar el marcador en dos oportunidades más. El volante chalaco pondría el tercero a los 75' luego de aprovechar una pelotera en el área rival y, finalmente, a los 79',  bajó el telón tras culminar una excelente acción colectiva en el que habían participado La Torre, Peralta y Zuluaga.

Tras el pitazo final, aquel 1-4 sería un resultado que avivó las esperanzas de los hinchas porteños para lograr grandes cosas en aquel campeonato. Y vaya que se terminaría cumpliendo. Los rosados cumplieron una buena campaña que se reflejó en la obtención del campeonato; un título que terminó siendo el último conseguido por el equipo del Callao y que por estos tiempos difícilmente parecen siquiera alucinarse en el primer puerto del país.

Recorte: revista Ovación

Comentarios (1)add
...
escrito por Gustavo , agosto 06, 2011
¿No hay video o mas fotos del partido? Bueno, la nota esta excelente
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy