Recorte: revista OvaciónCon un 34% de votos, los lectores de DeChalaca.com prefieren recordar aquel lejano duelo en el que los rojinegros, con gran actuación de Fernando Bastida, vencieron a los rosados en Lima y se asomaban a la liguilla por el título.

 

Dicen que todo tiempo pasado fue mejor. Corría 1973, año en el que el fútbol peruano respiraba épocas de alta competencia tras el despegue iniciado con la clasificación al mundial de México y que se prolongaba con la participación de Universitario en la final de la Libertadores de 1972. Así, la grata performance que mostraban los equipos peruanos a nivel internacional impulsó a que los demás equipos de nuestro torneo pelearan palmo a palmo por el título nacional y por los dos cupos que otorgaba jugar el certamen continental de clubes. De hecho, entre los protagonistas estuvo el Melgar, un elenco provinciano que quedó en el tercer puesto culminado las 34 jornadas con 43 unidades, exhibiendo un juego práctico y dominador, quedando a un estrecho margen de dos puntos debajo del líder Cristal. Sin embargo, el cuadro arequipeño no pudo sostener el ritmo y cayó en la liguilla final ante los cuadros de Lima, siendo finalmente Defensor Lima el campeón. No obstante, la actuación melgariana fue digna para el aplauso, pues se dio el lujo de derrotar a rivales de peso como la 'U' y Boys en la propia capital peruana.

Un rocoto lleno de eficacia

Gómez Franco supera al portero Miguelucci y abre el marcador en el Nacional. Melgar empezaba a gestar un gran triunfo (Recorte: revista Ovación)Melgar llegaba a Lima con el cartel de revelación tras haberle infligido la primera derrota en la temporada a Universitario de Deportes, y además porque lucía un fútbol en el que lo colectivo primaba sobre lo individual, jugando de igual a igual en cualquier campo, borrando así anteriores campañas en las que se hacía agresivo en Arequipa pero era timorato cuando jugaba en estadios limeños. En efecto, el escenario escogido era el de la calle José Díaz, marco perfecto para que el cuadro dominó demostrara de qué estaba hecho, aunada a que la chance de asestar otro golpe era ideal, pues la oncena del puerto navegaba en la irregularidad; por ende, con más de diez mil concurrentes que se dieron citan al Nacional, que se quedaron a observar el match tras el preliminar jugado entre Cristal y Juan Aurich, characatos y rosados daban rienda suelta a su entrega en la disputa por el balón cuando el juez Edison Pérez -de loable labor- dio por comenzado el cotejo.

Efecto dominó

El conjunto melgariano entró al gramado del Nacional sin mucho aspaviento, con Carty bajo los tres palos; Pacheco, Aliaga, Salguero y Reyna comprendían la zona defensiva; dos volantes en el medio que fueron Ponce Arroé y el bisoño Romero, mientras que el ataque lo piloteaban Sánchez, Bastida, Gómez y Solís. Un 4-2-4, poco ortodoxo e impensable en la actualidad, que funcionó como un reloj suizo gracias al sacrificio de cada hombre, mérito directo del trabajo del profesor Mario Gonzáles. En contraste, los chalacos tuvieron una formación similar con Miguelucci en el pórtico, Campaña, Quijandría, Peña y Mexzo en la zaga, Rojas y Valdivia como anclas y arriba el cuarteto Ávalos, Ramírez, Messiano y Lavalle.

Todo un huracán

Tras el contragolpe mortífero iniciado por Sánchez, el balón le quedó serivo a Fernando Bastida, quien se aprestó a ejecutar su remate ante un Miguelucci casi vencido (Recorte: revista Ovación)No pasaron siquiera cinco minutos para que el vendaval rojinegro abriera el marcador. Los dirigidos por Gonzáles salieron ofensivos y a los cuatro de la primera fracción un frentazo de Gómez Franco batió a un Miguelucci que salió a cazar mariposas, por lo que solo tuvo que recoger resignado el esférico de su arco. La receta fue sencilla: proyección del lateral Pacheco que mandó un centro preciso a la testa del atacante. Nadie entraba en calor aún, y el baldazo de agua fría remeció a los porteños que no esperaban ir perdiendo tan madrugadoramente. Sin embargo, como un gol siempre trae abajo lo realizado durante la semana, Boys no pudo contener a un Melgar que se paró mejor tras el tanto, y que a partir de ese momento desplegó un juego avasallante a través de la habilidad de Ponce Arroé, quien conducía los hilos de ataque, y la movilidad y soltura con la que se mostraba el pequeño Romero, un descarado para jugar. Por el lado rosado, Messiano andaba apático en la función de enlace y Valdivia dejaba la sensación de no encontrarse 100% físicamente; además, no repararon en cuidarse atrás, porque Mexzo subía constantemente dejando su franja abierta para la contra visitante, algo que aprovechó Sánchez a los 12’: una trepada que ganó sobre la banda derecha con rapidez superando a Peña -el más bajo de la zona posterior chalaca- para luego dejarla servida a Fernando Bastida, quien solo tuvo que añadirla para aumentar la cuenta. Doce minutos bastaron para que lo demostrado en el verde se reflejara en el resultado, pero Melgar perdonó en otras dos ocasiones, desperdiciando la chance de sellar la goleada para no tener que aguantar la reacción chalaca en el segundo tiempo.

Bastida ya vulneró el pórtico rosado y se aprestó a celebrar su conquista. Fue el 0-2 de Melgar, que empezaba a marcar la pauta en el Descentralizado y se acercaba a la liguilla por el título (Recorte: revista Ovación)Con el 0-2, ya en la etapa final Melgar se mostró más cauto -quizá por el factor cansancio- y concedió al Boys, acaso por una cuestión de amor propio y valentía del local, la posesión del balón, en el que la ‘Misilera’ salió con otra cara, luchando hasta el final y muriendo en el intento de descontar para irse con un marcador decoroso. Empero, la empresa tampoco resultó sencilla para la visita, porque el haberle cedido terreno a Boys fue todo un riesgo, teniendo que soportar los embates de un equipo dispuesto a no darse por vencido. Si el 2-1 caía de maduro, de hecho otra historia se hubiera escrito, pero el fútbol que no entiende de lógicas decidió darle un penal a Melgar tras una mano dentro del área que Quijandría hizo para desviar un gol inminente, que se generó mediante un buen contraataque. Sin embargo, la pena máxima ejecutada por Ponce Arroé fue evitada por Miguelucci y el partido cobró más atractivo. Cuando se esperaba que la reacción rosada se manifestara por la motivación de un penal atajado, la zaga arequipeña se afirmó duramente y le cerró los espacios a un Boys que cayó en el desorden, apelando más al corazón que en base al buen fútbol. Al final, la suerte estaba echada y los arequipeños se dieron el gusto de vencer a otro grande limeño, liberando su algarabía y repartiendo los festejos que no se detuvieron hasta su retorno a la Ciudad Blanca.

Recortes: revista Ovación

Comentarios (10)add
...
escrito por EL TOLERANTE , noviembre 20, 2011
tiempos de oro para el futbol peruano
...
escrito por javier L , noviembre 20, 2011
Quien es Francisco Bastidas?
Sera el primo de Fernando Bastida,argentino-boliviano,jugadorazo del Melgar de los 70;s?

Mas cuidado dechalaca en cualquier momento puede aparecer que Hector Sotil jugo en el Muni y en el Barza,o que Ricardo Challes fue simbolo de la "U"

Saludos y agradecimientos por su pagina

Javier L
...
escrito por Ratón de Hemeroteca , noviembre 20, 2011
Gracias Javier L., ya corregí el error. Saludos.
...
escrito por Jair , noviembre 20, 2011
Muy buenos recuerdos, gracias amigos de dechalaca por estos articulos llenos de historia
...
escrito por Vampiro , noviembre 20, 2011
por supuesto que esa liguilla se jugó en la "cancha neutral" del estadio nacional...
...
escrito por Juan Carlos Castillo , noviembre 20, 2011
Los amigos de DeChalaca habrán tenido mucho trabajo en rebuscar un triunfo recordable de Melgar, ya que históricamente (y actualmente por supuesto) los rosados llevan muchísima ventaja de triunfos sobre los rojinegros, y no sólo los del Boys, cualquier equipo de Lima le ha ganado fácil a Melgar siempre, (hasta los desaparecidos San Agustín, Ciclista Lima y Guardia Republicana, ni qué decir del 'Muni' y Unión Huaral). Revisen la historia.
...
escrito por Zico , noviembre 20, 2011
Épocas que valen recordar.
...
escrito por sebastian , noviembre 22, 2011
EN LA COPA LIBERTADORES DEL 82, ANTE LOS EQUIPOS PARAGUAYOS NOS REPRESENTARON MELGAR COMO CAMPEON Y MUNICIPAL COMO SUBCAMPEÓN...EN ESA OCASIÓN MELGAR TUVO QUE COMBATIR SOLO EN REPRESENTACIÓN DEL PERÚ, PUES MUNICIPAL HIZO CERO PUNTOS Y MELGAR LUCHÓ HASTA EL ÚLTIMO PARTIDO ANTE OLIMPIA EN PARAGUAY SU CLASIFICACIÓN QUEDANDO SEGUNDO , CABE SEÑALAR QUE EN ESA EPOCA SOLO CLASIFICABA EL CAMPEON DE GRUPO Y NO COMO AHORA QUE PRACTICAMENTE DE CUATRO CLASIFICAN TRES,,JEJEEJ CAUSA GRACIA EH.
...
escrito por hugo , noviembre 22, 2011
Oye amigo Castillo tu pareces que estas mal informado revisa en tu historial y luego comenta sobre los resultados Boys vs Melgar. Aqui no se ha rebuscado nada y después analiza. Mas bien los equipos desparecidos que tu mencionas le han ganado mas veces al Boys.
...
escrito por Zico , noviembre 22, 2011
No hugo, esta demas, sabemos que ese tal castillo le tiene una envidia a Melgar y a nosotros los arequipeños, escribe con el higado, haz como yo no leo sus comentarios, esta demas, no tiene nada objetivo.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy