Germán Pinillos rechaza el esférico sobre la atenta mirada de Ávila, el 'Pato' Cabanillas y José Soto (Recorte: diario El Bocón)La primera edición de Tu Caleta, sección exclusiva para que el lector, entre cinco opciones, pueda escoger un partido que quisiera recordar, y que en esta ocasión optó por escoger al choque más importante de la fecha 2 del Descentralizado (Sport Boys vs. Sporting Cristal), arrojó como ganador con un 38% de votos al duelo protagonizado en 1995, en el recordado enfrentamiento en el que se empleó por última vez al mítico Telmo Carbajo en un cotejo de Primera División.

En el amplio historial de enfrentamientos entre rimenses y chalacos, pues, destaca un encuentro que desató la algarabía de los primeros. En medio de un clima adverso, un domingo 8 de Octubre de 1995, por la fecha 29 del Descentralizado, Cristal se impondría en condición de visita al Sport Boys, en un cotejo que terminó en medio de una cruenta pelea entre los hinchas porteños y la policía.

¿Por qué en el Telmo Carbajo?

Preciso instante en que Julinho bate la portería de Julio Colina. Antes, José Soto, de tiro libre, había inaugurado la cuenta en el Telmo Carbajo (Recorte: diario El Bocón)En el tramo final del Descentralizado de 1995, Sporting Cristal se encaminaba derecho al título en base a un arrollador fútbol. Con un plantel que tenía la base del campeonato de 1994 y con las incorporaciones de Martín Hidalgo, Marcelo Asteggiano y José Soto, los celestes, quienes eran dirigidos por Juan Carlos Oblitas, venían de obtener tres triunfos consecutivos (6-0 ante Cienciano, 3-1 ante Municipal y 1-3 ante San Agustín), y su próximo encuentro debía ser ante un irregular Sport Boys que buscaba llegar por todos los medios al octagonal final, en medio de una encarnizada lucha con Municipal y San Agustín. Justamente ante esta necesidad, los rosados no tuvieron mejor idea que llevar al puntero del campeonato al temido Telmo Carbajo. A pesar de las caóticas condiciones del recinto porteño, la dirigencia chalaca logró la aprobación del estadio.

Tras la aprobación del escenario que albergaría el tope más esperado de la fecha, las objeciones del equipo del Rímac no se hicieron esperar, llegando al punto de amenazar con no jugar dicho encuentro. Ante esto, el técnico porteño César ‘Chalaca’ Gonzales en una picardía pidió que por favor se respetara la condición de local de su equipo ya que el pueblo chalaco quería ver al mejor equipo del medio. Dicho sea de paso, nadie supuso que el mencionado duelo entre cerveceros y rosados sería el último partido de Primera División que albergaría el vetusto recinto porteño. 

La pelota no se mancha

El brasileño Marco Roberto se une a los festejos con el 'Chorri' Palacios. El brasileño fue el gestor del segundo tanto rimense (Recorte: diario El Bocón)A pesar de todos los entredichos entre la semana, los jugadores de Cristal hicieron que el fútbol saliera a flote en el Callao. Los celestes salieron desde el primer minuto a proponer un fútbol agresivo, y ello se reflejó en el asfixiante pressing que realizaron Julinho y Bica a lo largo del frente de ataque. Boys no pudo salir de su asombro ante el carácter mostrado por los dirigidos por Juan Carlos Oblitas que, lejos de amilanarse, demostraron que estaban dispuestos a todo  para conseguir la victoria; es más, hasta los cerveceros parecían locales debido al dominio ejercido. Así, a los 6', un cabezazo de Pinillos casi vence la resistencia de Julio Colina. Los hombres del bloque defensivo chalaco tuvieron que exigirse al máximo para intentar soportar los innumerables ataques de Rivera y Julinho por las bandas, la penetración del ‘Chorri’ Palacios por el centro, y el coraje de Bica en el área porteña. 

El ataque de Boys fue intermitente durante los noventa minutos debido a que el uruguayo Juan Manuel Mouro, quien luego jugaría por Deportivo Pesquero y José Gálvez, carecía de apoyo en territorio rimense. Sumando a esto, la figura del paraguayo Pedro Garay se agigantaba no sólo por la recuperación del esférico, sino por su correcta distribución. El paraguayo fue el encargado de ser el nexo entre la defensa y al ataque celeste, creando una perfecta armonía que dio sus frutos a los 20': José Soto, de un potente tiro libre desde unos 40 metros, remeció las redes del pórtico chalaco con un zapatazo que hizo inútil todo intento de Colina por desviar el balón. Gol de Cristal, y la fiesta empezaba a desatarse. El estupor de los dirigidos por ‘Chalaca’ Gonzales fue evidente: los celestes demostraban que eran un equipo de otro lote en actitud y en fútbol. Los rosados no tenían claridad en sus ataques, y pese a los ingresos de ‘Balán’ Gonzales y de Ricardo Cano, no lograron inquietar a Marrou, salvo en un tiro de esquina donde el guardameta rimense contempló cómo su compañero, el aun joven Nolbero Solano, sacaba un balón de la línea. De ahí en más, los intentos porteños se perdieron en medio de la vehemencia de sus jugadores y en el férreo bloque defensivo celeste compuesto por Jorge Soto, José Soto, Orlando Prado, 'Ñol' Solano y Pedro Garay.

No obstante, a los 78', un contragolpe celeste iniciado por Marco Roberto, quien había ingresado a su compatriota Bica, encontró mal parada a la defensa rosada. Con un excelente amague y un magistral pase, el brasileño habilitó a Julinho, que con su habitual categoría venció la resistencia de Colina. Todo el empuje que Boys había demostrado en la etapa complementaria había culminado tras el gol del habilidoso jugador de Cristal. El resultado estaba sentenciado a pesar de que minutos más tarde el árbitro Fernando Chappell expulsara a Marrou tras sentirse ofendido por unas palabras del guardameta celeste.

Tierra de nadie

Tras el término del partido, una serie de actos vandálicos se suscitaron en los exteriores del Telmo Carbajo. Por ello, Cristal tuvo que salir resguardado del estadio (Recorte: diario El Bocón)Tras el pitazo final, los integrantes del conjunto cervecero tuvieron que salvaguardar su integridad debido a la hostilidad de los hinchas rosados, quienes enardecidos por la derrota iniciaron una ola de violencia incontrolable para los efectivos policiales que se hicieron presentes en el recinto deportivo.  El aire del Telmo Carbajo se tornó insoportable y atrapó en un llanto involuntario a todos los presentes, debido a la densa humareda producto de las bombas lacrimógenas que se utilizaron para tratar de controlar la barbarie que se vivía en las tribunas y en las inmediaciones del coloso porteño.

Pese a ello, en medio de este clima de terror, los jugadores de Cristal todavía celebraban el triunfo en medio de las preguntas de desesperados periodistas que pugnaban por una declaración. Por su parte, en tienda rosada la desazón de ‘Chalaca’ Gonzales era evidente: su equipo que había pregonado actitud y hombría en la previa, había caído sin atenuantes ante el puntero del campeonato. La derrota en el Telmo Carbajo, pues, truncó los sueños de Boys por acceder el Octagonal Final, mientras que ratificó el favoritismo de Cristal para alzarse con el campeonato. Los rimenses salieron fortalecidos de la plaza más difícil del certamen.

Como se puede apreciar en el artículo, en una nublada tarde de octubre, Cristal pudo tocar el cielo a pesar de encontrarse en el mismísimo infierno. Más allá de que el triunfo no resultara la definición de un campeonato, los cerveceros demostraron ser un equipo con carácter y que pudo salir al frente de situaciones adversas. Los rimenses, pues, llevan en su historia jornadas épicas como la retratada en el presente artículo, donde el coraje aflora y hace inevitable que se tenga que aplaudir lo demostrado por un conjunto de jugadores que llevó tatuado la insignia de su equipo en el pecho.

Recortes: diario El Bocón

Comentarios (1)add
...
escrito por Kaiser , febrero 19, 2011
Recuerdo mucho el campeonato del 95, fue un año especial por el sensible fallecimiento de Ricardo Bentín Grande, el campeonato llevaba su nombre y Sporting Cristal tenia a cualquier medio que obtener ese título. De Pepe Soto en Cristal recuerdo ese golazo que le hizo al Boys y la imagen imborrable en la vuelta olimpica llorando abrazado a su hermano Jorge, fue la primera vez que Pepe salia campeon. Grandes recuerdos, Fuerza Cristal!
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy